miércoles, 3 septiembre 2014

Está pasando

La mitad de los trabajadores españoles espera que la situación de su compañía mejore durante este año

El optimismo económico comienza por la propia empresa

  • Comienza el año y con él proliferan los estudios que tratan de pulsar la confianza de empresas y trabajadores. Mientras los gestores se muestran más pesimistas ahora que al cierre del ejercicio pasado, la mitad de los empleados españoles cree que su compañía tendrá este 2013 mejores resultados que en 2012.
Temas relacionados:

Las encuestas son algunas veces menospreciadas o bien porque se han realizado sobre un universo que se considera que no es representativo o bien porque se tiene la falsa creencia de que no están basadas en datos estadísticos y, por ello, pierden fiabilidad. Pero lo cierto es que las encuestas han sido y seguirán siendo siempre necesarias para medir indicadores tan importantes para la economía como es la confianza o qué expectativas tienen empresas y trabajadores.

Ayer se publicaron dos estudios en este sentido. Por una parte, el Instituto Nacional de Estadística (INE) difundió los datos correspondientes al índice de confianza empresarial armonizado correspondiente al primer trimestre de este año.

En él, la principal conclusión es que los gestores españoles encaran el nuevo año más pesimistas de lo que terminaron el anterior. La prueba está en que dicho índice disminuye en 4,1 puntos respecto a la cifra del cuarto trimestre de 2012 porque son más las respuestas desfavorables que las optimistas.

Solo el 5,8% de los encuestados considera que la marcha de su negocio será favorable durante el inicio de este año, mientras que más de la mitad, en concreto el 55,9%, opina que será desfavorable. El 38,3% restante prevé que la evolución de su actividad será normal.

Y es que, tal y como explica el INE, la diferencia entre el porcentaje de respuestas favorables y desfavorables, que denomina Balance de Expectativas, se sitúa en -50,1 puntos para el total de España, frente a los -43,9 del trimestre anterior.

Ampliar plantillas

El indicador elaborado por Estadística encadena así el tercer trimestre consecutivo a la baja, después de que repuntara muy suavemente en el segundo trimestre de 2012. De cómo evolucione la confianza empresarial depende, entre otras cuestiones, la actitud que adopten las compañías en un asunto tan primordial como es la creación o no de empleo. Así, cuando la confianza en el futuro más inmediato es positiva, las compañías optan mayoritariamente por ampliar plantillas e invertir. Por el contrario, cuando las expectativas son claramente pesimistas, esa posibilidad se aleja.

Otro tanto ocurre con la opinión que tienen los trabajadores de cómo puede evolucionar la situación de su empresa. De su percepción dependerán, entre otras, sus decisiones relativas al consumo, en especial el de bienes duraderos (como coches, muebles, electrodomésticos).

Según un estudio de Randstad realizado a más de 14.000 trabajadores de 30 países, el 61,9% de los trabajadores españoles piensa que sus empresas han tenido una buena evolución financiera en 2012 y la mitad espera que estos resultados mejoren a lo largo de este año.

El informe resalta que los españoles tienen una visión más favorable sobre la situación de sus empresas que sobre la de la economía española en general. Así, el 96,2% de los entrevistados afirma que la situación económica de España es "mala", dato que, sin embargo, es algo más positivo que el manifestado un año atrás. Al mismo tiempo, las expectativas de los españoles son algo más desfavorables que las que se obtienen, en media, de las respuestas que dan a estas mismas preguntas los trabajadores del resto de países de la muestra. De este modo, el 71,5% del conjunto de los empleados sondeados opina que sus empresas están registrando buenos resultados económicos y dos de cada tres esperan que aún mejoren en este 2013.

Además, el porcentaje de trabajadores encuestados que ven mal la situación económica general alcanza, a nivel internacional, el 61%, lejos del 96% de los españoles. Solo Grecia, Italia y Hungría, con un 97,7%, un 94,1% y un 93,9%, respectivamente, muestran un dato similar al español en cuanto a la visión que se tiene de la situación económica de sus países.

LOS ESPECIALISTAS

El traje beige de Obama

Vistiendo a Gatsby

Elitista

¿SUBIRAN ALGUNA VEZ LOS TIPOS DE INTERES?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00