jueves, 24 abril 2014

Está pasando

Christoph Kraemer, Director de Ashley Madison en España

"España es campeona mundial en infidelidad"

  • Dirige en España una red social para personas que buscan ser infieles. La llegada de Ashley Madison al mercado español, con una polémica campaña publicitaria, causó un fuerte revuelo que aún hoy continúa en los tribunales.

Christoph Kraemer, Director de Ashley Madison en España

PABLO MONGE

La polémica le acompaña. Christoph Kraemer (Neuss, Alemania, 1973) es consciente de que su trabajo en una red social de contactos para infieles ha llegado a provocar problemas morales en su familia, pero afirma que la existencia de una plataforma como Ashley Madison ofrece al usuario un servicio anónimo y discreto. De hecho, se jacta de que los españoles estamos entre los campeones mundiales de la infidelidad. Las cifras avalan este mensaje: la plataforma cuenta con 800.000 usuarios en España y ha superado los 2,5 millones de facturación este año. Un negocio para el que no parecen correr malos tiempos.

¿Cómo es el mapa mundial de la infidelidad?

España se encuentra entre los campeones mundiales de la infidelidad. En 2011 el mercado español era el sexto por facturación para Ashley Madison y este año somos el quinto, por detrás de Estados Unidos, Canadá, Australia y Brasil. España es el mercado europeo con mayor crecimiento para nosotros este año.

¿Cuál es el perfil del infiel?

Predominan los hombres, porque para ellos históricamente siempre ha sido más fácil y ha estado más aceptado. Pero cada vez hay más mujeres directivas y profesionales en nuestra red. Entre un 15% y un 20% de las mujeres son madres solteras o perfiles profesionales que han enfocado su vida a la familia o al trabajo y que consideran que en ese momento una pareja estable sería un lastre. Entre los hombres, un 27% son directivos o empresarios.

¿Cuánto cuesta pertenecer a Ashley Madison?

La inscripción es gratuita para todos, pero los hombres tienen que pagar cuando quieren comunicarse con otro usuario. Contamos con un sistema de créditos donde el paquete básico son 49 euros por 100 créditos.

¿Cuál es el gasto medio?

En España, cada usuario gasta cada tres meses una media de 110 dólares (unos 85 euros).

Internet contiene numerosas páginas que relacionan a Ashley Madison con el fraude. ¿Es así?

Llevamos 10 años en el mercado, si fuéramos un fraude no habríamos llegado a tantas personas y a tantos mercados. Comparados con los usuarios que tenemos en España, las críticas son mínimas. Nuestro crecimiento avala la seriedad y la calidad de nuestro servicio.

¿Obligan a pagar por borrar los perfiles de los usuarios?

Ofrecemos la posibilidad de borrar los perfiles de manera gratuita, pero además damos la posibilidad de borrar todos los mensajes que se hayan enviado desde el buzón de correo personal por 19 euros. Considero que el servicio gratuito es mucho más exhaustivo que el que realiza Facebook, porque ellos borran tu perfil, pero no las fotografías.

Su política de privacidad afirma que los datos proporcionados por los usuarios pueden ser vendidos a terceros. ¿No eran discretos?

Es un elemento que compartimos con otras redes sociales. Tenemos esa posibilidad pero en los 10 años de Ashley Madison no hemos ni vendido ni traspasado los datos personales de nadie.

Su sede europea está en Irlanda en un momento en el que desde Reino Unido y Francia se critican a Google o Starbucks por evasión de impuestos. ¿Piensan modificar su política fiscal?

Somos más pequeños que estas multinacionales, pequeños peces comparados con ellos. Sinceramente, no sé por qué Ashley Madison decidió instalarse en Irlanda para su expansión europea, supongo que fue por razones fiscales, pero devolvemos parte del beneficio que obtenemos en este país con inversiones.

"La crisis ha sido clave en nuestro éxito"

¿La crisis fomenta o limita las infidalidades?

Sin duda, es una de las claves de nuestro éxito en este país y ha tenido un papel fundamental para el crecimiento de Ashley Madison. En 2007, España tenía la segunda tasa de divorcio más alta de Europa y desde entonces la cifra ha ido cayendo. Me extrañaría que los problemas de pareja hayan desaparecido cuando crecen siempre con la crisis.

Las cifras nos muestran como un país progresista.

En este país siguen existiendo las dos Españas, una muy liberal y progresista, donde la definición de lo que está permitido en el matrimonio está evolucionando, y otra España muy conservadora y católica. La experiencia de Ashley Madison demuestra que cuantas más normas sociales y morales existen, más ganas hay de saltárselas.

Su llegada a España se realizó con una polémica campaña publicitaria que tuvieron que retirar. ¿Es esa la imagen que quieren dar?

En España sigue habiendo una doble moral sobre el negocio de la infidelidad. Nos cerraron muchas vías tradicionales para anunciarnos, como la televisión, y buscamos otras fórmulas, como una lona promocional en un edificio de la Gran Vía madrileña. Somos conocidos por utilizar en nuestras campañas a personajes conocidos que han cometido un desliz, pero eso no quiere decir que sean menos admirables.

¿Planean continuar con su crecimiento internacional?

Tenemos previsto abrir en entre cuatro y seis nuevos países el próximo año pero aún son datos confidenciales.

Cuando conoce a una persona y le comenta a qué se dedica, ¿qué impresión causa?

(Risas) Más de una vez, al presentarme a una pareja, el hombre me ha confiado más tarde que él mismo era usuario de Ashley Madison. Dentro de mi familia hay quienes han aceptado mi trabajo y a quienes les ha supuesto un problema moral.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00