miércoles, 23 abril 2014

Está pasando

La banca, que no estaba dispuesta a asumir quitas del 80% de su deuda, fuerza a aceptar la oferta de Globalia

El inesperado desenlace de la unión de Barceló y Orizonia

  • Giro inesperado en la compra de Orizonia por parte del grupo Barceló. Cuando ambos grupos habían confirmado la semana pasada la adquisición, que suponía el pago de 40 millones de euros (20 millones menos que la oferta inicial) y la asunción de la deuda con una quita cercana al 80%, el domingo por la noche se hacía público otro comunicado que dinamitaba esa operación. El grupo Globalia, propietario entre otras marcas de Air Europa y Viajes Halcón, alcanzó un acuerdo para la adquisición de la totalidad de las acciones del grupo Orizonia.
Temas relacionados:

En un comunicado conjunto, Globalia y Orizonia informaron de que "la oferta exclusiva y vinculante de Globalia cuenta con la aprobación de los consejos de ambos grupos, incluye una aceptación de deuda y una inyección de capital de hasta 60 millones de euros de los que una parte se desembolsará de forma inmediata". La nota detallaba que la operación contaba con el visto bueno de la mayoría de los acreedores de deuda subordinada y ambos grupos confíaban en obtener la correspondiente aceptación por parte de las autoridades competentes. "La adquisición da vía libre al acuerdo de refinanciación de Orizonia en el plazo de una semana, con la consiguiente reducción, muy sustancial, de la carga financiera que hasta ahora venía soportando", añadía. Juan José Hidalgo y Fernando Conte, presidentes de Globalia y Orizonia, coincidieron en valorar la operación como una "garantía de viabilidad y de futuro en un sector que está viviendo las mayores transformaciones de su historia reciente". Ambos mandatarios reconocieron la oportunidad de la oferta. "Orizonia considera que esta oferta de Globalia no sólo es sensiblemente mejor, sino que tiene efectos más positivos, en todos sus términos, para la compañía y acreedores financieros", aseguró Conte. Por su parte, Hidalgo explicó que esta compra "representa para nosotros una oportunidad única que no podíamos dejar escapar".

Lejos de las declaraciones institucionales, ¿qué es lo que ha sucedido para que un preacuerdo suscrito entre los consejos de Orizonia y Barceló se rompa de forma tan abrupta? La razón se encuentra en la presión ejercida por la banca nacional y extranjera que tiene firmado un préstamo sindicado con Orizonia por un importe superior a 575 millones de euros. En las negociaciones mantenidas con Barceló, el grupo mallorquín siempre puso como condición que no estaba dispuesto a asumir la deuda íntegra y que los acreedores de Orizonia tendrían que aceptar una importante quita, cifrada hasta en un 80% por fuentes empresariales.

La deuda de Orizonia se divide en tres grandes bloques; deuda financiera (574,8 millones), deuda comercial (69,2) y deuda con empresas del mismo grupo (79). En el primero, la banca extranjera es la que tiene la parte más importante con 476 millones, acumulada tras la sucesiva venta en el mercado secundario ejecutada por la oficina luxemburguesa de The Carlyle Group, hasta ayer máximo accionista de Orizonia. Entre los acreedores españolas destacan Bankia, BBVA y Santander, con deudas por valor de 68,4 millones del total, mientras que otras ocho entidades reclaman cerca de 30 millones de euros.

La tesis de que la banca fue la que forzó a Orizonia a rechazar la oferta de Barceló fue desmentida ayer por el grupo mallorquín, que emitió un comunicado en el que agradecía a los bancos acreedores de Orizonia el respaldo "ampliamente mayoritario" que prestaron a su oferta de compra. En el texto apunta que tan "solo una entidad de la deuda subordinada ha vetado nuestro planteamiento" e insiste en que sigue plenamente convencido del valor del proyecto conjunto con el grupo Orizonia, por lo que anuncia su propósito de defender los "derechos" que adquirió en el acuerdo de compra suscrito con los responsables del turoperadora el pasado 3 de diciembre.

Ajustes de empleo

La firma copresidida por Simon Pedro Barceló también augura ajustes de empleo si finalmente se produce la unión entre ambos grupos "debido a las duplicidades existentes". El grupo presidido por Juan José Hidalgo tiene una plantilla de 25.000 empleados y una facturación de 4.000 millones de euros, mientras que el presidido por Fernando Conte cuenta con 5.000 empleados y una facturación de 2.500 millones. La fusión de ambos daría lugar a un conglomerado de 30.000 empleados en una coyuntura en la que Globalia tiene puesto en marcha un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE) para 2.500 empleados.

Air Europa se ofrece para cubrir los vuelos que dejará de operar Iberia

Globalia no solo quiere extender su ámbito de negocio mediante la compra de Orizonia, sino que estaría también dispuesto a contemplar las oportunidades que surjan tras la reestructuración a la que se va a ver sometida Iberia. El pasado sábado, la compañía presidida por Antonio Vázquez anunciaba que abandonará algunas de sus rutas de largo recorrido, como La Habana y Santo Domingo a partir del el próximo 1 de abril. Un portavoz de Globalia resaltó ayer la importancia que tienen estos destinos caribeños para el grupo presidido por Juan José Hidalgo. "Halcón Viajes (agencia del Grupo) descubrió el Caribe", afirmó el portavoz, que recordó las campañas publicitarias con 'Curro', que marcaron la expansión de la cadena turística en los noventa. Además apuntó en estos dos países caribeños, las grandes cadenas hoteleras españolas tienen una fuerte presencia.

Por ese motivo, Air Europa, la aerolínea de Globalia ya se ha comprometido a trasladar al Caribe a los clientes de Iberia que tengan billetes comprados para esos destinos más allá del 1 de abril. En la actualidad, Air Europa ofrece en República Dominicana un vuelo diario a Santo Domingo y cuatro semanales a Punta Cana. Además, en verano incrementa su oferta con otras tres operaciones a Puerto Plata. En Cuba tiene un vuelo diario a La Habana.

Bauzá se desmarca de la operación y alega que es "entre empresas privadas"

El presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, mostró ayer su respeto ante la operación de compra de Orizonia por parte de Globalia y destacó la importancia turoperador turístico mallorquín presidido por Fernando Conte, que cuenta con 5.000 trabajadores. Bauzá no expresó ninguna predisposición ni hacia Globalia ni hacia el grupo Barceló, otro posible comprador, porque, a su juicio, se trata de una operación entre empresas privadas.

"Nosotros respetamos las decisiones de las empresas privadas; en cualquiera de ambos casos tenemos -en alusión a Orizonia- un gran operador a nivel mundial y de referencia turística como nunca hasta la fecha había tenido", apuntó.

La parte más importante de Orizonia es la división mayorista, compuesta por Iberojet, Solplan, VivaTours, Cóndor, Kirunna y Orizonia Actividades, cuyos paquetes se comercializan en 11.000 puntos de venta. La minorista, que opera bajo la enseña de Vibo Viajes, cuenta en la actualidad con 950 tiendas entre asociadas y franquiciadas entre España y Portugal, mientras que la aérea (Orbest) cuenta con 6 aviones para trayectos de medio alcance y tres para vuelos transantlanticos. La aerolínea también vende billetes desde quince aeropuertos españoles a ocho destinos nacionales y 20 internacionales, entre ellos Reino Unido o México.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00