jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

El encuentro tendrá lugar hoy en la Casa Blanca

Reunión trascendental de Obama con líderes del Congreso para evitar el "abismo fiscal"

  • El presidente estadounidense, Barack Obama, se reunirá hoy con los líderes republicanos y demócratas en el Congreso para intentar consensuar una salida urgente al "abismo fiscal" antes de que acabe el año. El resultado de esa reunión será clave para que el Senado envíe a la Cámara Baja un acuerdo "in extremis", aunque sea de mínimos.

El presidente Barack Obama se reunirá a las 3 p.m. (hora de Washington, a las 9 hora española) en el Despacho Oval y en privado con el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid; el de la minoría republicana en la misma cámara, Mitch McConnell; el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi.

"Vamos a ver lo que el presidente tiene que proponer", dijo ayer McConnell en el Senado. "Todavía hay tiempo para llegar a algún tipo de acuerdo que salve a los contribuyentes de una crisis económica totalmente prevenible".

La vital reunión, en la que se verán la caras los principales negociadores de un acuerdo que lleva resistiéndose desde que en el verano de 2011 se debatió el aumento del techo de deuda y en que se acordaron unos recortes automáticos que nadie quería y que ahora deben ser sustituidos con un acuerdo alternativo.

La Cámara de Representantes se reunirá de manera extraordinaria el domingo, 30 de diciembre, un día antes de Nochevieja y a tan solo 48 horas de que se desaten irremediablemente recortes y subidas de impuestos equivalentes a unos 600.000 millones de dólares que ninguno de los partidos desea.

El desaliento era ayer patente en la vuelta al trabajo del Senado. Sin embargo, la noticia de la trascendente reunión y el hecho de que el Senado tenga una sesión extraordinaria el domingo levantaron en cierta forma los ánimos. Wall Street, que sufría pérdidas superiores al 1%, logró remontar y cerró con mínimos descensos.

El llamado "abismo fiscal" llegaría a comienzos de 2013, al coincidir en el tiempo esos recortes automáticos, especialmente duros en Defensa, y aumentos generalizados de impuestos, así como el recorte de las prestaciones al desempleo.

Todo esto desencadenaría desde el primer día de enero una crisis que podría llevar a Estados Unidos a la recesión y lastrar la recuperación global.

Obama y los líderes del Congreso tienen ya escasos días para conseguir un compromiso que está estancado en la negativa de los republicanos a que se acaben las exenciones fiscales de la era de George W. Bush a los ingresos superiores a 250.000 dólares.

Si los dos partidos no logran al menos un acuerdo de mínimos esas exenciones fiscales terminarán para todos los estadounidenses, mientras que los demócratas defienden que no acaben para la clase media.

Los republicanos consideran que el déficit se puede reducir sin actuar por el lado de los ingresos fiscales, y defienden incidir en los recortes de gasto, especialmente en programas sociales que consideran inviables.

LOS ESPECIALISTAS

¿POR QUE LOS TIPOS DE INTERES REALES SON TAN BAJOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00