viernes, 24 octubre 2014

Está pasando

Mas-Colell, artífice del pacto económico con ERC, seguirá siendo uno de los hombres fuertes

Cataluña tendrá un Gobierno más soberanista pero con más peso de Duran

  • El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ultima el diseño del nuevo Gobierno catalán, en el que continuarán, entre otros, los dos anteriores consejeros de UDC, Joana Ortega y Josep Maria Pelegrí, mientras todo apunta a que se incorporará un tercer representante del partido democristiano. Pese a ello, tendrá un marcado carácter soberanista.
Temas relacionados:

Fuentes de CiU consultadas por Efe confirmaron ayer que el nuevo Gobierno de la Generalitat contará con tres consejeros de UDC, con lo que ganará uno en relación al anterior Ejecutivo, después de las conversaciones que Artur Mas habría estado manteniendo con los máximos dirigentes de Unió, el partido que con CDC integra la federación nacionalista. En un comunicado, el presidente del comité de gobierno de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, recordó que es el presidente de la Generalitat el que decide sobre quién forma parte del nuevo Gobierno y aseguró que "todo eso que se está diciendo ahora son rumores".

El presidente catalán acudió ayer al Palau de la Generalitat para continuar trabajando en la composición del nuevo Ejecutivo, pese a que se trataba de un día festivo en Cataluña. Las mismas fuentes consultadas aseguraron que Mas tenía previsto contactar a última hora de ayer con los elegidos y, muy probablemente, hacer pública la composición de su Gabinete a primera hora de hoy jueves. Si se mantiene el guión previsto, los nuevos consejeros tomarán posesión de sus cargos hoy mismo y a continuación tendrá lugar la primera reunión del Govern, fruto del pacto de legislatura con ERC.

Durante su última comparecencia pública, con motivo de la ofrenda floral a la tumba del que fue presidente catalán Francesc Macià, Mas aseguró que el nuevo Gobierno catalán será de "cierta continuidad", ya que confiará en muchos de los integrantes de su anterior equipo que ya cuentan con "un buen rodaje".

Entre los consejeros que no repetirán, está confirmada la ausencia del responsable del departamento de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, que confirmó que dejará el Ejecutivo autonómico por deseo propio, aunque sí conservará el acta de diputado. Además de Recoder, todo apunta a que también saldrán el anterior titular de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena y la responsable de Justicia, Pilar Fernández Bozal. Ambos son los que tienen un perfil menos soberanista dentro del anterior equipo de Mas. En cuanto a quienes sí compartirán responsabilidades con Artur Mas, los analistas políticos dan por seguro que el actual secretario general de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs, hombre del núcleo de confianza de Mas, podría asumir un papel de coordinador del Gabinete como consejero de Presidencia. Otro de los pilares del futuro Gobierno sería Andreu Mas-Colell, asesor en las negociaciones del pacto de gobernabilidad y bien considerado por ERC, que continuaría como responsable de Asuntos económicos y financieros. Asímismo, se mantendría la consejera de Educación, Irene Rigau, reforzada tras el frente abierto con el Ministerio de Educación por la reforma planteada por el ministro José Ignacio Wert.

Otro de los consejeros que está en la cuerda floja es el de Interior, Felip Puig, después del conflicto por la actuación de los Mossos d'Esquadra durante la última huelga general, aunque no se descarta que cambie de departamento y conserve de ese modo alguna responsabilidad en el Ejecutivo, ya que se trata de un hombre de confianza de Artur Mas.

Y mientras se desvelan todas las incógnitas sobre el segundo Gobierno de Artur Mas en dos años, el secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, afirmó ayer que Mas "no es un ejemplo de buen estilo" después de declarar que no había visto en directo el mensaje de Nochebuena del Rey por encontrarse reunido. Sobre qué pasaría respecto a la UE si Cataluña se separase de España, volvió a advertir que si lo hace "por las malas, si no se reforma la Constitución para permitir un referéndum, nadie en la UE podrá reconocer el resultado de esa consulta", apostilló.

Jáuregui ofrece cambiar la Constitución

El diputado socialista y exministro de la Presidencia Ramón Jáuregui consideró ayer "materialmente imposible" que se pueda celebrar una consulta soberanista en Cataluña, como figura en el pacto de gobernabilidad firmado por CiU y ERC, y a cambio ofreció "diálogo" a la Generalitat para "reformar cosas, incluida la propia Constitución" y así dar "una oportunidad" a Cataluña.

En una entrevista a Europa Press y ante la pregunta de si creía que a corto plazo puede haber un pacto entre el PSC y los nacionalistas catalanes, Jáuregui lo descartó a corto plazo, si bien subrayó que "el tiempo dará una oportunidad para reconducir las cosas".

El diputado auguró un futuro inmediato para Cataluña "muy inestable", ya que consideró que será "muy difícil que se pueda producir un entendimiento en todos los planos de la gobernación entre CiU y ERC".

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00