viernes, 31 octubre 2014

Está pasando

Las entidades extranjeras y las intervenidas ofrecen depósitos por encima del 4%

Los bancos sacan su artillería pesada en la guerra del pasivo

  • Todo vale con tal de captar clientes. Los depósitos son el anzuelo perfecto parar atraer a los ahorradores en el tiempo de descuento. Las entidades extranjeras y las de mayor necesidad de liquidez ofrecen las rentabilidades más jugosas, por encima del 4%, aunque son los bancos online los más competitivos y constantes.

Gema Escribano / Tatiana Nogueras

07-12-2012 17:58

Temas relacionados:

A menos de un mes para que finalice el año, las entidades agotan sus últimos cartuchos para intentar captar nuevos clientes. La guerra del pasivo vuelve a primera plana, impulsada por el fin de las penalizaciones a las elevadas rentabilidades. Mientras el crédito sigue estancado por la falta de confianza y el incremento de la morosidad, los bancos echan mano de todo cuanto esté a su alcance para captar liquidez. En un momento en que Bruselas quiere limitar la venta de pagarés a las entidades rescatadas, los depósitos se convierten en su principal aliado.

La rentabilidad media que se maneja en el mercado, fuera de los estructurados, ronda el 4%, algo que a comienzos de año podría desaparecer según indican desde el portal de finanzas personales HelpMyCash. Olivia Feldman, economista y cofundadora de la página, cree que existen "indicios que apuntan a que dejaremos de ver rentabilidades de más del 4% TAE en 2013". "El fin de las reestructuraciones y la inyección europea que se llevará a cabo este mes sanearán los balances y los bancos ya no necesitarán pagar tanto por captar capital", añade. Sin embargo, mientras llega el dinero de Bruselas previsto para el próximo 12 de diciembre, los productos financieros pueden ser una buena forma de sacar partido a los ahorros.

Si se atiende a las rentabilidades, los bancos extranjeros ocupan los primeros puestos. Poco a poco han ido incrementando su remuneración y en la actualidad baten récords. Eso sí, requieren una inversión inicial de 50.000 euros. Dentro de este grupo destacan el depósito a 12 meses de Banco Finantia Sonfiloc, que ofrece una rentabilidad del 4,75%. Se puede contratar hasta el 15 de este mes y solo incluye comisiones por cancelación anticipada.

El que comercializa Banco Espírito Santo es de similares características, aunque en este caso la rentabilidad pasa a ser del 4,6%. El periodo de permanencia son también 12 meses y en caso de retirada anticipada el tipo de interés pasará al 1% sobre el capital cancelado. El importe máximo son dos millones de euros.

Fuera de los extranjeros, los bancos nacionalizados hacen cuanto pueden por atraer clientes. Bankia es uno de los mejores ejemplos. Entre sus productos estrella se encuentran los depósitos a 12 y 24 meses. La rentabilidad que promete la entidad en ambos casos es del 4% -aunque en los mejores casos puede llegar ofrecer el 4,75%- y el importe mínimo es de 5.000 euros. Están dirigidos a dinero nuevo y cobra comisiones únicamente en caso de cancelación anticipada. Para el depósito a un año la penalización pasa por remunerar tan solo el 0,75% y para el de dos años se aplica una comisión del 4%.

Banco Gallego también cuenta con una amplia oferta de depósitos por encima del 4%. La rentabilidad más alta la ostenta el depósito a tres meses que paga el 4,75%. La inversión mínima es de 3.000 euros y la máxima de 150.000 y está dirigido a todos los clientes pero con la exclusividad de que requiere dinero de nuevo ingreso. Solo cobra comisiones en caso de cancelación anticipada e impide las cancelaciones parciales.

Los bancos que fueron rescatados hace meses y ya están en manos de entidades sanas, como Unimm o la CAM, se suben al carro de la guerra del pasivo con el objetivo de recuperar la fuga de depósitos que sufrieron en el momento de su intervención. Unimm pone a disposición de los clientes el depósito a seis meses. La rentabilidad prometida es del 4,5% y requiere la domiciliación de la nómina o pensión por importe mínimo de 3.000 euros o un ingreso de dinero de 20.000 euros con posibilidad de negociar esta cantidad. En caso de cancelación la comisión a aplicar será del 2%. No obstante, los ahorradores que duden pueden contratar un depósito cancelable sin penalización. Para esta alternativa, la remuneración pasa a ser del 3% TAE en los tres primeros meses y del 2% en los últimos.CAM, al igual que Bankia, dispone un extenso abanico de depósitos con rentabilidades que oscilan entre el 3,25% y el 4,5%. Esta última corresponde al de 18 meses. Está disponible para todos los clientes que ingresen como mínimo 6.000 euros.

A estos productos se suman los de los bancos online que siguen siendo los más competitivos y constantes a pesar de que sus ofertas llevan vigentes muchos meses. En este grupo se encontraría el Depósito Bienvenida de Oficinadirecta (4,43% a un año), el Depósito Azul de iBanesto (3,93% a cinco meses), el Depósito a 4 meses de ING (al 4% TAE) y el Depósito Evolución de Bancopopular-e (4,5% TAE a seis meses).

La otra 'arma secreta' para captar liquidez

Las entidades también han recuperado una vieja arma para captar liquidez: los depósitos estructurados. Llegan a pagar más que los clásicos, con rentabilidades en el entorno del 5%, y vinculan su remuneración a la evolución de un índice o de una cesta de valores. La Caixa, Santander, Catalunya Caixa y Caja Rural de Granada, entre otras entidades, ofrecen productos de este tipo.

Sin embargo, tienen algunas peculiaridades. El principal inconveniente que plantean es la posibilidad de obtener una rentabilidad menor a la prometida o, incluso, de no conseguir ningún rendimiento. Por este motivo, resulta muy complicado conocer la rentabilidad final que se va a obtener al final del plazo y el tiempo concreto en el que el capital va a estar retenido. Además, es necesario leer con atención la letra pequeña para asegurar que el producto garantiza el 100% del capital, ya que si no es así se puede perder parte de la inversión. Santander, por ejemplo, vende un producto estructurado con una rentabilidad del 5% para importes mínimos de 4.000 euros. El plazo de este producto es de seis años (del 28 de diciembre de 2012 hasta el 28 de diciembre de 2018), con posibilidad de cancelación anticipada. A partir del cuarto año desde el inicio el producto se cancelará si la acción de Santander cotiza igual o por encima de 9 euros.

En resumen, los depósitos estructurados pueden ser una buena opción para aquellos inversores con una relativa aversión al riesgo. Sin embargo, si lo que se busca es seguridad y una rentabilidad determinada, lo más práctico es contratar un depósito a plazo fijo.

LOS ESPECIALISTAS

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Mentalidad empresarial ganadora

Gestiona para ganar

Luis Soler

SOBRELLEVAR LA CRISIS

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

¿Cuál es el momentum de las bolsas?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00