sábado, 25 octubre 2014

Está pasando

Se imponen los cursos online abiertos masivos

Las empresas del Ibex 35 crean sus propias universidades corporativas

  • El e-learning representa en la actualidad aproximadamente un tercio de la formación impartida por las compañías del Ibex 35, según el primer estudio sobre el estado de la educación virtual en las empresas del selectivo español. El 51% de ellas ha creado su propia universidad corporativa. Además, la inversión media de estas empresas en formación es de 392 euros por empleado y año.
Temas relacionados:

Las grandes empresas españolas están muy preocupadas por captar talento pero también por el reciclaje de grandes masas de trabajadores que necesitan formarse de una forma eficaz y eficiente. Así lo revela el primer estudio que se hace en España sobre el estado de la educación virtual en las empresas del Ibex 35, en el que han participado la consultora Neoris y la Fundación CESV, cuyos patronos privados son Telefónica y el Santander y su patrono operativo la UNED.

Las conclusiones preliminares del estudio desvelan que el e-learning representa ya aproximadamente un tercio de la formación impartida por las empresas del Ibex, con expectativas de que se incremente hasta casi la mitad en los próximos tres años, según indican los responsables de formación de todas estas grandes empresas. Los motivos principales que argumentan para ello es la eficiencia (la formación virtual permite a cada empleado marcar su propio ritmo de estudio) y el ahorro de costes, pues el coste medio por hora de formación es casi el triple en cursos presenciales que en cursos de e-learning.

Aún así, todos los responsables de formación de las empresas del Ibex señalan que el modelo de e-learning puro funciona bien para la formación en conocimientos, mientras que para el desarrollo de habilidades es mejor emplear modelos mixtos de aprendizaje presencial y virtual, según cuenta a CincoDías Daniel Torres, director del CSEV.

Otro dato que arroja el informe es la inversión en formación. Las empresas del Ibex destinan de media 392 euros por empleado y año (aunque la inversión no es igual en todas y va en proporción a su plantilla y nivel de beneficios). Con todo, esa cifra se queda aún lejos de lo que invierten de media las 500 mayores empresas de EE UU (1.032 dólares por empleado y año). Igualmente, del estudio se desprende que del total de la inversión en formación, las firmas del Ibex destinan al e-learning alrededor del 15%. Así, si se tiene en cuenta que las empresas del selectivo español tenían en el primer semestre de este año 1.523.646 empleados, la inversión en formación de estas empresas rondaría los 600 millones, y de ellos unos 90 irían destinados a formación virtual.

La satisfacción media que manifiestan los empleados con los cursos de e-learning es muy alta, según el informe, pero este también desvela que menos de la mitad de los empleados realizó cursos de formación en el último año.

La gran olvidada

Otro dato que aflora es que la alta dirección es "la gran olvidada o dejada" en lo que se refiere a formación virtual. "Aunque aún tenemos que determinar si es la empresa la que no se lo ofrece o es la alta dirección quien no quiere recibirla, mi impresión es que la situación tiene mucho que ver con aspectos culturales, porque mucha gente que forma parte de esa alta dirección son emigrantes digitales y no nativos digitales", apunta Pedro Irujo, director de Consultoría de Gestión de Neoris.

Aún con todo, quizás la iniciativa más innovadora dentro de los modelos de formación de las empresas del Ibex son las universidades corporativas. Según el estudio, el 51% de estas compañías cuenta con una de ellas. "Esto no es baladí. Han identificado que merece la pena invertir en crear una entidad jurídica propia para formar en unas materias específicas a sus diferentes empleados", continúa Torres.

El director del CSEV cuenta que hoy hay un gran debate en torno a estas universidades. "Son en sí entidades de formación tan potentes, que es una pena que el conocimiento tan valioso que generan se pierda, por mucho que se aproveche dentro de las organizaciones". Así, la cuestión que se está debatiendo es si estas universidades deben estar diseñadas como compartimentos estancos o deben permear hacia fuera de sus organizaciones. "Algunas empresas están en ello, quieren sacar ese conocimiento a un foro público y beneficiarse de una retroalimentación", dice.

Se imponen los cursos online masivos y abiertos

Muchas dinámicas de formación que son ahora experimentales se verán en el mundo empresarial en plazos cortísimos. Así lo cree Daniel Torres, director del CSEV, que pone de ejemplo el concepto de curso online masivo y abierto, que "de no aparecer en los informes de hace un año han pasado a ser una realidad". De hecho, el informe sobre educación virtual en el Ibex 35, cuya presentación oficial está prevista para finales de enero, indica que casi dos de cada tres empresas del Ibex realiza cursos abiertos masivos en línea (es decir, para todos sus empleados).

El director de la Fundación CSEV, que cuenta con el apoyo institucional de cuatro patronos públicos (los ministerios de Industria, Educación, Exteriores y Economía), asegura que el binomio formación-innovación se realimenta así mismo: "Hay que formar en materias innovadoras y hay que innovar en la manera en la que se forma, y cuanto más se realimente el círculo más ganamos todos". Según Torres, tras los cursos online masivos hay una dinámica que subyace a esta nueva forma de aprender, que es la colaboración. "Gracias a herramientas que no existían hace cuatro años, tú puedes tener un grupo de estudios con 10.000 personas, con las que compartes información sin que eso sea un caos. Hay herramientas que permiten ordenar el conocimiento, generar otro nuevo y que cada miembro de la comunidad se convierta en un potencial profesor de los demás". De hecho, dice, ya no se habla de profesor o tutor sino del cuidador de la comunidad. El CSEV, junto con el MIT, la UNED, Telefónica y Santander, ha puesto en marcha la red de emprendimiento UNX (www.redunx.org), que cuenta con una plataforma abierta de oferta de cursos masivos.

La red arrancó hace unas semanas y ya han lanzado sus primeros cursos, uno para la creación de aplicaciones móviles. "Está pensado para cualquiera que quiera entrar en la llamada app economy", continúa.

Torres defiende que la formación virtual contribuye a generar una economía digital tangible. Y Pedro Irujo, de la consultora Neoris, está convencido de que el e-learning va a ir al alza, "por su efectividad, porque está orientado a la empleabilidad interna de la propia empresa. Son conocimientos muy específicos que puedes dar en píldoras formativas, en mil formatos interesantes".

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00