miércoles, 23 julio 2014

Está pasando

Para invertir

Fin al filón de los depósitos de alta remuneración

  • Las menores necesidades de liquidez de la banca y la obsesión por cuidar los márgenes agotarán en 2013 el filón de los depósitos. Las entidades prevén reducir a la mitad, hasta el 2%, su rentabilidad a un año.
Temas relacionados:

Billetes aspirados

THINKSTOCK

Tregua en la batalla por la captación de pasivo. En 2012 la banca ha pagado rentabilidades que han llegado a superar el 5% para captar pasivo y esquivar así las dificultades para conseguir liquidez en los mercados de capitales, una guerra en la que han resultado claramente vencedoras las entidades más solventes y que lucían las cuentas de resultados más saneadas.

Las estrategias trazadas, eso sí, han ido variando a golpe de regulación. La aprobación de la conocida como ley Salgado en julio de 2011, que penalizaba las altas remuneraciones de los depósitos con mayores aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos, obligó a la banca a volcarse en otros productos de ahorro, como los pagarés, una alternativa que hasta ese momento solo se había vendido entre inversores cualificados. La derogación de esta normativa, el pasado mes de agosto, no obstante permitió a las entidades volver a lanzarse en masa a la comercialización de productos más tradicionales, como los depósitos. Y, en este entorno, la competencia en el sector financiero para captar recursos ha sido feroz.

"2012 ha estado muy condicionado por el proceso de consolidación del sector financiero. Había mucha incertidumbre sobre la posición de cada entidad y nerviosismo entre los clientes. Esta situación creó un espacio muy grande para que las rentabilidades del pasivo fueran altas. Y en río revuelto, oportunidad para pescar. Unos han subido los precios [del pasivo] para crecer en cuota de mercado y otros para defenderse y evitar la fuga de clientes", señala un directivo de un gran banco español.

Prima de riesgo y márgenes

Un panorama que ahora va a cambiar por completo. "La foto será muy distinta. Ya se conoce cómo está cada uno. Va a haber un ajuste de precios muy significativo en ahorro ya que, una vez consolidado el mapa bancario, cada uno va a actuar en función de la cuenta de resultados. A esto se une que cada vez estará más definida la posibilidad o no de que España pida asistencia financiera a la UE, con lo que es de esperar que la prima de riesgo mejore y las necesidades de liquidez de las entidades financieras no sean tan acuciantes", añade este ejecutivo.

Fuentes del sector financiero, además, reconocen que una de las prioridades de la banca en España para 2013 será cuidar sus márgenes, ya muy debilitados por la parálisis del negocio bancario, y este objetivo impedirá que el pasivo se remunere tanto como hasta ahora.

La fuerte reducción del número de jugadores -en dos años y medio se ha pasado de 53 bancos y cajas a apenas una docena de entidades, y este número disminuirá aún más en los próximos meses con las subastas que quedan pendientes- y las limitaciones impuestas a las entidades financieras que han recibido ayudas públicas en sus políticas comerciales son otros de los factores que contribuyen a dibujar un entorno mucho menos competitivo.

En este último punto, tanto las entidades que recibieron ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como a las que ahora se les han inyectado fondos del MEDE no podrán comercializar productos de ahorro cuyo tipo de interés medio supere el que ofertan sus cinco principales competidores. A ello se suman las restricciones impuestas por Bruselas en activo (deberán centrarse en créditos a particulares y pymes) y los ajustes exigidos en su red de oficinas, que incluyen el repliegue de las antiguas cajas de ahorros a sus zonas de origen.

Una imposición que afectará solo a las que seguirán en solitario durante los próximos años (Bankia, BMN, Liberbank y Novagalicia, si finalmente triunfa el plan de la entidad gallega de intentar captar inversores privados) y no a las entidades financieras que, a pesar de haber recibido ayudas también, han sido adquiridas o lo serán en los próximos meses por bancos sanos.

El Memorando de Entendimiento (MoU, por sus siglas en inglés), firmado para acceder al rescate bancario, establece otra condición para las nacionalizadas: que vendan productos que estén respaldados por el Fondo de Garantía de Depósitos, lo que excluye, además de a las preferentes y subordinada, a los pagarés.

En este escenario, serán, por tanto, los grandes bancos los que marquen la tendencia en pasivo el próximo ejercicio. Y todo parece indicar que esta política será bastante restrictiva, ya que precisamente las entidades de mayor tamaño (Santander, BBVA y CaixaBank) han sido en los últimos meses las me nos agresivas en este sentido. De hecho, directivos de varias entidades reconocen que las rentabilidades que se pagarán en los depósitos a un año bajarán en 2013 hasta el entorno del 2%.

Unos rendimientos muy inferiores a los actualmente en vigor. Según el portal de finanzas personales HelpMyCash.com, Liberbank y Banco Finantia Sofinloc, por ejemplo, cuentan con un depósito remunerado al 4,75%. Banco Espírito Santo paga en este plazo un 4,6% y Oficinadirecta.com, de Banco Popular, un 4,5%. CAM, absorbida por Banco Sabadell, remunera con un 4,5% su depósito a 18 meses; Unnim, un 4,5% a seis meses, y Banco Gallego, el 4,75% a tres meses.

Preferentes

El fiasco de las preferentes y deuda subordinada, donde miles de ahorradores han quedado atrapados y ahora se verán obligados a canjear estos títulos por acciones de las entidades nacionalizadas con elevadas pérdidas que, en algunos casos, superan el 50%, forzará a las entidades financieras a primar la comercialización de productos muy sencillos. "Se volverá a un tipo de banca de hace 10 o 15 años", comentan en una entidad financiera. "Los clientes piden ahora cosas seguras y lo más sencillas posibles", añaden.

Aun así, quedará hueco para otro tipo de productos. "En 2012 ha habido una aversión al riesgo brutal. Muchos inversores con un perfil más agresivo se han refugiado en depósitos, pero porque ofrecían rentabilidades que rondaban el 4%. Pero si estos rendimientos se reducen a la mitad volverán a demandar productos algo más sofisticados", dice un alto directivo bancario.

Añaden que "también empezarán a salir al mercado otras alternativas, como fondos de inversión garantizados con rentabilidades fijas y, para los menos conservadores, estructurados [asegurando el capital invertido pero sin rendimiento garantizado]". En los últimos meses, de hecho, algunas entidades, como Santander, CaixaBank o Catalunya Caixa, ya han comenzado a rescatar los depósitos estructurados como arma para atraer recursos. Estos vinculan su remuneración, situada en el entorno del 5%, a la evolución de un índice o de una cesta de valores.

Los productos de pasivo estrellas de 2012

El año que termina se ha caracterizado por la aversión al riesgo de los inversores, provocada por la crisis que ha azotado a los mercados de deuda de la zona euro y las dudas sobre la supervivencia de la moneda única. A ello se ha sumado el enfado de miles de clientes, muchos de ellos con escasos conocimientos financieros, a los que las redes de sucursales les habían vendido productos sofisticados como las participaciones preferentes o la deuda subordinada y que, tras la nacionalización de algunas de las entidades, aún no han podido recuperar su dinero. Todo ello ha llevado a las entidades a ir simplificando su catálogo de productos.

Pagarés

Fue el producto estrella de los escaparates bancarios tras la aprobación de la ley Salgado, diseñada para frenar la escalada de las remuneraciones en los depósitos. El Grupo Santander, por ejemplo, lanzó una emisión de pagarés por 5.000 millones de euros con rentabilidades que oscilaban entre el 3,4% y el 3,55%. Bankia también llegó a ofrecer remuneraciones que alcanzaban el 4% por contratar pagarés con una duración de un año.

Depósitos

Los depósitos tomaron el relevo a los pagarés. Las entidades financieras han cargado las tintas en su venta en la segunda mitad del año y se han llegado a abonar rentabilidades que rozaban el 5%. Las más activas en esta política comercial han sido algunas de las entidades nacionalizadas, que han utilizado esta fórmula para intentar retener clientes. La banca online también ha estado en primera línea de fuego en la guerra por la captación de depósitos, con el gancho de rentabilidades muy por encima de los tipos de mercado.

Estructurados

En la recta final del año, la banca ha retomado la venta de productos estructurados, una de las fórmulas más utilizadas antes del estallido de la crisis para captar pasivo. La Caixa cuenta con un depósito estructurado a un año que ofrece hasta un 5% dependiendo de la evolución del euríbor. Santander tiene un estructurado garantizado a seis años con una rentabilidad del 5%, que se cancela anticipadamente a partir del cuarto año si la acción de Santander cotiza igual o por encima de los 9 euros. Y Catalunya Caixa tiene un depósito garantizado a tres años, que condiciona su rentabilidad máxima del 5% a la evolución de cinco acciones (Inditex, Carrefour, Kia, McDonald's y Acer).

LOS ESPECIALISTAS

¡Que ellos vengan a mí!

Gestiona para ganar

Luis Soler

El efecto Lucifer

El GEFE

María Graciani

CUESTION POLITICA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00