sábado, 20 septiembre 2014

Está pasando

La empresa negociará sobre el primer ajuste propuesto

Iberia y los pilotos fracasan en su acercamiento

  • Iberia amenaza con aplicar a sus pilotos, representados por el Sepla, el plan de ajuste presentado el 9 de noviembre después de que ambas partes no hayan acercado posturas en la reunión que han mantenido esta tarde. Los pilotos pedían un compromiso de crecimiento, para empezar a tratar el plan de viabilidad 2013-2017, que la empresa no está dispuesta a firmar.
Temas relacionados:

Las llamadas telefónicas y distintos correos electrónicos en los últimos días, entre la dirección de Iberia y el Sepla, habían relajado aparentemente el ambiente de total desacuerdo con que se zanjó el primer encuentro entre ambas partes el pasado día 19. Esta tarde ha vuelto a sentarse en la mesa de negociación, en una cita acordada el 21 de diciembre, para fijar el punto de partida de las negociaciones del plan de viabilidad de la aerolínea para el periodo 2013-2017. Pero el fracaso ha sido rotundo.

Iberia ha acudido con el acuerdo alcanzado el 17 de diciembre con los sindicatos de tierra y TCP (CC OO, UGT, Sitcpla, USO, Asetma y CTA Vuelo) en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA). Según los representantes de los pilotos, "la empresa iba dispuesta a hacer concesiones", pero la realidad fue que el director de Recursos Humanos, José Luis Romero, no accedió a cambiar ni una sola coma.

Desde el Sepla pedían que se incluyera entre los objetivos del plan de viabilidad la recuperación de la producción cedida a otras aerolíneas con código Iberia para hacer rentable el corto y medio radio, "negociando para ello las condiciones que permitan alcanzar dicha rentabilidad". Al respecto, el pacto con los sindicatos de tierra y TCP se limita a señalar que la empresa haría "sus mejores esfuerzos" para lograr ese retorno de actividad.

IAG 4,851 1,490%

La segunda clave para el Sepla es que Iberia garantizara un programa de vuelos que asegurara los puestos de trabajo a los pilotos. Una exigencia que, según interpreta Iberia, ponía al colectivo de tripulantes en ventaja respecto al resto de trabajadores.

Máxima tensión

La negociación ha embarrancado y las posiciones están más que enfrentadas. Iberia argumenta que solo le queda ejecutar las medidas avanzadas en el Plan de Transformación 2013-2015, presentado el 9 de noviembre: 537 despidos, de un total de 1.400 pilotos, y rebajas salariales del 25% para el personal que vuele en largo radio y del 40% para el que trabaje en el corto y medio radio. En esta notable reestructuración de plantilla ya se contemplaban prejubilaciones y recolocaciones. Iberia busca niveles de costes para el corto y medio radio semejantes a las de Vueling e Iberia Express. Para ello también pretende establecer nuevos niveles de entrada en la compañía para los pilotos y topes salariales, entre otras medidas.

La reunión de ayer coincidió con el traslado del laudo del árbitro Jaime Montalvo a empresa y sindicato de pilotos. Tras la ruptura con Iberia, el colectivo de trabajadores dice que la empresa amenaza con limitarse "al cumplimiento del laudo sin negociar ningún otro tema". Montalvo ha pedido al Sepla que no recurra a la huelga para meter presión a la negociación.

LOS ESPECIALISTAS

EL FUTURO QUE TENEMOS POR DELANTE

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

GameStop se va de España.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Los más influyentes en la red en Perú

El Pulso de LatAm

d+i Llorente & Cuenca

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00