sábado, 25 octubre 2014

Está pasando

Exigen un compromiso de recuperación de producción

Los sindicatos de tierra y vuelo desconfían del 'plan B' de Iberia

  • Los sindicatos que representan al personal de tierra y tripulación de cabina de pasajeros (TCP) de Iberia vuelven a recelar de las intenciones de la empresa, que se ha comprometido a negociar un plan de viabilidad 2013-2017. Tras la reunión de ayer, las fuerzas sindicales se quejan de que no se les ha presentado un compromiso de recuperación de rutas.
Temas relacionados:

Cabecera de la manifestación que tuvo lugar el jueves 27 de diciembre en la sede de Iberia

PABLO MONGE

La dirección de Iberia y los seis sindicatos mayoritarios entre los empleados de tierra y TCP (UGT, CC OO, USO, Asetma, Sitcpla y CTA Vuelo) guardaron ayer jueves las formas en la segunda reunión celebrada después de que ambas partes acercaran posturas en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), el pasado 17 de diciembre.

Pero los representantes sindicales tienen la mosca detrás de la oreja. A un mes escaso del 31 de enero, fecha barajada para cerrar un acuerdo, aseguran que Iberia no les ha presentado un plan de recuperación de rutas operadas actualmente por otras aerolíneas con código Iberia.

"Nos hemos abierto a que haya ajustes de empleo, dentro del ERE 72/01 vigente en la empresa, y una reducción de salario para aumentar los niveles de producción y hacer rentable el corto y medio radio, pero no podemos hablar de cifras si la compañía no muestra su plan de retomar la actividad cedida", citan fuentes sindicales.

Desde esta posición, los representantes del 93% de una plantilla de 21.000 trabajadores han demandado a los responsables de Iberia que acudan a la próxima reunión con un plan bajo el brazo. Ese encuentro se celebrará el próximo jueves y es entonces cuando los sindicatos esperan que se pongan las cartas bocarriba. Mientras eso sucede, desde el frente sindical no se esconde un sentimiento de desconfianza hacia Iberia. "Creemos que el acuerdo entre Iberia y los sindicatos para aparcar el Plan de Transformación y buscar otras vías de rentabilidad ha sentado mal al consejero delegado de IAG [holding en que se agrupan Iberia y British Airways], Willie Walsh", citan las mismas fuentes.

Los sindicatos temen que la negociación del plan B que busca mejorar los resultados en el horizonte de 2017 sea una "mera maniobra de dilación de Iberia para terminar ejecutando el ajuste inicial de 4.500 empleados usando la reforma laboral".

Una paz social frágil

El grupo de negociadores por parte de la plantilla sostiene que no se comprometierona la paz social en la mediación del SIMA. Por ello, no descartan volver a un escenario de huelga si Iberia se aparta de la vía pactada.

Del citado acto de mediación del día 17, la aerolínea y sus trabajadores salieron reconociendo que la compañía debía "lograr una base de costes más competitiva y sostenible". Ambas partes se conjuraron para abrir un proceso de negociación que "minimizara el impacto social de las medidas de reestructuración".

El compromiso de las fuerzas sindicales era "acordar las medidas necesarias para conseguir, en el horizonte 2017, la viabilidad y sostenibilidad de la empresa". Iberia, por su parte, se abría a fijar un compromiso anual de nivel de actividad, de inversión en renovación de la flota, y a recuperar rutas siempre que se conviertan en rentables.

Además, Iberia debe mantener en su estructura las actividades de handling y mantenimiento -que pretendía segregar- durante los próximos cinco años. Un último punto importante es el de la aplicación del ERE 72/01 vigente en la compañía para cualquier reestructuración. Este incluye despidos con 35 días por año de servicio, prejubilaciones, bajas temporales, etcétera.

"El negocio para los británicos y el paro para los españoles"

Los sindicatos de Iberia reunieron ayer a más de 2.000 trabajadores ante la sede madrileña de la aerolínea. La concentración tenía un claro leitmotiv: "Por el futuro de Iberia y nuestros puestos de trabajo. Qué se entere Willie Walsh". Las fuerzas sindicales sostienen que en Londres ha sentado mal el acuerdo entre Iberia y sus trabajadores para buscar una alternativa al primer plan de ajuste presentado en noviembre. Antes de la movilización en Madrid tuvo lugar un acto de protesta en el aeropuerto barcelonés de El Prat.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00