miércoles, 23 abril 2014

Está pasando

Contante & Sonante

¿Y si estamos dando demasiadas facilidades a la banca extranjera?

Temas relacionados:

Nunca llueve a gusto de todos. Eso es cierto. Ahora, el Banco de España ha decidido terminar con los superdepósitos, producto que inventó Banco Santander en 1989 y que su éxito llevó al grupo que preside Emilio Botín a cambiar su distintivo color verde al rojo magenta con el que se le conoce actualmente en todo el mundo.

Es sabido que las altas remuneraciones que pagaban las entidades financieras a sus clientes han terminado por erosionar considerablemente sus márgenes financieros, pero también es cierto, que han acudido a este producto siempre que han necesitado subir su cuota de mercado, mantener e incrementar el número de sus clientes y obtener liquidez ante la sequía del mercado.

Las entidades financieras españolas han aceptado unas con más resignación que otras la imposición del Banco de España de poner veto a las rentabilidades de los productos de ahorro con penalizaciones que van directamente al corazón de la banca, su ratio de capital. Depósitos, cuentas corrientes e incluso pagarés y depósitos estructurados están en el punto de mira del Banco de España.

Algunas entidades consideran que con medidas de este tipo "se está estrangulando las políticas comerciales de la banca. La competitividad que siempre ha distinguido a las firmas financieras españolas". Otras incluso van más lejos y hablan de intervencionismo. "Parace que la banca española está intervenida sea sana o no", señala un destacado directivo de un banco mediano.

Otro grupo de entidades considera positiva la medida impuesta por el gobernador, Luis María Linde. Pero matizan: "está bien siempre y cuando sea una medida coyuntural, vinculada solo a la actual crisis. Una vez que ésta se resuelva también tendría que eliminarse este veto", señala otro directivo financiero.

En lo que todos coinciden es que con esta limitación se vuelven a dar alas a la banca extranjera que no tiene ficha bancaria en España y, por lo tanto, no tiene la obligación de cumplir las mismas reglas. "Ellos si pueden seguir remunerando el pasivo al tipo de interés que quiera y eso no es muy justo. Las reglas debían ser las mismas para todos", se quejan varios directivos del sector.

Ejecutivos de los bancos nacionalizados añaden otros motivos para considerar que la banca extranjera y los fondos de inversión empiezan a tener un trato privilegiado.

Afirman que algunas medidas adoptadas se justifican en la pretensión del Banco de España en particular y del Gobierno en general, en abrir el mercado financiero español a la inversión internacional, "aunque sea casi regalando redes bancarias o mermando la competencia entre las entidades para facilitar su implantación", se queja el director general de una de las antiguas cajas con capital público.

Otro directivo de otra entidad con fondos públicos añadía que una vez que se han transferido a Sareb los activos inmobiliarios, "las entidades nacionalizadas pueden convertirse en poco tiempo en entidades rentables en su mayoría. Por lo que no es necesario su desmenbramiento para vender su red a precios de derribo. La banca sana española podrá comprar algunas oficinas, pero no todas las que se pondrán en venta. La banca extranjera y los fondos de inversión hacen números para entrar en España a precios ridículos. Se van a llevar red, cuota de mercado y clientes sin casi inversión y sin ninguna traba. Sino todo lo contrario. Parece que estamos esperando que lleguen con los brazos abiertos. Está bien que entre capital extranjero, pero no a costa de desmantelar la banca española y de hacer la competencia incluso a las entidades más sanas, cuyo prestigio es reconocido internacionalmente".

Fondos de inversión chinos y americanos son los más interesados en entrar en el sector bancario español. También europeos, sobre todo británicos, añaden fuentes financieras, que ya han mantenido contactos con algunos de ellos.

De momento, la semana pasada había rumores de que alguno de estos fondos se había acercado a Bankia. Estas especulaciones no han sido reconocidas por la entidad.

Además, varios fondos habían mostrado su interés por la marca de Bankia en Miami. Bloomberg señalaba a BB&T, PNC Financial Services, TD Bank y BankUnited.

Otro ejemplo del mayor interés que está despertando España para los fondos de inversión, entre otras razones "porque es un país ahora barato para invertir", señala un experto, ha quedado reflejado en la ampliación de capital de Banco Popular.

Con la ampliación de 2.500 millones de euros que realizó el grupo que preside Ángel Ron entre noviembre y los primeros días de diciembre, los fondos internacionales han ganado peso. Han pasado de sumar el 14% del capital a tener entre el 21% al 22%.

La compra de la mayoría del Banco Etcheverría por el grupo venezolano Banesco Banco Universal a finales de diciembre es otro ejemplo, lo mismo que la adquisición de la gestora de fondos Liberbank por parte de Banco de Madrid, de capital andorrano.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00