jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

Análisis técnico

El éxito comienza aquí

  • Dejamos el día a día de las Bolsas durante esta semana e iniciamos una serie de cinco entregas, analizando como quedan los gráficos del medio plazo en los grandes índices de la renta variable para el nuevo año que está a punto de nacer. Comenzamos con los pesos pesados europeos, el Emperador y el Káiser alemán.

Está a punto de finalizar 2012, un año complicado de ida y vuelta para las Bolsas con dos escenarios claramente diferenciados. Tras los tres primeros meses en los que continúo la recuperación iniciada en el otoño de 2011, después de la debacle veraniega de aquel año, un selectivo se descolgaba del resto y daba un serio aviso bajista, el español. No pudo seguir a sus homólogas y comenzaba el camino al infierno en el mes febrero. En estos análisis hablamos por aquel entonces de esa peligrosa divergencia, algo no funcionaba bien en renta variable comentábamos.

El principio de confirmación de Charles Henry Dow, aplicado a la renta variable, nos ayudó a prevenir lo que ocurrió después. Un mes más tarde, el resto de selectivos se desplomaba acompañando al Campeador. Un sólo un índice que no sigue la tendencia del resto y se mueve claramente en dirección opuesta, puede generar grandes dudas dando lugar a periodos de inestabilidad por la no confirmación, como así sucedió.

Dura corrección en las Bolsas que duró hasta el mes de julio. Llevó al selectivo español perder los mínimos del año 2009, alcanzando los 5.900 puntos. El resto del continente aguantaba bien la tormenta sin trazar nuevos mínimos sobre los gráficos, a excepción del César italiano. En la segunda parte de año, enérgica recuperación global llevando a reconquistar y superar en algunos índices, los máximos anuales alcanzados en marzo.

NASDAQ 100 4.012,268 1,590%
Petroleo Brent 86,280 -0,507%
Oro 1.231,880 -0,699%
Plata 17,150 0,469%
EUR x USD 1,2644 0,000%
IBEX 35 10.333,700 0,820%
DAX XETRA 9.047,310 1,200%
CAC 40 4.157,680 1,280%
EUROSTOXX 50 3.044,300 1,190%
DOW JONES 16.677,900 1,320%

S&P 500 1.950,820 1,230%
FTSE 6.419,150 0,300%

Mientras los fundamentales hablan de recesión y escriben un negro 2013, las velas han ido adquiriendo un brillante color verde, superando resistencias clave en varios índices. ¿Contradicción?. El tiempo dirá quien se equivoca. Como trader mi fe está en el gráfico. Mis guías son resistencias y soportes. Y el stop de protección, la penitencia contra mis errores para evitar la hoguera. Huyo de falsos profetas y adivinos, si he de pagar que sea por mis ideas, no por las suyas. A pocos días para cerrar el año, muchos gráficos están abriendo las puertas a un brillante 2013. Y si las cierran, ya han dejado dibujado donde lo harán.

Eurostoxx, el conquistador

El Emperador alcanza éxito a final de año. El selectivo europeo cierra una histórica semana por encima de los 2.600 puntos. Hazaña cumplida, algo muy importante está empezando a cambiar, la tendencia del medio/largo plazo. Si llegan las uvas por encima de estos niveles no se sorprenda, el año 2013 puede traer ascensos como la espuma de una botella de cava al descorchar, aún sin tener motivos aparentes en la economía. La Bolsa funciona por expectativas y siempre se adelanta a los hechos futuros más de lo que la gente cree. Las tendencias de fondo poseen un escondido poder de difícil comprensión. El mercado lo descuenta todo y se refleja en los precios, dijo Dow.

En el gráfico medio/largo plazo en velas semanales del Eurostoxx se ve muy claro, se han roto niveles de resistencia claves y no me pregunto el motivo. ¿Es necesario hacerlo?. Para especular en Bolsa, no. Tampoco espero certezas de un chart, nunca las dará. El mercado es impredecible y se aprende rápido en este mundo que todo son probabilidades. Ahora están en manos de los toros. Han superado la directriz bajista que se inicia en el año 2007 y superan definitivamente la media móvil de las 200 sesiones. La gesta incluye la superación de la zona clavicular del HCH que en agosto de 2011, provocó el fuerte desplome hasta los 1.935 puntos.

Técnicamente es una conquista muy seria de cara al futuro. Deja al Emperador sobre los 2.630 puntos. La última vela semanal trazada es nítida en la salida de la ruptura. Sólida con cierre en máximos y larga sombra inferior. Todo apunta hacia los 2.800/070 puntos, en busca de la parte alta del canal alcista desarrollado desde los mencionados 1.935 puntos. En el impulso desde esos mínimos se pueden apreciar ya cuatro ondas, a falta de una quinta al alza que parece iniciarse. Cumple con los requisitos de Elliott, la tercera impulsiva nunca es la más corta y la cuarta correctiva no perfora la primera.

Los bajistas sólo darán señal de fortaleza en el corto plazo si recuperan la directriz rota, sobre los 2.500/020 puntos y perforando la media móvil de las 20 sesiones. Asciende rápidamente en busca de la de 200. No habrá ofensiva seria si no es por debajo de los últimos mínimos relativos en los 2.427 puntos y cruzando la media móvil de las 50 sesiones en un cierre semanal. El canal alcista iniciado en 2011 no se verá en riesgo sin ver al Emperador cediendo los 2.200 puntos. Con un gráfico así es complicado empezar a dudar de los alcistas para el año entrante. Superando los 2.800 puntos, los toros tendrían todo de cara en 2013 para ir en busca de los 3.044/77 puntos, máximos alcanzados en 2010 y 2011.

Dax, el jefe alcista

Un selectivo marca la diferencia en nuestro continente, el alemán. El gráfico de medio plazo del Káiser es un una manifestación alcista se mire por donde se mire. Los toros han superado la directriz bajista que les frenó en el año 2011 y quedan a las puertas de los 7.600 puntos, fueron superados durante la semana. Después de estar a punto de perder el control del corto plazo en noviembre, perdiendo los primeros soportes, la recuperación de los alcistas ha sido asombrosa. Cierran sobre los 7.596 puntos. Dibujan una sólida vela semanal con escasas sombras en los extremos. Sólo falta romper la resistencia creciente que coincide con los mencionados 7.600 puntos.

Pasado definitivamente ese nivel, la resistencia horizontal de los 8.150 puntos espera. Estamos hablando de los últimos máximos alcanzados en el Dax antes de la crisis tecnológica del año 2000 y de la crisis subprime del 2007. Para hacernos una idea clara, es como si el Ibex estuviera cerca de los 16.000 puntos o el Eurostoxx en los 4.500. El canal alcista de medio plazo tiene su techo sobre los 8.800. En el corto plazo, no habrá debilidad en los toros mientras estén por encima de la bandera y la directriz rota sobre los 7.400 puntos.

Sólo por debajo de los 6.870 puntos y de la base inferior del canal alcista, los osos tendrán opciones para el medio plazo, coincide con la media móvil de las 50 sesiones. La tendencia del largo no se verá comprometida sin ceder los 6.000 puntos y la media móvil de las 200 sesiones. No porque un índice haya subido mucho es señal de que deba caer, error frecuente entre muchos traders, sino de fortaleza. Y el selectivo germano ha demostrado ser el más sólido con diferencia. Mientras los mínimos y los máximos sean crecientes, dudar de una tendencia alcista de fondo es absurdo. El Káiser no ha parado de trazarlos.

Si el año entrante ve al Káiser por encima de la cota de los 8.150 puntos, entrará en subida libre absoluta. No será sencillo conseguirlo, pero si lo hace, superará una resistencia de más de 13 años. Los ascensos que esto puede suponer no son predecibles. Sin barrera alguna por delante en el gráfico, las subidas tienden a retroalimentarse cogiendo gran altura. El Dax puede convertirse en el Ave Fénix europeo en 2013.

Terminamos este primer análisis especial con una frase de Oswald Boelcke, piloto de la Primera guerra Mundial, considerado el padre de tácticas de combate aéreo alemán. Fue maestro del as de la aviación Manfred von Richthofen, conocido como el Barón Rojo. Nunca dejó de admirar a su mentor a pesar de superarle en victorias. Boelcke le enseñó: "Nunca intente huir de un caza enemigo, si usted es sorprendido por un ataque en su cola, vuélvase y enfrente al enemigo". Exactamente lo que han hecho los alcistas en los dos grandes índices europeos. El Káiser alemán y el Emperador europeo se han dado la vuelta en la segunda parte del año, en busca de derribar a su adversario. Veremos quien abate a quien en 2013.

LOS ESPECIALISTAS

UNION BANCARIA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00