jueves, 27 de noviembre de 2014

Está pasando

Los 'Fondtesoro', con más de 1.400 millones de euros en activos, podrán comprar deuda del FROB

Economía permite que los fondos de inversión ultraseguros contribuyan al rescate bancario

  • El Ministerio de Economía ha abierto la puerta a que los fondos de inversión aliados con el Tesoro (los 'Fondtesoro') compren deuda emitida por el FROB, por el FADE, por el fondo de pago a proveedores (FFPP) o por el ICO. Estas carteras, consideradas ultraseguras, cuentan con un patrimonio de más de 1.400 millones de euros.
Temas relacionados:

Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad, en una imagen tomada en el Congreso el 11 de julio de 2012.

EFE

España ya tiene más compradores potenciales de la deuda que emitan los fondos creados para rescatar a la banca -el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)-, para titulizar (traspasar el riesgo a los mercados) el déficit de tarifa de las eléctricas (FADE) y para pagar a los proveedores (FFPP). Los fondos de inversión aliados con el Tesoro y comercializados bajo la denominación Fondtesoro ya pueden comprar deuda que venda cualquiera de ellos. También podrán invertir en deuda comercializada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Los Fondtesoro son una figura creada en 1990 por el Gobierno con el objetivo de promocionar la deuda pública entre los pequeños inversores utilizando los fondos de inversión. Su misión es "promover la mejor colocación de deuda del Estado". Su sello de identidad ha sido siempre la seguridad, puesto que al menos el 70% de su patrimonio ha de estar invertido en deuda soberana española.

La novedad radica en que estas carteras podrán comprar no solo deuda que haya emitido el Tesoro. También servirá la comercializada por alguno de los mencionados fondos creados en los últimos tiempos por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero o por el de Mariano Rajoy. La explicación que ofrece Economía para abrir la puerta a la deuda de estos fondos es que "su naturaleza y calidad crediticia" son similares.

Así, a partir de ya, gracias a una Orden Ministerial, Economía permite que las 20 gestoras que comercializan algún Fondtesoro contribuyan a financiar el rescate bancario, a titulizar el déficit de tarifa o a proveer de dinero al fondo de pago a proveedores. Los fondos con la marca Fondtesoro son actualmente 25, según el Tesoro, y cuentan con un patrimonio de unos 1.408 millones de euros.

La nueva regulación abre la puerta a este tipo de deuda con garantía pública que suele ofrecer más rentabilidad, debido a la percepción de los inversores de que es menos segura que la emitida por el Tesoro, el organismo de financiación del Estado por excelencia. Los fondos cuentan, eso sí, con la "garantía explícita, incondicional e irrevocable del Reino de España", como asegura el FROB en una presentación.

El fondo de rescate de la banca ha recibido ya la inyección europea de cerca de 40.000 millones para tapar los agujeros del sistema financiero español pero cuenta con la capacidad de emitir deuda y, de hecho, lo ha hecho en varias ocasiones. Ha ofrecido rentabilidades superiores a las del Tesoro por bonos al mismo plazo, por ejemplo, en las colocaciones que efectuó en noviembre de 2009 y enero, julio y octubre de 2011.

En todo caso, hay limitaciones para la inversión de los Fondtesoro en este tipo de activos: solo podrán destinar el 30% de su patrimonio a bonos vendidos por fondos con respaldo estatal. "De este modo, se aumentan las posibilidades de actuación de las gestoras de los fondos, potenciándose el atractivo de estos productos para los inversores sin menoscabo de su seguridad", explica la norma.

Menos rating

Economía ya abrió la puerta en 2006 a que los Fondtesoro invirtieran en deuda emitida por fondos de titulización de activos para pequeñas y medianas empresas (FTPymes ) avalada por el Estado y en 2008 a que lo hicieran en fondos de titulización de activos que incorporen préstamos hipotecarios destinados a la financiación a particulares de vivienda protegida (FTVPO) con el aval del ICO.

La actual modificación también permite que la cartera no invertida en deuda estatal tenga menos calificación. Hasta ahora, podían comprar renta fija privada o invertir en depósitos de entidades financieras que contaran con una nota mínima de A+ según Standard & Poor's y Fitch o de A1 según Moody's. Esta calificación se sitúa cuatro escalones por debajo de la matrícula de honor (triple A).

Pues bien, Economía afirma que "teniendo en cuenta la situación actual de rebaja de las calificaciones crediticias de la renta fija [...] sustituye tal obligación por la de contar como mínimo con una calificación de solvencia no inferior a la del Reino de España, emitida o refrendada por una agencia de calificación crediticia".

España cuenta con una calificación a largo plazo de Baa3 (un escalón por encima del bono basura), según Moody's; de BBB- (también un nota por encima de la calificación de "grado de no inversión"); y de BBB (dos escalones por encima), según Fitch. Estas son las calificaciones que exige ahora el Gobierno a la deuda privada en la que pueden invertir los Fondtesoro.

LOS ESPECIALISTAS

¿SECULAR?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00