miércoles, 26 de noviembre de 2014

Está pasando

Sabadell y Popular contarán con uno cada uno

Santander y CaixaBank tendrán dos consejeros en el 'banco malo'

  • El consejo de administración de Sareb tendrá 15 sillas de las que siete estarán ocupadas por inversores privados. La banca acaba de cerrar un acuerdo con el FROB para ocupar seis de ellas. Santander y CaixaBank, principales socios de Sareb, tendrán dos consejeros cada uno mientras que Sabadell y Popular tendrán uno por entidad, pese a que se especulaba con que compartirían un asiento.
Temas relacionados:

Vista de la fachada de un banco

THINKSTOCK

Los flecos de la sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria siguen cerrándose minuto a minuto, con vistas a que Sareb esté plenamente operativa antes de final de año. La banca y el FROB acaban de cerrar un acuerdo para constituir el consejo de administración del banco malo en el que las firmas financieras verán compensado su esfuerzo inversor con una enorme cuota de poder, según fuentes del sector.

El reparto del consejo, que estará formado por 15 miembros, estaba inicialmente pensado para dar cinco sillas a los inversores privados, cinco al FROB y cinco para consejeros independientes.

Finalmente, sin embargo, el FROB ha aceptado ceder dos de sus asientos a la banca como contrapartida al sacrificio arrancado a Santander, CaixaBank, Popular, Sabadell y Kutxabank par que garanticen hasta el 44% de los 5.000 millones de recursos propios con que terminará contando la entidad.

Santander, que aportará hasta 840 millones de euros, contará con dos consejeros. Uno de ellos será Remigio Iglesias, director de recuperaciones de la entidad que preside Emilio Botín y por Antonio Trueba. Otro tanto ocurre con CaixaBank, que invertirá hasta 606 millones y estará representada en Sareb por su director general, Antonio Massanell, y el experto en el mercado inmobiliario José Ramón Montserrat.

En el caso de Sabadell y Popular, que invertirán hasta 335 y 228 millones respectivamente y no alcanzan el 9% de participación que se exigía inicialmente para ocupar cada asiento, el punto de partida fue que ambas entidades compartieran consejero o nombraran a dos con cargo rotatorio.

Finalmente, sin embargo, cada firma contará con su propio asiento en el consejo. Del lado de Sabadell el encargado será su director general, Miguel Montes. Popular, por su parte, tendrá a Francisco Sacha, secretario general del banco. Kutxabank, que ha comprometido 128 millones como máximo, no tendrá derecho a silla en el consejo. El asiento vacante, por tanto, se reservará para representar al resto de inversores privados de importancia que entren en la sociedad.

Régimen de incompatibilidades

El reglamento que articula el funcionamiento del banco malo, aprobado por el Consejo de Ministros establece que "la condición de miembro del Consejo de Administración es incompatible con "quienes desempeñen un cargo similar, mantuvieran relaciones laborales, mercantiles o profesionales con sociedades dedicadas a una actividad análoga a la de la Sareb o tengan directa o indirectamente intereses significativos en dichas sociedades".

Aunque el texto parece indicar una clara incompatibilidad entre las personas designadas, todas de la directiva de la banca sana, que venderá sus inmuebles en competencia directa con Sareb, el Gobierno parece haber hecho una interpretación laxa de la norma en pos de la inversión recibida por parte de las entidades.

LOS ESPECIALISTAS

EL CASO DE JAPON ES DIFERENTE (ESPERO)

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00