viernes, 28 de noviembre de 2014

Está pasando

El parque eólico flotante Windfloat recibe 30 millones

Bruselas financiará "por innovador" un proyecto marino de Repsol en Portugal

  • El proyecto eólico marino Windfloat ubicado en las costas de Portugal y en el que participa Repsol junto con EDP, ha sido designado como uno de los 23 más "innovadores" en el campo de las energías renovables por la Comisión Europea. El proyecto ha recibido una financiación de 30 millones, lo que le permite recuperar y rentabilizar la inversión.
Temas relacionados:

La Comisión Europea ha seleccionado el proyecto Windfloat de Repsol como uno de los 23 proyectos innovadores europeos en el campo de las energías renovable, premio que otorga el programa NER300, cuya primera edición se falló el pasado 18 de diciembre. Se trata de un aerogenerador flotante ubicado en las costas portuguesas que ya está produciendo electricidad. Esta designación no es gratuita, sino que va acompañada de una financiación para todos los proyectos seleccionados de 1.200 millones de euros. De estos, 30 millones corresponden al de la petrolera española, lo que le permitirá "recuperar la inversión realizada y rentabilizarla", señalan en la compañía.

El Winfloat está siendo desarrollado por un consorcio que lidera la filial de renovables del grupo energético portugués EDP y en el que participa también Principal Power, que es la empresa de que aporta la tecnología. Repsol cuenta con una opción, que va a ejercitar, para traspasar su participación de Windfloat a Principal Power, con lo que esta última compañía se convertirá en participada directa de la petrolera española.

El aerogenerador forma parte de un futuro parque eólico marino que tendrá cinco torres con una potencia de 27 MW. Una de ellas, de 2 MW, está ya instalada a 14 kilómetros mar adentro y cuenta con una turbina de la danesa Vestas y con una base triangular flotante. El proyecto, que se desarrollará en dos fases, supone una inversión cercana a los 20 millones de euros.

De los 23 proyectos seleccionados en la primera edición del NER300, el que ha recibido la mayor financiación es un proyecto de bioenergía desarrollado en Holanda, 199 millones de euros, seguido de otro francés por 170 millones. Los proyectos abarcan una amplia gama de tecnologías renovables y bioenergía (incluidos los biocombustibles avanzados). De los proyectos elegidos solo uno es netamente español, el de la planta termosolar Alvarado, en Badajoz, ya que el de Repsol forma parte de un consorcio que encabeza EDP.

En concreto, los beneficiarios son ocho proyectos de bioenergía (sobre todo escandinavos y centroeuropeos); cuatro termosolares (dos de Eslovenia, uno de Chipre y el citado de España); dos de corrientes marinas (Sound of Islay y Rhea Tidal); un proyecto relacionado con las redes inteligentes (de Bélgica); uno de geotermia estimulada en roca caliente seca (Hungría); otro de energía de las olas (Westwave, de Irlanda) y seis iniciativas eólicas. El programa no financia proyectos de captura y almacenamiento de CO2, que contarán con una financiación de 275 millones en la segunda fase del programa NER300.

Repsol mantiene una alianza en el campo de las renovables con la compañía portuguesa desde que en el verano de 2011 firmase un acuerdo con EDP Renováveis para desarrollar dos parques eólicos marinos en Reino Unido. Se trata de un complejo de 2.400 MW en las costas escocesas, que requerirá inversión superior a los 5.000 millones y podría entrar en funcionamiento en 2019.

Un impuesto 'robin hood' para energías limpias

La Comisión Europea ha concedido una financiación de más de 1.200 millones a "23 proyectos de demostración muy innovadores en el ámbito de las energías renovables" dentro del programa NER300. La gran novedad de dicho programa es que los proyectos serán cofinanciados mediante los ingresos obtenidos por la venta de 200 millones de derechos de emisión de la reserva de nuevos entrantes (NER) al mercado de derechos de emisión de la UE.

La comisaria de Acción por el Clima de la UE, Connie Hedegaard, lo calificó hace unos días como "un gran hito" en la política de lucha contra el cambio climático, y aseguró que el NER300 "es, de hecho, un mecanismo fiscal a lo robin hood, que hace pagar a quienes contaminan la demostración a gran escala de nuevas tecnologías hipocarbónicas".

Los 1.200 millones en subvenciones, abonados por quienes contaminan, "permitirá reunir 2.000 millones de euros adicionales de inversiones privadas con destino a los 23 proyectos de demostración en el ámbito hipocarbónico seleccionados, lo que contribuirá a que la UE mantenga su liderazgo en la energía procedente de fuentes renovables y a que se creen puestos de trabajo en la UE, aquí y ahora", señaló Hedegaard.

El programa NER300 es promovido por la Comisión Europea en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

LOS ESPECIALISTAS

¿REBAJANDO EXPECTATIVAS MACRO EN CHINA?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00