viernes, 18 abril 2014

Está pasando

Junto con Banif

Santander absorbe Banesto

  • Banco Santander ha comunicado hoy a la CNMV la fusión por absorción de Banesto, operación que se enmarca en un proceso de integración comercial, agrupando bajo la marca Santander tanto a este banco como a Banif, lo que supondrá la desaparición de la marca Banesto. Santander dará a los minoritarios una prima del 25% del cierre de Banesto del viernes.
Temas relacionados:

Oficina de Banesto en Madrid.

CINCO DÍAS

Otro terremoto en el sector financiero español. Banco Santander ha anunciado hoy a la CNMV su intención de absorber Banesto, una entidad que siempre se había mantenido independiente dentro del organigrama desde que entró bajo su influencia a mediado de los años 90. "Esta operación se produce en el marco de una profunda reestructuración del sistema financiero español, que está suponiendo una fuerte reducción del número de competidores y la creación de entidades de mayor tamaño", ha asegurado el banco en una nota de prensa. "En este contexto, Banco Santander ha decidido operar bajo una marca única en España, integrando Banesto y Banif". La operación se completará en mayo del año que viene, con la integración operativa y de marca.

Santander aplicará una ecuación de canje de 0,633 acciones de Santander, de 0,5 euros de valor nominal cada una, por cada acción de Banesto, de 0,79 euros de valor nominal cada una. Los accionistas minoritarios de Banesto, que suponen el 10,26% del capital, recibirán acciones en circulación de Banco Santander con una prima del 24,9% sobre la cotización del viernes 14 de diciembre.

El primer efecto notable será la disminución de la red y de la plantilla, con el cierre de unas 700 oficinas de las 4.664 que suman actualmente Santander, Banif y Banesto. Esta última entidad posee actualmente 1.698 oficinas y una plantilla de 8.303 empleados, activos por 99.953 millones y 2,4 millones de clientes. "La optimización de la red", asegura el grupo, "supondrá una disminución del número de empleados, que se producirá de manera progresiva y sin medidas traumáticas mediante la recolocación en otras unidades del grupo Santander, tanto en España como en el extranjero, la rotación natural de plantillas y bajas incentivadas". Así las cosas, según los cálculos del banco, la fusión producirá un ahorro de costes del 10%, lo que supone 420 millones al tercer año. Adicionalmente, se espera un aumento de los ingresos de 100 millones. Por tanto, las sinergias totales ascenderán a 520 millones brutos anuales a partir del tercer año. "La fusión agrega valor desde el primer momento", completa la nota de prensa, "mejorando el beneficio por acción en un 3% al tercer año".

La integración de Banif (filial al 100%) por su parte, permitirá en opinión del grupo potenciar el segmento de banca privada. La entidad absorbida gestiona más de 36.000 millones y cuenta con 550 empleados que trabajan en 52 oficinas. El grupo gestiona 78.000 millones.

Proyecto estudiado

Lo cierto es que Santander lleva tiempo dado vueltas al futuro de Banesto, según ha reconocido en varias ocasiones el consejero delegado, Alfredo Sáenz. No han sido pocas las alternativas que se han tenido en cuenta. Hasta ahora, la más probable era que la filial traspasase a la matriz unas 350 oficinas, con personal y negocio incluido. Sin embargo, el grupo ha decidido ir un paso más allá e integrar el negocio dentro de la matriz. Es decir, desaparece una marca centenaria.

Banesto ha decidido ya cerrar este año unas 66 oficinas, de las que 50 se van a clausurar en diciembre. Desde que se inició la crisis la filial de Santander ha reducido su red en 300 sucursales (incluidas las pendientes), lo que representa el 17,5% del total. En los nueve primeros meses del presente ejercicio Banesto ganó 50,1 millones de euros, un 83,2% menos que la cifra de beneficio de un año antes, tras realizar dotaciones y saneamientos por 1.462 millones. Banco Santander logró un beneficio neto de 1.804 millones hasta septiembre, un 66 % menos que en 2011, tras cubrir el 90 % de los requerimientos de la normativa sobre riesgos inmobiliarios.

La entidad cerró el pasado viernes a un precio de 5,90 euros por acción, sin cambios respecto al día anterior, mientras que Banesto cayó un 0,3% el viernes, hasta 2,99 euros.

Orígenes

Los orígenes de Banco Español de Crédito se remontan a mediados del siglo XIX, cuando una sociedad bancaria española de capital francés decidió constituir la Sociedad General de Crédito Mobiliario Español. La Institución fue creada por Isaac Pereire. Su cartera de inversiones estaba constituida por la cobertura del déficit presupuestario español, a través de adquisiciones de deuda pública y la financiación de empresas del sector público.

Banesto siempre ha sido una pieza apatecida por las restantes entidades: el 19 de noviembre de 1986, bajo la presidencia de Mario Conde, el entonces Banco de Bilbao le propuso la fusión, que fue desestimada por el consejo de administración. Algunos días más tarde este mismo Banco lanzó una opa que finalmente no prosperó. Esta opa fue considerada por muchos la primera que se lanzaba en el panorama empresarial español.

Los malos tiempos llegarían en los años 90. Los problemas de capital (se descubrió un desfase de 3.636 millones de euros, 605.000 millones de las antiguas pesetas) y de morosidad del banco provocaron la intervención del Banco de España el 28 de diciembre de 1993, destituyendo a todo el consejo de administración del banco. La destitución de Mario Conde supuso una auténtica conmoción en el sector español y llevaría a la cárcel al empresario gallego por apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. Entonces, el Banco de España nombró a Alfredo Sáenz, vicepresidente por entonces del Bilbao Vizcaya (BBV), y a otros cuatro representantes de los principales bancos nacionales consejeros de la entidad. æpermil;stos fueron los encargados de diseñar un plan de saneamiento de la entidad financiera. El Santander lograría hacerse con la entidad en abril de 1994 en una subasta ante BBV y Argentaria, lo que le convirtió en el banco más grande de España tras pagar cerca de 280.000 millones de pesetas (1.683 millones de euros).

Posteriormente, en febrero de 1998 este banco lanzó una OPA sobre el 100% del capital social de Banesto, en virtud de la cual se hizo con el 97,5% de las acciones. El 13 de Febrero de 2002 el Consejo de Administración de Banesto nombró a Ana Patricia Botín, hija de Emilio Botín, consejera y presidente de la entidad en sustitución de Alfredo Sáenz Abad. El 3 de noviembre de 2010 la relevaría Antonio Basagoiti García-Tuñon.

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00