viernes, 28 de noviembre de 2014

Está pasando

Análisis técnico

K.O. técnico

  • Vibrante llega el cierre semanal, el Ibex conquista los 8.000 puntos y Europa aguarda la victoria final por encima de los 2.611 puntos. Wall Street no termina de romper. Maniobrar con un ejército es ventajoso. Maniobrar con una multitud indisciplinada es un peligro

LA ESTRATEGÍA ALCISTA DEL S&P 500

CH.F.

Llega el Día D para las Bolsas. Los nervios a flor de piel en ambos adversarios, osos y toros saben lo mucho que hay en juego en la última sesión de la semana. El sueño parece demasiado perfecto. Europa por encima de sus resistencias clave del medio/largo plazo, el Ibex superando la cota de los 8.000 puntos, pero Wall Street no puede con sus resistencias, los bajistas llaman a la puerta. La Bolsa es de todo menos sencilla. Una guerra enigmática, atrayente y astuta. Descifrarla, misión imposible, vive del engaño. Pero si sabemos algo, romper resistencias significa vencer. Y la victoria debe suceder a ambos lados del Atlántico.

El Campeador no defraudó un día antes del gran día. Los alcistas volvieron a mostrarse duros y combativos. Sin mostrar signos de debilidad mientras los selectivos europeos les llegaba la hora de consolidar las continuadas subidas. Algo merecido y sano sin duda antes de enfrentarse al duro cierre que les esperan. El Ibex inició con mucho ímpetu la sesión. Los toros superaban rápidamente los últimos máximos, alcanzaban los 8.036 puntos después de las refriegas iniciales. La bandera de consolidación estaba rota. Pero los bajistas se defendieron con uñas y dientes sabedores que Europa estaba de avituallamiento.

Los alcistas se replegaron a la zona 8.000, desde donde se desarrolló un intenso lateral hasta los 7.977 puntos durante toda la mañana. Los ataques entre los dos niveles eran constantes. Ninguno cedía un palmo de terreno llegado su zona. El ejército alcista llevaba cierta ventaja, el Campeador mantenía los números verdes mientras Europa enrojecía. La sesión dejaba claro que no iba a ser el día de la ruptura. Sólo quedaba saber si los alcistas tendrían la fuerza suficiente para cerrar por encima de los 8.000 puntos y de la parte superior de la bandera de consolidación.

NASDAQ 100 4.317,988 0,690%
Petroleo Brent 72,710 2,481%
Oro 1.184,090 -0,601%
Plata 16,060 -0,925%
EUR x USD 1,2452 -0,112%
IBEX 35 10.712,500 -0,140%
DAX XETRA 9.938,870 -0,360%
CAC 40 4.359,430 -0,520%
EUROSTOXX 50 3.230,660 -0,440%
DOW JONES 17.827,750 0,070%

S&P 500 2.072,830 0,280%
FTSE 6.680,110 -0,640%

Al final lo consiguieron. Pasada la apertura americana, los alcistas rompían el extenso lateral para terminar la sesión sobre los 8.017 puntos con un trabajado ascenso del +0,38%. Dibuja una pequeña peonza por encima de la bandera. El volumen de negociación sigue en descenso poco a poco. Las medias móviles sin cambios, al alza. El éxito debe ser completado y seguido de un ataque a los 8.230 puntos. No valen medias tintas en estos terrenos. Los osos guardan una última carta, los 8.030 puntos no fueron conquistados.

Como guía para importante para hoy, el gráfico nos deja los mínimos de la peonza en los 7.977 puntos. No deberían ser perdidos o el riesgo será dibujar una solida vela bajista hasta los 7.900 puntos, poniendo en duda la rotura. Lo vela es de incertidumbre en lo alto. Sobre estos niveles clave, los osos pueden sorprender en cualquier momento al verse acorralados. Toda precaución es poca. El cierre semanal espera, acompañado del éxito o el fracaso. Veremos.

Europa

El Emperador europeo tuvo una sesión de lo más tranquila esperando el final de la semana. Consolidó levemente, dejándose un escaso -0,10% hasta los 2.627 puntos. Dibujó una segunda peonza, en este caso de color rojo, que logro alcanzar nuevos máximos intradía sobre los 2.638 puntos, sin trazar nuevos mínimos con respecto a la anterior. Los osos no consiguen amedrentar a sus adversarios. Un tercer día por encima de los 2.611 puntos junto a un cierre semanal, confirmaría la victoria alcista en el Eurostoxx. La gran resistencia quedaría tomada definitivamente. La hazaña está a punto de hacerse realidad. Las medias móviles continúan ascendiendo con rapidez.

Algo más consolidó ayer el Káiser germano que se dejó un -0,43% hasta los 7.581 puntos. Nada preocupante después de la exitosa campaña realizada durante la semana. El Dax ha batido todas la barreras que tenía por delante. La fortaleza de los carros de combate alemanes ha sido tan abrumadora que pensar que los bajistas puedan hacer daño resulta difícil de creer. Sólo por debajo de los 7.460 puntos darían señales de una respuesta seria y a falta de la última sesión parece misión imposible. Dibuja una pequeña vela roja con ligera sombra inferior que no aporta grandes cambios sobre el gráfico. Las medias móviles continúan su ascenso.

Un ligero -0,27% se dejó el Gentleman inglés hasta los 5.929 puntos que se vio frenado en el mismo nivel que el día anterior, sobre los 5.950 puntos sin dibujar nuevos mínimos relativos. La misión para los alcistas es cerrar la semana por encima de los 5.932 puntos para despejar dudas por encima del lateral. Sólo queda un esfuerzo más para dejar la batalla de los 6.000 puntos, preparado para la semana que viene. Veremos si lo consigue, la solidez mostrada esta semana debe ser refrendada. Las medias móviles no se resienten tras el cruce al alza. La vela dibujada similar al selectivo alemán. Sin cambios más allá de una simple consolidación.

Sin apenas cambios cerró el general De Gaulle que domina por completo el escenario de combate. Perdió un escaso -0,10% hasta los 3.643 puntos. Parece de todo punto improbable que a cierre semanal los osos puedan echar por tierra los 3.600 puntos y la victoria de la legión francesa. Junto al Dax alemán, el Cac ha sido el artífice del sueño que está a punto de confirmarse. El doji trazado el día anterior que dejaba dudas fue superado intradía. Los osos no consiguieron aprovecharlo para desarrollar una sólida vela roja buscando sangre alcista. Se quedó en una pequeña peonza con ligera sombra inferior. Tampoco las medias móviles muestran el más mínimo signo de agotamiento en su ascenso.

El César italiano continúo poniendo tierra de por medio y recuperando el terreno perdido. Volvió a ser el más activo en Europa con una subida del 0.64% hasta alcanzar los 15.866 puntos. Los 16.100 puntos esperan, los toros deben superar ese nivel para despejar todas las dudas que ha dejado esta semana. Dibuja una vela de impulso con escaso cuerpo real y larga sombra inferior. La media móvil de la 20 sesiones se cruza al alza con la de 50.

Wall Street

Los selectivos americanos no pudieron batir sus respectivas resistencias y los alcistas se vieron abajo de nuevo. Hubo momentos de tensión que a cierre no fueron a más. El general Custer se dejó un -0,63% hasta los 1.419 puntos. Traza una sólida vela después del extenso doji que alcanzó los 1.440 puntos. La media móvil de las 50 sesiones hizo de freno. Los alcistas deben reaccionar hoy y no dar paso a mayores dudas.

El Nasdaq Composite también cedió al empuje bajista tras alcanzar los niveles de resistencias. Perdió un -0,72% hasta los 2.992 puntos. Salvó a cierre la media móvil de las 200 sesiones. En ningún caso deberían dejar los 2.958 puntos en manos de los osos, o la figura de HCH invertido quedaría en entredicho. La media móvil de las 20 sesiones sigue buscando el cruce con la de 50 y 200. La tecnología es clave para dar por buena la ruptura en el continente europeo. Los toros no deben fallar.

Terminamos el análisis de cierre semanal con la frase pronunciada por Henri Barbusse, escritor francés y soldado de infantería en la Primera Guerra Mundial. "Es intentando lo imposible como se realiza lo posible". Esperemos que Wall Street haga lo posible a cierre de hoy para confirmar la victoria europea y el Ibex consiga conquistar los 8.030 puntos. Feliz fin de semana a todos.

LOS ESPECIALISTAS

¿REBAJANDO EXPECTATIVAS MACRO EN CHINA?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00