sábado, 25 octubre 2014

Está pasando

Las subastas o absorbidas se librarán

Las restricciones de la UE solo serán para Bankia, BMN, Liberbank y NCG

  • Las condiciones de Bruselas a la banca que reciba ayudas solo serán aplicadas de facto en las entidades que sigan en solitario, es decir, Bankia, BMN, Liberbank y Novagalicia (NCG) si logra capital privado. Las cajas subastadas o absorbidas no estarán sujetas a las limitaciones en política comercial y ajustes.
Temas relacionados:

La Unión Europea (UE) ha dado ya el visto bueno a un paquete de cerca de 39.000 millones de euros -37.000 millones para el Grupo 1, que integra a las ya nacionalizadas, y los 1.900 millones restantes para el Grupo 2- de ayudas europeas para las entidades financieras españolas con déficit de capital. El desembolso de estos fondos estaba sujeto a unas estrictas condiciones, tanto de reducción de tamaño como de restricciones en su política comercial. Pero estas limitaciones no van a afectar a todos los bancos con ayudas, sino solo a los que no salgan a subasta o sean absorbidos por otra entidad, es decir, se aplicarán a Bankia, BMN, Liberbank y Novagalicia si al final consigue captar capital privado. El resto (Catalunya Banc, Ceiss y Caja3) no tendrán que poner en marcha los ajustes de red y plantilla, que correrán a cargo de los compradores, ni tampoco estarán sujetos a las restricciones en política comercial de pasivo y activo.

Sobre captación de fondos, el Memorando de Entendimiento (MoU en sus siglas en inglés) establece que las entidades a las que se inyecten fondos no podrán "llevar a cabo una política comercial muy agresiva". A esta advertencia se suman las limitaciones que impuso el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en 2011 a las cajas que habían recibido ayudas. En estas se establecía que no podían comercializar depósitos remunerados a un tipo de interés medio por encima de los aplicados por las cinco mayores entidades que no hubieran sido rescatadas. Algo que al pasar a formar parte de un grupo financiero sano deja de tener vigencia. De hecho, CAM, adjudicada a Sabadell, paga por un depósito a 18 meses un 4,5%, y Unnim, ahora de BBVA, abona un 4,5% por uno a seis meses. En ambos casos se trata de las rentabilidades más altas del mercado. En créditos, Bruselas ha exigido que se abandone todo el negocio con promotores inmobiliarios y que las entidades nacionalizadas centren su actividad en préstamos a familias y pymes. Todo ello implica una reducción del balance de las entidades afectadas de entre el 25% y el 60%.

Y también de su red ya que deberán limitar su presencia a sus territorios de origen. Bankia, que recibió 4.465 millones del primer FROB y ahora otros 18.000 millones de Bruselas, tendrá, por tanto, que reducir su área de influencia a Madrid, Comunidad Valenciana, Ávila, Segovia y Canarias, fundamentalmente. BMN, con 915 millones del primer FROB y 730 millones de la UE, se concentrará en Murcia, Granada y Baleares. Por su parte, Liberbank (124 millones) se limitará a Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura, mientras Novagalicia (3.627 millones del FROB en total y 5.425 millones de la UE) tendrá que replegarse a la comunidad gallega.

Estas cortapisas dejarán a estas cuatro entidades en una situación de inferioridad de cara a la competencia y, por el contrario, reforzarán la hegemonía de los grandes grupos bancarios que quedarán en España, según diferentes fuentes bancarias.

Cierre de más de 1.700 oficinas

Bruselas exige a estas cuatro entidades financieras el cierre de más de 1.700 oficinas durante los próximos años. El grueso de esta cifra corresponde a Bankia, que adelgazará su red en un 39%, lo que supondrá la eliminación de unos 1.200 locales de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri.

El ajuste de plantilla previsto para Bankia es de unas 6.000 personas, lo que representa el 28% del total. De esta cantidad, se prevé recolocar a unos 1.000 empleados, con lo que la cifra de despidos se reduciría a 5.000. En esta línea, Bankia firmó el pasado viernes un acuerdo estratégico con IBM para externalizar varios servicios. La alianza permitirá a la entidad financiera ahorrar 200 millones de euros durante la vigencia del contrato y permitirá la incorporación de cerca de un centenar de personas del grupo financiero a IBM.

Novagalicia será la segunda más afectada. La UE le impone que recorte el tamaño de la red de NCG Banco de 667 a 454, así como la venta de su filial Evo Banco, que cuenta con 120 sucursales, todas ellas ubicadas fuera del territorio originario de las antiguas cajas gallegas. En cuando a despidos, la entidad tendrá que reducir su número de trabajadores en hasta 2.500.

Por su parte, se prevé que BMN clausure unas 100 oficinas y Liberbank en torno a 80 sucursales.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00