lunes, 22 septiembre 2014

Está pasando

Editorial

Más oxígeno para los proveedores

Temas relacionados:

Hacienda podría convertirse en el mejor amigo de los proveedores de la Administración autonómica y local. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció ayer la intención del Gobierno de abonar las facturas atrasadas a los proveedores que contraten con la Administración autonómica o local, así como de descontar posteriormente esas cantidades de las transferencias que el Estado central realiza a regiones y ayuntamientos.

El objetivo de la medida es hacer que las Administraciones públicas respeten los plazos de pago previstos en Ley de Morosidad, una normativa cuyo incumplimiento por parte de comunidades autónomas y ayuntamientos se ha convertido en un problema crónico para miles de empresas y autónomos. La futura normativa permitirá a los proveedores reclamar directamente a Hacienda para que arbitre la gestión del pago. La propuesta de Montoro no solo constituye una solución a la acuciante situación de muchas empresas frente a la Administración, sino que debe suponer un aviso a navegantes sobre un principio constitucional cuya firmeza no debería suscitar duda alguna en un Estado de Derecho. El hecho de que la ley obliga no solo a los ciudadanos, sino también, y muy especialmente, a los poderes públicos, cuya función es cumplirla, además de hacerla cumplir.

LOS ESPECIALISTAS

¿TIRAR LA TOALLA ANTE EL FUTURO PRÓXIMO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00