lunes, 22 septiembre 2014

Está pasando

Gastronomía

El Bund, un chino (auténtico) en Madrid

  • Un trocito del estilo señorial de antaño de uno de los barrios más conocidos y ricos de Shanghai, El Bund. En un chalet de la calle Arturo Soria (esta avenida se está convirtiendo en lugar de atracción para la cocina asiática, tras instalarse también en una edificación parecida el restaurante Thai), recrea en dos plantas la estética de los auténticos comedores chinos de los años veinte y treinta.
Temas relacionados:

Tallarines de El Bund.

Un trocito del estilo señorial de antaño de uno de los barrios más conocidos y ricos de Shanghai, El Bund. En un chalet de la calle Arturo Soria (esta avenida se está convirtiendo en lugar de atracción para la cocina asiática, tras instalarse también en una edificación parecida el restaurante Thai), recrea en dos plantas la estética de los auténticos comedores chinos de los años veinte y treinta. Y_esa misma autenticidad se refleja en su carta, donde el cocinero pequinés Ruiyan gestiona a un diverso equipo que domina distintos registros en cocina asiática, como la cantonesa, sichuanesa, shanghainesa o en especialidades como los dimsum, arroces o pastas. El capítulo de los dimsum merece un tratamiento aparte: son unos panecillos, presentados en cestas de bambú, de harina de trigo, y denominados jiaozi, shaomei, crisantemos, pastelitos de nabo. Se preparan a diario en el restaurante. También destacan las berenjenas especiadas, el pato crujiente, y, por supuesto, los tallarines (fideos)_frescos y memorables. Precisamente la frescura de los ingredientes es algo a destacar en esta casa, sobre todo las verduras naturales y de temporada. El pescado y el marisco siempre está presente en las mesas de los chinos siempre que haya algo que celebrar. La recomendación del chef, si al cliente le gusta la cocina animada, es una receta sichuanesa: lubina o rodaballo en caldo picante.

Para estas fiestas navideñas, el Bund propone menús familiares. Cuenta con seis salones privados, situados en la planta alta y decorados con una ambientación genuina, con capacidad para seis y hasta 25 personas. Además dispone de un salón principal con ocho mesas, además de otra sala común y de una terraza cubierta para recibir a grupos de hasta 60 personas. Otro de los atractivos de este lugar es su terraza de verano, pero para disfrutar de ella todavía hay que esperar. Los menús de Navidad se mantendrán hasta el 26 de diciembre. A partir de esa fecha y hasta el 1 de enero del año próximo hay diseñada otra oferta de platos. Para la primera hornada han preparado de entrantes varias ensaladas (de medusa, de callo de ternera, de espinaca con sésamo), oreja de setas con cebolla, pescado de hoja con sésamo y tapita de tofu. También una sopa navideña del chef, y entre los platos calientes: bogavante con queso, rodaballo al vapor, cazuela de marisco a la cantonesa, lomo de ternera a la sichuanesa, verduras de temporada con fruta seca, pollo a la cantonesa y pasta cortada a mano. En la oferta también hay dimsum de gambas y shamoei de cantones. Se incluye un postre, todo por 38 euros.

Para despedir 2012, El Bund propone de entrantes, fiambre de sepia, roll de huevo con algas, ensalada de espárragos verdes, gambas agridulce y tapita de bambú. Además de dimsum, y platos calientes como gambones a la shangianesa y crisantemo de lubina. Como platos principales: pato con setas, guiso de rabo de toro, verduras salteadas y pasta cortada a mano. Y un postre, por 48 euros.

La pasta se hace a mano y a diario en la cocina

El Bund. Calle Arturo Baldasano, 22. Madrid. Tel. 91 115 18 13. www.elbund.com.

LOS ESPECIALISTAS

¿TIRAR LA TOALLA ANTE EL FUTURO PRÓXIMO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00