viernes, 28 de noviembre de 2014

Está pasando

Economía estudia penalizar a González con una derrama especial al FGD

La banca sana aportará más capital a Sareb tras el desplante de BBVA

  • El desplante de Francisco González, presidente de BBVA, al Gobierno lo pagará el resto de la banca sana. Todas las entidades que no han recibido ayudas públicas participarán en la capitalización del banco malo, especialmente Santander y CaixaBank, con una aportación de unos 600 millones por cabeza. Economía estudia, eso sí, penalizar a BBVA con una derrama especial al Fondo de Garantía de Depósitos.

J. Portillo / A. Gonzalo

11-12-2012 20:50

Temas relacionados:

El pulso que han mantenido en las últimas semanas el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el presidente de BBVA, Francisco González, ha culminado sin que el banquero diera su brazo a torcer. Su entidad, que ha visto reducirse a la mitad los beneficios del año por el saneamiento del ladrillo, no participará en la capitalización del banco malo.

El desplante de BBVA, que ya rehusó apoyar otras iniciativas como la salida de Bankia a Bolsa, será costeado por el resto de la banca sana, que acudirá en bloque a aportar como mínimo el 50% de recursos privados que Sareb requiere para no trastocar las cuentas públicas del país. La jugada podría no salirle gratis a González. Economía estudia aprobar una derrama especial para el Fondo de Garntía de Depósitos (FGD) que afectaría a las entidades que no participen en Sareb. Solo hay un nombre en la lista.

La ausencia de uno de los gigantes bancarios ha encarecido el reparto de la carga para el resto del sector. En el caso de Santander o CaixaBank, la negativa de González a asociarse en la mayor inmobiliaria de Europa les va a costar unos 200 millones adicionales, desde el entorno de los 400 millones que hubieran asumido cada uno.

Las aportaciones, que se han calculado en función del volumen de activos y la cuota de mercado de cada firma, supondrán un coste de unos 250 millones para Popular, mientras que a Sabadell se le requiere algo más. Kutxabank facilitará más de 100 millones, algo por encima de lo que tendrá que desembolsar Bankinter.

Ibercaja, que ha podido eludir el suspenso de Oliver Wyman rompiendo con Liberbank, y Unicaja harán una inversión menor a los 100 millones. En el proceso se ha involucrado incluso a las cajas rurales, que reivindican su solvencia frente a grandes entidades que han recibido ayudas. Cajamar sumará 61 millones a una bolsa en la que también participarán caja laboral y el banco cooperativo.

El sector asegurador ha sido otro de los apoyos que ha encontrado el FROB ante la escasez de inversores interesados en el banco malo. El consorcio de seguros aportará unos 150 millones, aunque posiblemente su parte sea considerada dentro de la cuota pública del banco malo. Mapfre invertirá unos 50 millones, Mutua Madrileña, otros 30, y entidades como Catalana Occidente, Pelayo o la gala AXA, ultiman su aportación.

Esta última firma no será finalmente la única socia internacional de Sareb, donde destacan la inversión, "de carácter simbólico" según fuentes del sector, que harán el banco anglosajón Barclays o el germano Deutsche Bank. La "gran sorpresa" la darán algunos fondos "de renombre", según fuentes cercanas a la negociación, como el estadounidense KKR, que desde el inicio viene negociando con el FROB su participación en el capital.

El objetivo es que las aportaciones, que podrían hacerse efectivas este viernes, queden cerradas para hoy, después de que ayer llegara el primer tramo del rescate europeo a la banca. Este incluye unos 2.500 millones para la participación pública en Sareb, que nunca podrá superar el 49,9% del capital.

La idea inicial era que los inversores privados aportaran unos 2.200 millones de euros, entre capital puro y deuda subordinada, sobre los 3.900 millones de recursos propios con que nacerá la sociedad para soportar los 44.000 millones en activos tóxicos de la banca nacionalizada que se traspasarán antes de final de año. Si bien la cifra de capital privado inicial podría ser algo inferior, el objetivo es sumar socios en los próximos meses hasta alcanzar unos recursos totales de 5.000 millones para marzo de 2013, cuando Sareb absorberá los activos del resto de entidades pendientes de recibir ayudas.

El Fondo de Garantía de Depósitos

El sobreesfuerzo que realizarán el resto de entidades sanas, sin embargo, no significa necesariamente que BBVA esté libre de sacrificios. El Ministerio de Economía y el Banco de España estudian aprovechar una de las últimas iniciativas de la ministra socialista Elena Salgado, la de poder exigir una derrama extraordinaria al Fondo de Garantía de Depósitos, para penalizar a la entidad que preside González.

La fórmula consistiría en descontar de dicha aportación adicional la inversión que se haya realizado en Sareb con lo que el afectado sería BBVA. De prosperar, la derrama se aprobaría este mismo año, aunque el pago se diferiría al próximo ejercicio.

LOS ESPECIALISTAS

¿SECULAR?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00