viernes, 18 abril 2014

Está pasando

Las exportaciones cubren el 87% de las importaciones, máximo desde 1972

El déficit comercial cae un 28% y podría cerrar el año en el 2% del PIB

  • El déficit comercial cayó un 28% entre enero y octubre, situándose en 28.000 millones. El Ejecutivo prevé que seguirá reduciéndose y pueda cerrar el año en el 2% del PIB. Eso supone un ajuste de 80.000 millones de euros desde que se inició la crisis en 2007, cuando el déficit llegó al 10%.
Temas relacionados:

La economía española sigue corrigiendo, a golpe de crisis, uno de los principales desequilibrios que acumuló durante la etapa de expansión. El déficit comercial, que mide la diferencia entre las exportaciones y las importaciones, tocó máximos en 2007, cuando llegó a superar los 100.000 millones de euros, un 10% del PIB. Desde esa fecha se fue reduciendo gradualmente y alcanzó velocidad de crucero estos dos últimos años. Especialmente significativa es la corrección de este ejercicio, en el que podría cerrar en el entorno del 2% del PIB, según auguró el viernes el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, durante la presentación de los resultados de la balanza comercial correspondiente a octubre.

Eso significa que el déficit comercial se habría reducido en 80.000 millones de euros en cinco años gracias a dos efectos: el fuerte crecimiento de las exportaciones, gracias a la apertura hacia mercados fuera de la zona euro, y el desplome de las importaciones, impulsado por la caída de la inversión y del consumo interno. Entre enero y octubre de 2012, el déficit comercial ha sido de 28.000 millones de euros, lo que representa un ajuste anual del 28%. Las exportaciones han crecido un 4,2% entre enero y octubre, un porcentaje más que razonable si se tiene en cuenta que la segunda mitad del año ha estado protagonizada por al entrada en recesión de nuestros principales socios comerciales en la zona euro.

Otro dato que avala el buen momento de la balanza comercial es la tasa de cobertura, que mide el porcentaje de importaciones que se cubren con las exportaciones. Este indicador sirve para medir la capacidad de un país para producir bienes y servicios y no tener que depender de las compras a otras naciones. En 2008, esta tasa era del 66%, reflejando el abultado crecimiento de las importaciones para abastecer al negocio de la construcción y a una demanda interna creciendo a tasas de dos dígitos por un elevado consumo. Cinco años después se ha incrementado hasta el 86,8%, lo que supone el mejor registro de la serie histórica, iniciada en 1972.

Y ello ha contribuido de forma decisiva a que España tenga superávit comercial con la gran mayoría de países de la zona euro, un hito también histórico. El saldo positivo para España con la zona euro se eleva a 5.884,2 millones de euros frente los 818,5 millones registrados en el mismo período de 2011.

La economía española registra saldos positivos con Francia (7.775 millones, Reino Unido (2.871), Portugal (5.480) o Italia (640), entre otros. Con Alemania tiene uno deficitario de 3.421 millones, que se ha reducido un 56% anual.

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00