viernes, 28 de noviembre de 2014

Está pasando

Es la segunda vez este año que la eléctrica acude a los tribunales

HC Energía demanda a Metro de Madrid por un impago de 17 millones

  • La antigua Hidrocantábrico (ahora, HC Energía) ha denunciado por segunda vez este año a Metro de Madrid por no pagar la factura eléctrica. En junio le reclamó 17,5 millones, de la que aún le debe 10 millones. Ahora le reclama esta cifra y otros 6,6 millones que ha vuelto a acumular.
Temas relacionados:

HC Energía (antigua Hidrocantábrico) presentó el 22 de noviembre una demanda contra Metro de Madrid en un juzgado mercantil de la capital por una deuda de casi 17 millones en su factura eléctrica (concretamente, 16,6 millones), según confirma la compañía asturiana. Es la segunda vez este año que la filial del grupo portugués EDP lleva a los tribunales al metro madrileño por no pagar la energía que le suministra. La anterior fue el pasado mes de junio, cuando HC le reclamó 17,5 millones.

De esa cantidad, la empresa de la Comunidad de Madrid ha pagado una parte y, aunque a raíz de aquella denuncia aceptó un calendario de pago y hacer frente a sus mensualidades, ya en octubre volvió a incumplir sus compromisos. Así, 10 millones de euros que le faltan por saldar de la vieja deuda y otros 6,6 millones por nuevos impagos (los citados 16,6 millones) son los que la comercializadora de HC le exige ahora en los tribunales. La deuda resulta muy gravosa para una compañía eléctrica, que es una de las pequeñas de Unesa.

A finales del año pasado (y el anterior) HC ganó el concurso para suministrar el 75% de la energía que consume el Metro de Madrid (el otro 25% se lo llevó Acciona). En HC Energía aseguran que la empresa madrileña siempre había pagado correctamente sus facturas. De hecho, a pesar de que los problemas de pago comenzaron en octubre del año pasado, la eléctrica asturiana se volvió a presentar al concurso para el suministro de 2012.

Metro de Madrid es uno de los mayores clientes en el mercado libre, con un consumo superior a los 700 GWh anuales en alta tensión y más de 73 GWh en baja tensión. De hecho, su factura mensual es superior a los cuatro millones de euros. La energía se licita en varios bloques para el suministro por tramos.

Pese a lo elevado de la deuda, fuentes del sector aseguran que no es la única que Metro mantiene con las eléctricas, ya que también debe a las dos distribuidoras de Madrid (Gas Natural Fenosa e Iberdrola) la parte de los peajes de acceso. Al contrario de lo que ocurre con los consumidores domésticos, a quienes su comercializadora les cobra en la misma factura el consumo de electricidad y los peajes de acceso a las redes, en el caso de los grandes clientes en alta tensión, los peajes se los pueden pagar directamente a las distribuidoras. Este es el caso de la empresa pública de Madrid, que adeudaría solo a Fenosa 12,2 millones, según las citadas fuentes.

En Metro de Madrid dicen desconocer la segunda denuncia de HC y afirman que "se está cumpliendo el calendario de pago de la deuda acordado con la eléctrica, que acabará en mayo de 2013". Respecto a la causa de los impagos, un portavoz de Metro señala que se debieron "a las tensiones de liquidez derivadas de que las subvenciones al transporte llegaron tarde por el cambio de Gobierno".

Otras fuentes aseguran que Metro tiene caja suficiente para pagar, pero que "los problemas han surgido desde que la ex presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, decidiese la gestión de los pagos de esta empresa por parte del Consorcio de Transporte al que pertenece". Además, al ser considerado el metro "un servicio esencial", las eléctricas no pueden cortarle el suministro. Por ello, "la energía es lo último que pagan", añaden.

Pese a esa protección legal, los acreedores sí podrían instar el concurso de acreedores de la empresa pública de la Comunidad de Madrid que este año, con Aguirre aún en la presidencia, aprobó un fuerte aumento de sus tarifas.

Endesa y Acciona imponen condiciones más duras

El transporte metropolitano de Madrid es considerado por ley "un servicio esencial" a efectos del suministro eléctrico. Esto supone que la comercializadora de turno no puede, bajo ningún concepto, ni siquiera por impagos reiterados, interrumpirle el fluido. La morosidad en el mercadoeléctrico siempre ha sido muy baja pues a los particulares sí se les corta la luz si no pagan, pero desde que se desencadenó la crisis económica se ha disparado entre los organismos públicos, principalmente ayuntamientos, que están protegidos.

El problema es que las entidades morosas, como Metro de Madrid, que deben contratar en el mercado libre su suministro eléctrico, tienen cada vez más problemas para cubrir sus concursos. De hecho, HC Energía, que en junio solicitó infructuosamente al juez la resolución de su contrato anual a la vista de las dificultades para cobrar, no se ha presentado al nuevo concurso de Metro para el suministro de 2013.

Y las que lo han hecho, Endesa y Acciona, han ofrecido condiciones muchísimo más duras: solo para un semestre, en lugar de un año, y a un precio (22,2 millones de euros en total) que resulta proporcionalmente mayor al actual, si se tiene en cuenta que la energía requerida para el año que viene es menor en 190 GWh que la de este año. Esto se debe a los recortes que está aplicando la compañía, que ha reducido las horas de servicio y los trenes en circulación.

Además, según fuentes del sector, alguno de los lotes del concurso ha quedado desierto y, de no cubrirse, Metro de Madrid deberá recurrir a la comercializadora de último recurso (Gas Natural Fenosa o Iberdrola) que es la que suministra a tarifa (TUR) a los domésticos. Estas compañías deberán suministrarle la energía con dicha tarifa y fuertes recargos. Este mecanismo "infernal" perjudicará a la compañía pública, que solo podrá salir del mismo pagando su deuda eléctrica, señalan en el sector.

LOS ESPECIALISTAS

¿REBAJANDO EXPECTATIVAS MACRO EN CHINA?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00