miércoles, 23 abril 2014

Está pasando

El sector genera una facturación de 2.354 millones en seis meses

El Estado se hace el amo del juego online

  • El juego ya no es lo que era. La irrupción de las nuevas tecnologías y, sobre todo, la regulación de las apuestas online comienzan a transformar la manera de jugar de los españoles.
Temas relacionados:

Después de seis meses desde que entrara en vigor el nuevo marco legal de esta actividad, un millón de jugadores únicos (la cifra acaba de alcanzarse esta semana) se ha gastado en juegos en internet 2.354 millones de euros.

Esta cantidad ¿es muy elevada, escasa o se acerca a lo estimado por los principales operadores de este negocio? Según los primeros datos facilitados por la Dirección General de Ordenación del Juego, dependiente del Ministerio de Hacienda, dicho nivel de facturación está dentro de lo esperado. "Lo que ocurre es que muchos operadores sobrestimaron las posibilidades de este negocio en España en un momento de recesión como el actual", aseguran fuentes del Departamento de Cristóbal Montoro.

Sea como fuere y con esos datos sobre la mesa, lo cierto es que la Administración central del Estado es, sin duda, una de las grandes vencedoras en esta partida. La Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae) es una de las operadoras que tiene licencia legal para ofrecer juegos online y después de seis meses de actividad es la líder indiscutible del mercado. Aunque los responsables de la Dirección General de Ordenación del Juego eludieron dar las cifras de cómo se reparte este negocio, sí apuntaron que se trata de un negocio muy centralizado, donde más del 80% de la tarta se reparte entre apenas 10 o 15 empresas de la treintena que operan en la actualidad. El Estado gana con este nuevo nicho de actividad doblemente, porque también lo hace vía impuestos. Así, frente a una previsión de cerrar el año con 100 millones de ingresos fiscales por este concepto, "lo más probable es que se superen los 140 millones", confirman fuentes de Hacienda.

Para el año que viene no están definidas las previsiones de ingresos impositivos ni de facturación total porque países con más tradición en la regulación de esta clase de juegos cerrarán este ejercicio con notables caídas del número de jugadores y del gasto.

Italia y Francia son los dos países con un marco legal más similar al español y más veterano (solo Italia lo legalizó en 2008). El juego online en el país transalpino mueve 9.800 millones al año, mientras el francés supera los 10.000 millones. Y, sin embargo, ambos registran descensos del 25%.

Para España, se estima que si todo evoluciona de manera parecida a este año (aunque lo lógico es que, sin crisis, en el año siguiente a legalizarse el juego online, el número de jugadores casi se duplique), en 2013 se puedan registrar entre 4.500 y 5.000 millones de gasto, lo que reportaría a las arcas públicas entre 150 y 160 millones en impuestos. Recuérdese que el juego total (internet más el presencial) representa entre 26.000 y 30.000 millones al año.

¿Quién juega en internet y a qué en España? Según una encuesta realizada a 1.020 jugadores, el póquer es lo más demandado y representa el 40% del gasto, seguido por las apuestas y el casino. En cuanto al perfil tipo, se trata de un varón, de entre 25 y 44 años que trabaja y tiene estudios universitarios.

Más control a la publicidad y nuevas regulaciones

Los responsables del Ministerio de Hacienda se muestran bastante satisfechos con los resultados que arroja el primer balance del juego online en España, si bien admiten que aún quedan muchas cosas por hacer.

De cara al año que viene, se pretende incidir más en la publicidad que se difunde en estas plataformas de juego. Todos los anunciantes deben contar con un permiso expreso para poder emitir su publicidad a través de un operador de juego online. De esta forma, se controla que sus contenidos son los adecuados para el público al que se dirigen. Y aunque existe un convenio por el que son los propios operadores los que se vigilan entre ellos, el Ejecutivo prevé aumentar esos mecanismos para preservar el llamado juego seguro.

De hecho, otra las de las actuaciones que han sido más relevantes en estos últimos seis meses es la persecución del juego ilegal. Se iniciaron 16 procedimientos sancionadores, actualmente en tramitación, de los que tres han cesado ya su actividad ilegal. En 2013 está previsto regular las apuestas cruzadas y las tragaperras online.

Fuentes de Hacienda recuerdan que las multas por infringir la ley oscilan de uno a 50 millones de euros. En cuanto a la tasa administrativa que pagan estas compañías por operar, el año que viene se reduce del 1 por mil aplicado este ejercicio al 0,75 por mil.

Por lo demás, las prioridades seguirán siendo garantizar una apertura segura del mercado que proteja especialmente a los menores y a los más vulnerables, así como una correcta identificación de los jugadores. "Estos deben tener siempre la tranquilidad de que se aplican los límites que establece la ley a las cantidades que se pueden jugar y que su dinero se deposita correctamente en las cuentas habilitadas para ello", explican desde Hacienda.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00