sábado, 25 octubre 2014

Está pasando

La entidad pagará los intereses lo antes posibles: trata de no tener que aplazarlos a 2014

Popular garantiza el pago de sus 1.900 millones en convertibles pese a las pérdidas

  • Popular cuenta con 1.895 millones de euros en bonos obligatoriamente convertibles. La entidad se compromete a pagar los intereses pese a las perdidas de 2.300 millones que calcula para este ejercicio.

Popular siempre ha pagado el interés de sus bonos convertibles religiosamente. Todavía dispone de dos emisiones en manos de pequeños inversores. Una por 1.110 millones de euros que utilizó para canjear las participaciones preferentes que vendió en 2009. Y otra por 652 millones que lanzó en junio del año pasado para cambiar las obligaciones que vendió en 2008. Los 133 millones restantes hasta llegar a los 1.895 millones de euros que tiene en circulación están principalmente en manos de inversores institucionales.

La mala noticia es que los folletos de emisión de estos híbridos -en realidad, renta variable a plazo, puesto que su destino final es la conversión en acciones de la entidad- impiden pagar los intereses si la entidad registra pérdidas. Es uno de los requisitos para que computen como capital de máxima categoría de acuerdo a los criterios de la Autoridad Bancaria Europea (ABE). Y Popular ha reconocido que registrará unas pérdidas contables de unos 2.300 millones de euros este ejercicio, debido a un gran esfuerzo en saneamientos, por unos 9.300 millones de euros.

Sin embargo, Popular volverá a ganar dinero en 2013. Su plan de negocio incluye unos beneficios de 500 millones de euros para el próximo ejercicio. El Gobierno, en su primera reforma del sistema financiero, aprobada el pasado febrero, ya abrió la puerta a que las entidades financieras pudieran pagar los intereses de sus híbridos pese a registrar pérdidas como consecuencia de las exigentes provisiones que programó el ministro de Economía, Luis de Guindos. La única condición: retrasar el pago durante un máximo de 12 meses hasta que vuelva a tener beneficios.

BANCO POPULAR 5,001 1,564%

"El pago de la remuneración así diferido solamente podrá efectuarse, transcurrido el plazo de diferimiento si se dispone de beneficios o reservas distribuibles suficientes y no existe un déficit de recursos propios en la entidad de crédito emisora o dominante", explica el Real Decreto.

Fuentes del banco garantizan que el pago de los intereses de estos productos está garantizado. Otras fuentes añaden que la entidad negocia la posibilidad de que ni siquiera tenga que aplazarse todo el pago de intereses a 2014, una vez se compruebe que Popular es capaz de generar beneficios a lo largo del próximo ejercicio.

Rentabilidad

La rentabilidad de los convertibles que ofreció a los dueños de las preferentes pagan el 6,75% anual, vencen en abril de 2018 y cuentan con ventanas de liquidez en los meses de abril y octubre. El precio de conversión dependerá de la cotización en Bolsa de la entidad durante las cinco sesiones previas al día de conversión. Es decir, la posibilidad de sufrir minusvalías es mínima. Eso sí, existe un precio de canje mínimo de 0,77 euros. El importe en intereses que paga anualmente por esta emisión asciende a unos 75 millones.

La emisión con 652 millones abona un 7% anual y vence en noviembre de 2015. La remuneración anual asciende a unos 45,6 millones.

La normativa impide abonar los intereses en 2013 pero el banco busca vías alternativas

Los folletos de emisión de los distintos bonos necesariamente convertibles están plagados de cláusulas. No en vano, este híbrido computa como capital de máxima categoría a efectos de la Autoridad Bancaria Europea (ABE).

Popular se vio obligado a efectuar un canje con los híbridos que había emitido en 2009 con el objetivo de que la ABE no pusiera ninguna pega en su computabilidad como core Tier 1. Uno de los requisitos fundamentales es que los convertibles se transformen automáticamente en acciones si la ratio de capital conforme a la ABE cae por debajo del 7%. El supervisor también exige que el pago de la remuneración sea absolutamente discrecional.

Pero, ya antes, los bonos necesariamente convertibles incluían una advertencia sobre el pago de los intereses: solo se cobrarán si el emisor obtiene el beneficio distribuible suficiente en el ejercicio anterior. No será el caso de 2012, porque el propio banco estima pérdidas contables. De entrada, esta remuneración se aplazará -en lugar de cancelarse- a 2014, pero fuentes de mercado señalan que Banco Popular está negociando la posibilidad de adelantar el pago lo antes posible.

Desde el Banco de España, han declinado hacer comentarios sobre esta información. Un portavoz de Economía ha precisado que la remuneración se puede aplazar un año, pero no ha comentado nada sobre la posibilidad de anticipar los pagos en caso de que Popular demuestre que es capaz de ganar dinero ya en los primeros meses de 2013. "Desde luego, sería una fórmula alternativa a la actualmente en vigor", señalan otras fuentes financieras.

La capacidad de pagar las preferentes o los convertibles en lugar de eliminar su paga fue una concesión del Gobierno a las entidades que incurrieran coyunturalmente en pérdidas debido a las fuertes provisiones impuestas al sector.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00