jueves, 2 octubre 2014

Está pasando
Temas relacionados:

1 Abismo fiscal en Estados Unidos. Es la primera prueba que deberán superar los inversores y ya la están sufriendo en la recta final de 2012. Republicanos y demócratas no han conseguido aún ponerse de acuerdo en cómo recortar el gasto público y subir los impuestos y evitar así que entre en vigor de forma automática un ajuste por 600.000 millones de euros que condenaría al país a una nueva recesión económica. "Tanto el regateo como la obsesión por llevar las cosas al límite de los procesos legislativos son, a menudo, factores innecesariamente perturbadores para los mercados", apunta Barclays. Y de no haber acuerdo político en Washington, con la consecuencia inevitable sobre la mayor economía del planeta, la inestabilidad para las Bolsas está servida.

2 Elecciones en Italia. La renuncia anticipada de Mario Monti como primer ministro de Italia ya lanzó una advertencia sobre la inquietud que la posibilidad de una Italia ingobernable siembra entre los inversores. El gobierno tecnócrata de Monti había contribuido a devolver al país la credibilidad perdida ante el mercado, después de la tumultuosa salida de Silvio Berlusconi. Italia celebrará el próximo 24 de febrero las elecciones que colocarán de nuevo al frente del país a un primer ministro elegido en las urnas. Y Monti, del agrado indiscutible de Bruselas y del sector financiero, ha señalado que guiará una coalición de partidos pero no será candidato.

3 Elecciones en Alemania. No se celebrarán hasta septiembre de 2013 pero prometen condicionar la agenda política no solo germana sino también europea durante todo el año. Merkel afronta su reelección como canciller y en un clima preelectoral, huirá de asuntos espinosos que puedan soliviantar a su base electoral, tales como el permanente debate sobre la Europa próspera que debe financiar los rescates de la periferia. De hecho, el calendario para que España solicite la ayuda de sus socios europeos está condicionado a la celebración de las elecciones alemanas. Cuanto más se retrase una posible petición, más riesgo existe de que Alemania se resista a una nueva concesión de ayudas, que debería ser aprobada en su Parlamento, y que bien podría enturbiar los intereses electorales de Merkel.

4 Prima de riesgo española. Es la gran variable que va a condicionar la marcha de la Bolsa española. A_su vez, está condicionada por otras tantas variables que quedan más allá del control directo de las instituciones españolas. Así, el Gobierno de Mariano Rajoy está cumpliendo con la estricta receta de reducción del déficit y reformas estructurales marcada desde Bruselas, que elevaría el tono en el caso de que se pida el rescate para la deuda soberana. Esa solicitud es el acontecimiento que marca las previsiones de los analistas para 2013, que advierten del desafío que afronta el Tesoro, con necesidades de financiación para el conjunto del año por 207.000 millones de euros. De la rebaja en el coste de financiación de Estado y empresas, que posibilitaría la petición del rescate, depende el repunte bursátil. Pero la solicitud, y la concesión, depende también de las citadas variables políticas y electorales que pueden cruzarse en el camino.

5 Grecia. Es foco de inquietud permanente, aunque ha vuelto a quedar sofocado recientemente después de que se renegociaran los plazos y condiciones en que el país deberá reducir su ingente deuda pública. El desafío es gigante y el riesgo de aplicar una quita a la deuda en manos de acreedores públicos, como gobiernos o BCE, sigue ahí.

LOS ESPECIALISTAS

Las 24 horas del vía crucis de Cañete

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿SOLO ES POR LA SINCRONIZACION?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

El QE “a la europea” de Draghi

El color de los mercados

Renta 4

Cuatro pilares del nuevo curso académico

Escuelas de negocio

Juan Luis Manfredi

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00