jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

Lenovo, Hisense, TCL, Huawei, ZTE y Haier retan a sus rivales en el CES

El poder chino se hace sentir en la fiesta mundial de la tecnología

  • Los fabricantes chinos de electrónica de consumo quieren impulsar el reconocimiento de sus marcas fuera de su país. En el CES de Las Vegas, que hoy se clausura, han enseñado los dientes a sus rivales estadounidenses, surcoreanos y japoneses, y han dejado clara su capacidad tecnológica para restarles cuota de mercado.
Temas relacionados:

Supertableta de Lenovo presentada en el CES

REUTERS

Los fabricantes chinos de electrónica de consumo no se conforman con su mercado natural, pese a su enorme potencial. Así, mientras gigantes tecnológicos como Apple o Samsung se pelean por conquistar China, las compañías de este país como Lenovo, Hisense, TCL, Huawei, ZTE o Haier, quieren crecer en EE UU y Europa, y han aprovechado el CES de Las Vegas ?una de las mayores ferias de electrónica de consumo del mundo? para impulsar el reconocimiento de sus marcas, enseñar los dientes a sus rivales estadounidenses, surcoreanos y japoneses, y dejar clara su capacidad tecnológica para restarles cuota de mercado.

Así que nada de timideces. TCL, fabricante de televisores y reproductores de DVD, ha duplicado su espacio en la feria y ha mostrado televisores inteligentes con el sistema operativo Android de Google. Y Hisense, con sede en Qingdao, ha ocupado el espacio del CES que hasta ahora estaba reservado nada menos que a Microsoft (empresa con cuya conferencia se inauguraba la feria hasta este año, que se descolgó del evento).

"Es nuestra forma de mostrar al mercado estadounidense [y de paso al resto del mundo por el tirón de la feria] que tenemos intención de ser un jugador importante", dijo a Bloomberg JoAnne Foist, director de marketing para EE UU de Hisense. Esta compañía, que ha tomado posesión de 9.600 metros cuadrados del CES, asegura que planea duplicar sus ventas en EE UU hasta 454 millones de euros este año.

Aunque los fabricantes chinos se benefician de unos costes menores de producción (una ventaja que transmiten a sus clientes al venderles productos en muchos casos un 30% más bajos que las primeras marcas; algo que preocupa a firmas como Samsung, LG, Apple o Toshiba), en el CES han querido demostrar que están a la vanguardia tecnológica. Hisense, por ejemplo, ha dejado a más de un visitante boquiabierto mostrado una televisión 3D transparente que aún está en fase de prototipo, y Haier ?siguiendo los pasos de las surcoreanas que han apostado por los televisores más grandes, más inteligentes y que se controlan por la voz? ha presentado un prototipo de tele que se controla por los ojos. La compañía ha eliminado el mando a distancia, de manera que el usuario solo tiene que mover los ojos por la pantalla para desplazar un puntero y pestañear para seleccionar un programa.

Por su parte, Huawei, ZTE y Lenovo también han demostrado estar a la última subiéndose a otras tendencias que se han puesto de relieve en el CES. Las dos primeras han lanzado sendos smartphones gigantes, con pantalla de 5 pulgadas en alta resolución y sistema operativo Android 4.1 JellyBean. El de ZTE se llama Grand S y el de Huawei Ascend D2, y ambos responden al fenómeno de los llamados plablet, dispositivos a caballo entre tableta y smartphone. ZTE, además, anunció ayer que está trabajando en un teléfono inteligente con Firefox Mobile OS (una de las grandes promesas para 2013) y que se comercializará en Europa, para lo que la compañía china ya se ha aliado con un operador europeo.

En cuanto a Lenovo, dio el golpe con una tableta de 27 pulgadas (Panasonic presentó otra de 20), que puede utilizarse simultáneamente por varias personas, y mostró varios dispositivos híbridos (portátil-tableta). Con todo, muchos fabricantes chinos son conscientes de que aún deben mejorar su red de distribución y sus servicios de atención al cliente si quieren impulsar sus ventas fuera de China. Una labor que también tuvieron que hacer hace años las empresas surcoreanas como Samsung y LG.

China, el segundo mayor mercado

El mercado chino de electrónica de consumo es actualmente el segundo mayor del mundo, tras EE UU. Mueve 114.000 millones de dólares (unos 86.000 millones de euros), según la Consumer Electronics Association, organizadora del CES, frente a los 215.000 millones de dólares que moverá este año ese negocio en EE UU.

Curiosamente, y pese a que la marca aún sea desconocida para mucha gente, la compañía china TCL se convirtió en el quinto mayor fabricante de televisores del mundo en la primera mitad de 2012, según NPD. Esta compañía ha presentado en el CES el televisor TCL MoVo, con sistema operativo Android, que reconoce a los distintos miembros de una familia y le ofrece distinto contenido según sus preferencias.

LOS ESPECIALISTAS

UNION BANCARIA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00