domingo, 26 octubre 2014

Está pasando

Entrevista

"Los directivos están más presionados por la sociedad"

  • Explica que a los ejecutivos les cuesta cambiar de mentalidad respecto a ligar su retribución a objetivos a largo plazo, pero sí cree que la crisis ha conseguido que los accionistas y Gobiernos sean más vigilantes
Temas relacionados:

Tal vez Mariano Rajoy debería nombrar al presidente europeo de Mercer como embajador plenipotenciario de España. Durante esta entrevista en su reciente visita a Madrid, Simon O'Regan (Liverpool, Reino Unido, 1959) deja muy claro que es optimista respecto al futuro del país y cree que empresas y ejecutivos españoles están bien considerados en el exterior. Lo sabe bien, porque este británico ha vivido en lugares tan dispares como Zimbabue y Australia como directivo de esta consultora especializada en planes retributivos.

Pregunta. ¿Cómo ha cambiado la política retributiva con la crisis?

Respuesta. Las compañías se están centrando en el diseño de los incentivos a largo plazo, ajustándolo más a la realidad de las empresas, y en la retribución flexible.

"La educación es crítica y las empresas deben centrarse en nuevos productos y en innovación. Entonces volverá la confianza. Soy optimista respecto a los españoles"

P. ¿Se han acabado los excesos en ciertos sectores como el financiero o no hemos aprendido nada de la crisis?

R. Espero que hayamos aprendido, especialmente en España, donde se han anunciado grandes cambios en el sector financiero. Nos estamos moviendo hacia una mejora en la eficiencia y los cambios son irreversibles.

P. ¿Usted ha aprendido algo?

R. La clave de la crisis son las burbujas en la economía y escuchar a quien nos avisa de ellas. Hay que estar muy alerta al sobrecalentamiento. Necesitamos correcciones y estar atentos para que no se creen nuevas burbujas.

P. ¿Los directivos han cambiado su mentalidad y han asumido trabajar por objetivos a largo plazo?

R. No. Estamos en proceso de aprender y de asentar el cambio de mentalidad. Creemos que los objetivos tienen que estar definidos y debemos ayudar a diseñar unos planes de incentivos acordes. A la vez hay reguladores que están poniendo límites en las cantidades, restringiendo la estructura de salarios.

P. ¿Y el directivo ha cambiado?

R. Hemos hecho muchos esfuerzos para que entiendan la necesidad de ligar sus actuaciones a sus sueldos. Los directivos están más presionados y es bueno sobre todo para los accionistas, que obtienen más transparencia en los planes de incentivos.

P. ¿Presionados por parte de quién?

R. Los directivos están más presionados por la sociedad, por los accionistas, los Gobiernos y los reguladores. Esto hace que sean más justos y precisos cuando se reparten bonos.

P. ¿Cómo ve la situación económica en España? ¿Parará la destrucción de empleo?

R. Es una situación muy delicada para el Gobierno, para las empresas y para la sociedad. Es importante que vuelva la confianza a la economía, que se vuelva a invertir es crítico.

P. Pero si no se confía desde fuera en España, ¿cómo volverá la inversión?

R. Muchas empresas españolas están reaccionando bien y salen al exterior, con grandes éxitos, y eso es muy bueno para España. Su éxito beneficiará la confianza en España.

P. ¿Qué tiene que ocurrir para que los inversores extranjeros vuelvan?

R. Lo primero es que la gente tiene que ver que la sociedad y las empresas españolas confían en el futuro y en los cambios. Con tiempo, los Gobiernos y las empresas internacionales volverán a confiar. España tiene puntos a favor, como una bien preparada mano de obra, buenas infraestructuras, fuertes conexiones dentro y fuera de Europa. Es un muy buen lugar para empresas que quieran tener un centro de operaciones.

P. Es usted muy optimista respecto a España.

R. Soy optimista respecto a los españoles. La educación es crítica y las empresas deben centrarse en innovación y nuevos productos. Entonces volverá la confianza.

P. Quizá usted es la excepción optimista fuera de España.

R. No, no soy una excepción fuera de España. Claramente España tiene grandes problemas financieros, pero en muchos países la gente se está remangando y viendo cómo salir de esta situación. No creo que se vaya a resolver en 2013, llevará más años, pero se saldrá.

"El sol saldrá de nuevo para España"

P ¿Qué recomendaría a un joven graduado español?

R Mi recomendación es que sigan formándose, que sean flexibles, acepten trabajos en áreas que en principio no estuvieran interesados, quizá tengan que salir del país, que no es algo malo, porque van a aprender cosas nuevas y siempre pueden volver o ser útiles a multinacionales españolas en otros países y así no se pierde el talento.

P Básicamente el éxito está en el exterior.

R Sí. Definitivamente. La educación es crítica para la economía. España tiene un sistema bien valorado con gente con una gran energía y apasionados por lo que hacen.

P Pero eso descapitaliza de talento aquí.

R Es un problema para la economía y para las familias. Pero hay cosas positivas, encontrar trabajo y aprender, además de aumentar la reputación de España fuera.

P ¿Recomendaría a un directivo venir a trabajar a España?

R España ofrece grandes oportunidades. Sí lo recomendaría. Cuando estamos en medio del camino todo está oscuro, pero el sol saldrá de nuevo. Lo importante es tener unos cimientos fuertes.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00