domingo, 20 abril 2014

Está pasando

El acuerdo entre CiU y ERC penaliza el patrimonio y la venta de casas

Mas consolida a Cataluña como la autonomía con mayores impuestos

  • El apoyo de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) al nuevo Gobierno de Artur Mas consolidará a Cataluña como la comunidad con los impuestos más elevados, sobre todo si se compara con Madrid, el otro gran polo económico. Cataluña elevará el impuesto sobre el patrimonio, el de Sucesiones y el de Transmisiones Patrimoniales.
Temas relacionados:

Artur Mas, en rueda de prensa con Oriol Junqueras, líder de ERC

Antes de que Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) se convirtiera en el socio de referencia del futuro Gobierno de Artur Mas, Cataluña ya era la comunidad con los impuestos más altos de España. Sin embargo, el nuevo protagonismo del partido independentista liderado por Oriol Junqueras reforzará la imagen de Cataluña como un territorio de elevada fiscalidad. Artur Mas, que se quedó muy lejos de la mayoría absoluta en las elecciones de noviembre, ha aceptado las condiciones económicas de ERC a cambio de estabilidad parlamentaria. La Generalitat prevé la aprobación de, como mínimo, nueve medidas fiscales entre aumentos impositivos y creación de nuevas tasas.

Así, Cataluña se convertirá en la comunidad con un mayor impuesto sobre el patrimonio y recuperará el impuesto sobre sucesiones y donaciones, un tributo que prácticamente han eliminado todas las autonomías en operaciones entre padres e hijos. La Generalitat también elevará el impuesto sobre transmisiones patrimoniales, que en la mayoría de comunidades se mantiene en el 7% y establecerá nuevos impuestos como la euroviñeta o el tributo sobre bebidas con "exceso de azúcares".

La situación catalana contrasta con la fiscalidad del otro gran polo económico de España, Madrid, donde los tributos se encuentran por debajo de la media. Ello es especialmente evidente al observar el trato que recibirán los contribuyentes con mayores recursos. Mientras que la comunidad presidida por Ignacio González no aplica el impuesto sobre el patrimonio, Cataluña sí que lo recaudará y rebajará el mínimo exento de los 700.000 euros vigentes a 500.000 euros. A efectos prácticos, un contribuyente con un patrimonio neto de 1,5 millones de euros, pagará en Cataluña 5.500 euros por este tributo que el Gobierno de Mariano Rajoy, en principio, eliminará para el ejercicio 2014. Además, la Generalitat estudiará la posibilidad de aplicar un recargo para los patrimonios más altos, cuyo tipo actual se sitúa en el 2,5%.

Además, Cataluña mantiene el tipo del IRPF en el 56%, el más alto de España. En el mundo, solo Suecia y Aruba cuentan con un gravamen mayor. En Madrid, el tipo máximo asciende al 51,9%, 4 puntos por debajo del catalán. Un directivo que gane 605.000 euros brutos anuales, pagará por IRPF en Cataluña 311.995 euros. Mientras que otro contribuyente con idéntico salario, abonará 293.190,6 euros en Madrid, 18.800 euros menos.

Más impuestos a la vivienda

Es cierto que las diferencias en patrimonio y el IRPF afectan a contribuyentes adinerados y que representan una minoría selecta, aunque muy apreciada para las arcas públicas. A pie de calle, también se registran asimetrías importantes. El pacto entre CiU y ERC contempla elevar del 8% al 10% el impuesto sobre transmisiones patrimoniales, un tributo que grava la compraventa de viviendas de segundo mano. En la mayoría de comunidades, y en Madrid en particular, el tipo se encuentran en el 7%. Esto significa que un contribuyente que compre un piso de segunda mano por 250.000 euros en Barcelona, pagará 25.000 euros por este tributo que ingresan en su integridad las comunidades autónomas. En cambio, la adquisición de un piso de igual valor en la Comunidad de Madrid conllevará el pago de 17.500 euros, es decir, 7.500 euros menos. Extremadura llega a aplicar un tipo en Transmisiones del 11%, aunque solo para viviendas que cuesten más de 600.000 euros.

Pedir un préstamo hipotecario también resulta más caro en Cataluña, cuyo tipo en el impuesto de actos jurídicos documentados asciende al 1,5% frente al 1% vigente en Madrid. Si bien falta conocer la letra pequeña de las medidas fiscales que entrarán en vigor en virtud del pacto entre CiU y ERC, los catalanes ya tienen la certeza de que, en mayor o menor medida, pagarán más impuestos que el resto de contribuyentes.

El Constitucional, punto de encuentro

El frente abierto entre el Gobierno catalán y el de Mariano Rajoy tiene como víctima colateral al Tribunal Constitucional, que recibirá en los próximos meses un alud de recursos. La Generalitat llevará ante sus magistrados los recortes en sanidad y educación y también las tasas judiciales. Y el Gobierno de Mariano Rajoy ya estudia hacer lo propio con el impuesto sobre depósitos bancarios, una medida fiscal que ya ha aprobado el Ejecutivo de Artur Mas -todavía en funciones- como guiño a ERC. El impuesto catalán sobre depósitos bancarios resulta improbable que llegue a recaudarse. El Gobierno central contempla en la Ley de Medidas Tributarias que acompaña a los presupuestos de 2012 aprobar un tributo análogo a nivel estatal con un gravamen del 0% para evitar, precisamente, que lo recauden las comunidades. Cataluña, que sabe que no podrá recaudar el impuesto, reclamará una compensación que Hacienda rechaza pagar.

El departamento de Cristóbal Montoro señala que solo restituirá a Extremadura, Andalucía y Canarias, que ya aplicaban el tributo antes de que el Ejecutivo anunciara el gravamen estatal del 0%. La Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) criticó el impuesto catalán y señaló que, si llega a aplicarse, encarecerá el crédito y desincentivará el ahorro.

Las nueve medidas que vienen

1 Depósitos. El pacto sellado entre Convergència i Unió (CIU) y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) contempla la defensa acérrima de la aplicación del impuesto sobre los depósitos bancarios, tributo que aprobó el martes el Gobierno y que Hacienda recurrirá al Constitucional.

2 Patrimonio. La idea de la Generalitat es rebajar el mínimo exento del impuesto de patrimonio de 700.000 euros a 500.000 euros. Además, se establecerá un recargo para los tramos más altos.

3 Vivienda. El impuesto sobre transmisiones patrimoniales pasará del 8% al 10%. La medida afecta a la compraventa de viviendas usadas.

4 Euroviñeta. Con este nombre se conoce la tasa que grava los vehículos pesados. La Generalitat pretende aplicarla a "las vías de titularidad catalana".

5 Sucesiones. Artur Mas rebajó el impuesto sobre sucesiones y donaciones al máximo cuando ganó las elecciones autonómicas de 2010 y ahora dará marcha atrás y, como mínimo, dejará el tributo tal y como existía durante el Gobierno de José Montilla.

6 Bebidas. Siguiendo el ejemplo de otros países, la Generalitat penalizará fiscalmente las bebidas con "exceso de azúcar". La medida afectaría "a la grandes distribuidoras".

7 Nucleares. Se incrementarán impuestos medioambientales y se establecerá un gravamen de protección civil sobre las nucleares.

8 Pisos vacíos. El objetivo es gravar los pisos vacíos que sean "propiedad de sociedades mercantiles". La medida, si bien es posible, presenta importantes problemas técnicos.

9 Comercios. Se aumentará el impuesto sobre grandes superficies comerciales.

LOS ESPECIALISTAS

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00