domingo, 20 abril 2014

Está pasando

Los peajes suben una media del 4,3% para los domésticos que más gasten

Los Presupuestos asumirán 5.717 millones del sistema eléctrico

  • La norma que fija los peajes eléctricos desde enero incluye un sistema de precios progresivo para los domésticos, que pagarán según su consumo y su tarifa y supondrá una subida media del 4,3%. Los costes del sistema serán 5.717 millones superiores a los ingresos, pero este déficit lo asumirán los Presupuestos.
Temas relacionados:

El Ministerio de Industria ha remitido a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) la orden por la que se proponen los peajes eléctricos y las tarifas y primas del régimen especial para 2013. Dicha orden, a la que ha tenido acceso CincoDías, es la que estima los costes y los ingresos del sistema eléctrico para el año que viene y fija la revisión de la tarifa de acceso, que pagan un total 29 millones de clientes (o puntos de suministro). Estos peajes suponen la mitad de la factura de los domésticos, que son los que tienen una potencia contratada inferior a 10 kW.

En línea con lo avanzado por el propio ministro de Industria, José Manuel Soria, el texto legal señala que los precios de acceso "se mantienen". Sin embargo, lejos de congelarse, suben una media del 4,3% para una buena parte de los domésticos. Concretamente, para los que tengan "un consumo superior a la media" se les aplicará desde el 1 de enero un nuevo sistema de peajes progresivos. De hecho, este sistema de "quien más consume más paga proporcionalmente" supondrá unos ingresos para el sistema de 280 millones de euros.

La orden ministerial despeja, por fin, la gran incógnita que planeaba en el sector de cómo lograría el Gobierno en 2013 déficit de tarifa cero, tal como le obliga la ley de medidas energéticas de 2009, cuando los costes regulados son muy superiores a los ingresos. Concretamente, para 2013, los costes previstos ascienden a 20.374 millones de euros, mientras los ingresos sumarán 14.844 millones.

Pues bien, el déficit de 5.717 millones que resulta de este balance se cubrirá, según la propuesta del Ministerio de Industria, con ingresos procedentes las subastas de emisión de CO2 por un total de 450 millones de euros; de la recaudación de los nuevos impuestos a la generación eléctrica y al gas natural (o céntimo verde)_que entrarán en vigor el 1 de enero, y que la orden ministerial calcula en 3.000 millones, así como "otros ingresos extraordinarios" sin especificar por otros 2.770 millones.

Estas dos últimas partidas se financiarán a través de los Presupuestos del Estado de 2013, que, por primera vez tras varios años soltando lastre, asumirán el 100% de los costes de los sistemas extrapeninsulares que exigía la ley de 2009 antes citada. También sufragará "parcialmente", las primas de las energías renovables, que el próximo año superarán los 9.000 millones de euros.

Pero despejada una incógnita, abierta otra. Estas partidas, que han sido claramente cuadradas con calzador para obtener saldo cero, generan serias dudas. Respecto a los 3.000 millones que se espera recaudar por los nuevos tributos a la generación eléctrica y el gas, se trata de un pronóstico posibilista pues se basa en datos de producción del 2011. La demanda desde entonces no ha dejado de caer y la propia orden de peajes prevé que volverá a bajar un 0,2% en 2013.

En cuanto a la segunda partida, que se destinará supuestamente a pagar los extracostes de los dos archipiélagos, Ceuta y Melilla, estos son inferiores (1.755 millones de euros) a esa dotación extraordinaria que, por otra parte, no figura en la Ley de Presupuestos de 2013. Aunque el Gobierno de Zapatero decidió que las Cuentas Públicas asumirían esas subvenciones de la tarifa de forma gradual hasta 2013, aquellas lo han venido obviando cada año.

También el Gobierno de Rajoy hizo lo propio este año, si bien, no derogó dicha obligación, sino que la "pospuso". De esta manera, ha podido incluirla ahora en los Presupuestos. Al menos, como un apunte contable, que le permitirá cuadrar el balance de los peajes eléctricos y cumplir con la ley de 2009, que establece que este año no se podrá admitir ningún déficit de tarifa ex ante.

Castigados por subidas difíciles de ocultar

El Gobierno se ha empeñado en difundir otra verdad a medias:_que los peajes de acceso se van a congelar. Esto es solo así para los grandes clientes con una potencia contratada superior a 10 kW. Sin embargo, a los que están por debajo de ese límite (los domésticos que tienen derecho a la tarifa de último recurso o TUR), se les aplicará otra tarifa progresiva en función de su consumo y su potencia.

La medida supondrá un incremento medio del 4,3%, ya que el sistema espera ingresar por dicha progresividad 280 millones. La factura total de los clientes con derecho a TUR superará los 6.700 millones en 2013. Además, a la subida de peajes se sumará la de la energía (que supone la mitad de la factura), que ya llevará incorporada la repercusión de los nuevos impuestos energéticos que entran en vigor el 1 de enero y se fijarán en la subasta Cesur del día 21.

La subida de los peajes se aplicará a partir de un consumo mensual de 190 kWh y consiste en aplicar un recargo por kWh añadido a la tarifa habitual. Aquel aumenta en función de los distintos tramos de potencia, que implican, a su vez, el pago de una determinada tarifa. Aunque el objetivo de esta penalización es el ahorro, la medida ha sido criticada por no ser equitativa: solo tiene en cuenta el consumo total de un hogar al mes, pero no el consumo per cápita familiar. Así lo denunció ayer al asociación de consumidores Facua.

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00