viernes, 19 de diciembre de 2014

Está pasando

Las pernoctaciones se mantienen pese a que cada visitante paga hasta 2 euros por noche de estancia

Las tasas no dañan al turismo en Cataluña

  • En la espiral de menos gasto y más impuestos impuesta por el Ejecutivo de Artur Mas para cuadrar las cuentas catalanas, una de las decisiones que más escoció al empresariado fue la imposición de una tasa turística. El tributo gravaba con una cantidad que oscilaba entre 0,25 y 2 euros, en función de la categoría del establecimiento, cada pernoctación realizada en un hotel de Cataluña. Solo están exentos los menores de 16 años y los visitantes adscritos a un programa social subvencionado por otro país europeo.
Temas relacionados:

Un golpe en la línea de flotación de un negocio que atrae a casi catorce millones de visitantes al año y cuyos empresarios denunciaron el impacto que tendría en sus cuentas introducir una tasa en pleno inicio de la temporada estival. La presión de los hoteleros fue determinante para que el ejecutivo catalán retrasara al 1 de noviembre la puesta en marcha de este tributo, con el que prevé recaudar 50 millones este año. De esa cantidad, el 70% se destinará a promoción turística y el 30% restante irá al municipio en el que se ha realizado la pernoctación.

Las primeras estimaciones echan por tierra los temores de los empresarios. Las pernoctaciones en Barcelona y alrededores, los principales puntos que reciben turistas en esta temporada del año, se han mantenido. En noviembre habrían experimentado una leve caída, que confirmará hoy el Instituto Nacional de Estadística, pero que no ha sido tanto por la tasa como por el desplome del turismo nacional, según Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat). En su opinión, los datos de noviembre no pueden servir de base para valorar cómo afectará la tasa a las pernoctaciones en las decisiones de compra de los turistas. "Noviembre es un mes de transición, en el que la mayoría de destinos vacacionales están cerrados y tan solo están operativos los establecimientos de Barcelona y de localidades limítrofes como Sitges o Castelldefels. A este tipo de establecimientos acuden visitantes de fin de semana o turistas ocasionales que sí están dispuestos a pagar un recargo", remarca.

Molas cree que el mayor impacto se va a producir cuando se inicie la temporada alta, en torno a marzo, puesto que los turoperadores ya han dejado claro que habrá que imputar en el precio final el coste de la tasa turística (entre 0,25 y 2 euros) y de la subida del IVA (del 8% al 10%). "Y eso puede tener una incidencia determinante en las decisiones que tomen los turistas nacionales, muy condicionadas por los recortes de gasto y las subidas de impuestos", apunta.

Cataluña, al igual que el resto de comunidades autónomas, hace un balance desigual de la temporada turística. Aquellas en las que el turismo extranjero predomina sobre el nacional (como Cataluña o Baleares) proponen una lectura positiva del año, mientras que las que dependen del visitante nacional, como Comunidad Valenciana o Andalucía, han experimentado importantes retrocesos en el registro de visitantes. La peor parte se lo han llevados los destinos de interior, como Asturias o Galicia, cuyos empresarios se han visto obligados, ante la falta de demanda, a no volver a abrir sus establecimientos incluso en los dos últimos puentes del 12 de octubre y del 6 y 8 de diciembre.

Récord de 15 millones de visitas

Cataluña cerró el pasado ejercicio como la comunidad autónoma más visitada por los extranjeros en 2011, con un total de 13,7 milllones de turistas. Eso supone que uno de cada cuatro visitantes que entra por nuestras fronteras elige algún enclave de Cataluña para sus vacaciones. La segunda en la clasificación fue Canarias, con 10,1 millones.

Ese liderazgo se va a ver reforzado este año, toda vez que el registro que lleva el ministerio de Industria muestra que Cataluña es la autonomía turística que mejor comportamiento ha tenido este año. Hasta octubre ha recibido 13,1 millones, lo que supone un incremento anual del 10,1%. Si persiste ese ritmo de crecimiento, Cataluña podría cerrar el año con un récord histórico de 15 millones de visitantes.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00