viernes, 31 octubre 2014

Está pasando

Alfonso Botín, hijo de Jaime Botín y sobrino de Emilio Botín, gana peso en el banco creado por Santander

La saga Botín refuerza su poder en Bankinter

  • El sobrino de Emilio Botín, Alfonso, ha ganado peso en el banco creado por Santander, el único que no ha protagonizado operaciones corporativas.

Bankinter siempre ha sido un banco atípico, con más o menos glamour, en función de la estrategia que predominara en el momento. Incluso la composición de su accionariado ha sido desde su creación diferente a la del resto de sus homólogos. Solo la estructura del capital de Banco Popular podría encontrar alguna similitud con la de Bankinter, el banco naranja por excelencia. En ambos casos sus inversores cuentan con un destacado peso de sus inversores en su capital.

La entidad que preside, aunque no de forma ejecutiva, Pedro Guerrero, se ha convertido en el único banco cotizado que aún no ha realizado ninguna operación corporativa en España. Mantiene su independencia pese a su pequeño tamaño. Pulgarcito en el país de los gigantes.

La operación de absorción de Banesto por parte de la red Santander en España disparó los rumores sobre el futuro de Bankinter, cuyo principal accionista es una de las ramas de la familia Botín-Sanz de Sautuola. En este caso, su principal inversor es Jaime, hermano pequeño del presidente de Santander, Emilio Botín.

Jaime Botín agrupa, a través de la sociedad Cartival, la principal inversión en Bankinter. Tiene el 23,34% del capital. Fue, de hecho, fundador del banco naranja y presidente desde 1986 hasta 2002.

La desapareción de la marca Banesto, anunciada el pasado 17 de diciembre, propició que las especulaciones sobre el futuro de Bankinter se dispararan. El mercado apostaba sobre el próximo movimiento en el proceso de fusiones bancarias, y esta entidad figuraba como una de las favoritas en las quinielas.

Ha pasado de cotizar el pasado 17 de diciembre a 3,10 euros por título a los 3,410 euros por acción al cierre de ayer. Solo en la primera jornada bursátil de 2013 Bankinter subió un 8,6%. Su capitalización, pese a ello, es solo de 1.922,579 millones de euros, lo que convierten a este banco en el más pequeño del parque a excepción de Banco de Valencia, ahora en manos de La Caixa, y cuya capitalización se situó ayer en 494,328 millones de euros, tras dispararse su cotización un 36,36%.

El 17 de diciembre Bankinter también lanzó una nota de prensa anunciando que adquiría una pequeña ficha bancaria en Luxemburgo del banco holandés Van Lanschot. Pero la noticia, ya conocida por el mercado, no tuvo ningún efecto en su alza bursátil. Pero la realidad de Bankinter no pasa por ser absorbido por otra entidad, explican varias fuentes financieras. "Es muy solvente y está muy saneado. Pese a su pequeño tamaño, ahora más patente, Bankinter ha encontrado su nicho de mercado entre los clientes de clase media alta y ahí es donde se reforzará. El grupo tiene una fecha de referencia en mente, 2015. Será cuando el banco espera lucir todo su esplendor y hacia ello se dirigen sus pasos", asegura una de estas fuentes.

Bankinter fue creado en junio de 1965 por Bank of America y Banco Santander. En 2015 cumplirá 50 años de existencia y desde entonces no ha cambiado su modelo ni independencia, algo que se ha convertido ya en una exclusividad por sí misma. Eso sí, en cada momento se ha ido adaptando a las tendencias más innovadoras de su sector, aunque en algún caso se ha adelantado tanto que ha tenido que frenar el acelerador, caso de su apuesta en la década de los años 90 por la banca por internet.

El último día del año, el 31 de diciembre, Bankinter comunicó un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Alfonso Botín, hijo de Jaime Botín y sobrino de Emilio Botín, era nombrado presidente de la comisión ejecutiva del banco, en representación de la sociedad Cartival.

Alfonso Botín ejercía hasta ahora como vicepresidente ejecutivo de la entidad, puesto al que se suma el actual. Su ascenso no implica un cambio en la presidencia del consejo de administración, cargo que mantiene Pedro Guerrero pero "sin carácter ejecutivo", como explica el banco. Tampoco supone modificar las funciones de María Dolores Dancausa, consejera delegada y primera ejecutiva del grupo.

Pero sí es un ascenso natural de la familia fundadora del banco, que a su vez es el primer accionista. El segundo inversor es el grupo francés Crédit Agricole, con el 19,42% del capital de Bankinter. Esta participación no es estratégica para el grupo francés que ni siquiera se sienta en el consejo del banco.

Varias fuentes conocedoras de la estrategia del grupo aseguran que desde que Alfonso Botín entró en la dirección de Bankinter el objetivo era llegar a la presidencia. "Desde que se cambió la cúpula del grupo en octubre de 2010 Alfonso Botín, de hecho, acumula prácticamente todo el poder ejecutivo. Cuenta con con poderes sobre estrategia y riesgos del banco. Y no hay que olvidar que la consejera delegada, Dolores Dancausa es su mano derecha, y fue la familia Botín quien la llevó de Línea Directa a Bankinter", aseguran fuentes financieras.

Eso sí, Alfonso Botín, de 42 años de edad, será previsiblemente el nuevo presidente una vez que conozca todos los entresijos del grupo y del negocio. Así lo hizo su padre, Jaime Botín, quien antes de asumir la presidencia del banco en el que había participado en su creación fue consejero director general desde 1965 hasta 1977, año en el que fue nombrado consejero delegado hasta 1986, cuando asumió la presidencia. Otro hijo de Jaime, Marcelino Botín-Sanz de Sautuola, es consejero del banco desde 2005, y tiene que renovar este año.

LOS ESPECIALISTAS

HOY EN JAPON

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Mentalidad empresarial ganadora

Gestiona para ganar

Luis Soler

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00