domingo, 26 octubre 2014

Está pasando

Un grupo armado secuestra personal en una planta de Sonatrach, BP y Statoil

Cepsa evacua a su personal en Argelia ante la amenaza terrorista

  • Cepsa evacuó ayer a su personal extranjero en las plantas en las que opera en Argelia tras el secuestro de empleados no argelinos en un campo de gas operado por Sonatrach, BP y Statoil atacado por un grupo terrorista ligado a Al Qaeda .
Temas relacionados:

El grupo Cepsa ha evacuado a su personal extranjero en los campos de gas argelinos en los que está presente como medida preventiva ante el ataque de un grupo terrorista de una planta de gas situada al sur del país operada por la argelina Sonatrach, la británica BP y la noruega Statoil. Fuentes de la empresa explicaron a este diario que el traslado de personal a una zona céntrica del país se realiza siguiendo "el protocolo de seguridad de la compañía".

Cepsa desarrolla en Argelia actividades de exploración y producción de crudo y gas natural, con dos yacimientos (RKF y Ouhoud). Desde 2002 también participa en bloques de exploración de gas natural en la cuenca de Timimoun y en 2011 se adjudicó el bloque de exploración de hidrocarburos Rhourde Rouni. El grupo español Repsol, con presencia en cuatro áreas de Argelia, informó de que siguen las noticias de cerca y que de momento no habían llevado a cabo evacuaciones.

La desestabilización en operaciones en campos de gas argelinos se dejaría notar en España. Argelia suministró en 2012 el 45% de las importaciones españolas de gas y casi el 3% de las de petróleo. Tras la caída de 2009, el valor de las importaciones de gas está de nuevo en aumento con la entrada en funcionamiento del gasoducto Medgaz por lo que "Argelia seguirá siendo en el período previsible el suministrador natural de gas a España" explica Gonzalo Escribano, director del Programa de Energía del Real Instituto Elcano.

A última hora de la tarde de ayer las noticias sobre el secuestro de personal extranjero de la planta operada por Sonatrach, BP y Statoil eran algo confusas.

Según la agencia oficial argelina, un grupo armado había secuestrado a una cuarentena de trabajadores de distintas nacionalidade. En el ataque a la planta, situada en la provincia de Ilizi, fronteriza con Libia, murieron dos personas. Un grupo radical cercano a Al Qaeda en el Magreb Islámico asumió la autoría.

"La planta ha sido atacada y ocupada por un grupo de personas armadas no identificadas alrededor de las cinco horas del Reino Unido", informó BP en un comunicado que puede consultarse en su web. "Contactar con la planta es extremadamente difícil, pero entendemos que los individuos armados siguen ocupando el lugar", indicó.

Los Gobiernos de EE UU, Noruega y Reino Unido confirmaron la existencia de ciudadanos de estos países entre los secuestrados, sin ofrecer detalles. La empresa francesa de hostelería CIS Catering informó de que 150 empleados argelinos estaban retenidos en las instalaciones. "No pueden salir de la base", dijo el presidente de la sociedad, Régis Arnoux, en declaraciones recogidas por Efe.

España impulsa sus relaciones con el país

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se entrevistó con las principales autoridades argelinas la pasada semana, en la V Reunión de Alto Nivel (cumbre bilateral) celebrada entre España y Argelia.

Rajoy avanzó que se celebrará el próximo mes de marzo en Argelia una reunión a la que asistirá una representación de empresarios españoles. La reunión "ha servido para ratificar tres acuerdos entre empresas españolas y argelinas para construir más de 50.000 viviendas en Argelia, así como para firmar varios acuerdos de cooperación en los sectores textil, del calzado, la electrónica y la industria papelera", explica el director del programa de energía del Real Instituto Elcano, Gonzalo Escribano.

Alrededor de 220 compañías españolas están instaladas en Argelia. Los últimos datos oficiales indican que las exportaciones españolas a Argelia entre enero y octubre ascendieron a 2.794 millones de euros frente a unas importaciones de 5.562 millones de euros.

El peligro de que la guerra en Malí se extienda

El conflicto que vive Malí puede alargarse en el tiempo y "degenerar en una situación a la afgana", explicó ayer Félix Arteaga, investigador del Real Instituto Elcano, en una entrevista concedida a Efe. El ataque a la planta de gas argelina de ayer se entiende como una respuesta a la reacción de Francia en Malí.

El conflicto en el norte de Malí, en manos del grupo radical islámico Ansar al Din, hizo que el 20 de diciembre el Consejo de Seguridad de la ONU autorizara el envío de una misión militar conjunta africana por un año. Un mes después era Francia quien emprendía un intervención militar.

Arteaga, investigador principal de Seguridad y Defensa del Real Instituto Elcano, advierte del "riesgo de lo que puede pasar" no solo en Malí, también en Argelia, Marruecos o Mauritania. "Una desestabilización nos colocaría en una situación de inseguridad nacional", dice.

"Tanto Argelia como España están interesadas en invertir en aumentar la producción y exportación de hidrocarburos del primero, así como en desarrollar el corredor occidental del gas que une Argelia con Europa a través de España", considera Gonzalo Escribano, del Real Instituto Elcano. "España debería realizar una reflexión estratégica acerca de la manera de gestionar su interdependencia energética con Argelia, pieza clave de la política energética exterior española", señala el director del programa de energía del organismo.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00