sábado, 20 de diciembre de 2014

Está pasando

Buen gobierno

La gran distribución, contra el desperdicio alimentario

  • Más de 100 empresas se unen en un proyecto pionero en Europa.
Temas relacionados:

La alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala es la campaña que la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores del Gran Consumo (Aecoc) ha lanzado para tratar de frenar el desperdicio de alimentos para consumo humano. Se trata de una iniciativa, pionera en Europa, por la que un centenar de empresas y asociaciones relacionadas con el sector alimentario han suscrito un acuerdo de colaboración para atajar este problema, que es global.

Cada año se pierden o desperdician en el mundo 1.300 millones de toneladas, según la FAO, un tercio de lo que se produce. Y se registra tanto en los países industrializados como en vías de desarrollo.

Estas cifras tienen un triple impacto: económico, por cuanto repercuten en la cuenta de resultados de las empresas, en la economía doméstica y en las Administraciones públicas por el tratamiento de residuos; sociohumanitario: en un escenario de crisis resulta inaceptable el desperdicio de bienes de primera necesidad, y medioambiental, pues para producir 89 millones de alimentos, que se calcula que se tiran en Europa al año, se producen entre 2 y 4 kilos de CO2 por kilo de alimento.

El proyecto liderado por Aecoc persigue, según su presidente, Francisco Javier Campo, "dos objetivos. El primero, reducir los desperdicios que se producen en la cadena de fabricación y distribución de alimentos. Y segundo, conseguir que los excedentes que de todas maneras se van a producir se canalicen, a través de los bancos de alimentos, a los comedores sociales". Las empresas firmantes se comprometen a impulsar en sus organizaciones un decálogo de buenas prácticas.

Se trata de un esfuerzo que demanda la implicación de la Administración pública para concienciar a la sociedad y de los bancos de alimentos para que se optimice la llegada al consumidor final. Y además afecta a toda la cadena productiva del sector, pues un 39% de los desechos alimentarios corresponde a las empresas de producción; un 5% a la distribución; un 14% al canal Horeca, y el 42% restante procede de los hogares.

En España, en el hogar se tiran anualmente 2,9 millones de toneladas de alimentos. Una realidad que contrasta con los 9 millones de personas que, según Cáritas España, viven en situación de pobreza.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00