martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

Los nuevos accionistas dan rienda suelta a las órdenes de venta en el valor

La presión del papel de la ampliación hunde un 12,8% a Popular en dos sesiones

  • Los inversores que apostaron por la ampliación de Popular hacen caja. Una parte de los nuevos socios que entraron con la operación continúan saliendo del valor. Ayer cayó un 5,07% y hoy ha continuado la presión de papel, pues ha retrocedido un 8,18%. El volumen de negocio ha sido récord: se han movido 235,1 millones de títulos.

Varios transeúntes pasean frente a una sucursal de Banco Popular en Barcelona.

REUTERS

La llegada de los 6.234 millones de acciones nuevas de Popular se deja notar en la cotización del banco. Ha casi cuadriplicado su número de títulos en circulación y, pese al éxito de la operación, algunos accionistas están soltando papel en cuanto han recibido las acciones nuevas.

Ayer, el valor llegó ceder un 7,1% en el peor momento de la sesión, si bien cerró con un descenso 5,07%. Fue la mayor caída desde el pasado 14 de noviembre, el día en que dio el pistoletazo de salida la macroampliación para captar los 2.500 millones de euros. Hoy, ha continuado con el castigo y ha cedido un 8,18% adicional. La caída en dos sesiones ha sido del 12,8%.

Los expertos consideran lógica la corrección. Los nuevos accionistas que entraron en Popular de la mano de la ampliación de capital acumulaban suculentas plusvalías latentes. El precio medio al que se compraron las acciones nuevas fue de 0,539 euros, cuando el miércoles cerraron a 0,631 euros. Los beneficios en tan solo unos días ascendían al 17% de media. Y en el mejor de los casos las plusvalías superaban el 25%.

BANCO POPULAR 4,700 -1,070%

La mayor parte de la ampliación ha sido cubierta por los accionistas de toda la vida de Popular. Pero también han entrado nuevos inversores, que se han encontrado con sustanciosos beneficios en sus carteras de valores. Estos han sido los que han hecho caja, metiendo presión a la cotización de la acción, según los expertos consultados.

Los institucionales, animados por los 15 bancos colocadores, pusieron toda la carne en el asador en la recta final de la operación. Aportaron unos 650 millones de euros, el 26% del importe total de la ampliación, cuando su participación en el capital del banco se limitaba al 19%. Es decir, entre esta tipología de inversores ha habido muchos nuevos accionistas que pueden haberse visto incentivados a vender una vez que han tenido disponibles las acciones.

Pequeños inversores

También entre los pequeños inversores ha habido nuevas incorporaciones, según explican fuentes conocedoras de la operación. De hecho, los particulares han cubierto el 50% del importe de la ampliación, cuando antes de la operación su peso en el capital representaba un 47%. A cierre de septiembre, el número de accionistas de Popular ascendía a 235.179.

Entrar en el banco a través de la ampliación ha supuesto un descuento medio del 5% en el periodo de suscripción preferente. ¿Por qué? Las acciones nuevas en prácticamente todas las ampliaciones de capital se pagan más baratas debido a que durante un periodo de tiempo son ilíquidas. En teoría, los inversores que acudieron a la ampliación de Popular eran dueños de las acciones nuevas desde el mismo momento en que las solicitaron. Sin embargo, en la práctica, no han podido hacer uso de ellas hasta ayer.

Aunque la corriente de órdenes de venta haya obedecido a los inversores que tratan de obtener beneficios rápidos, los inversores más veteranos de Popular distan de ganar dinero.

La entidad que preside Ángel Ron se ha desplomado un 92% desde el máximo de 7 euros por título que rozó en abril de 2007. Este récord está ajustado de acuerdo a los criterios de Bloomberg, que tiene la reciente macroampliación y otras operaciones, como los dividendos y otras remuneraciones.

El bróker del propio banco es el más vendedor

El volumen de negocio de Popular se ha disparado hoy, con 235,1 millones de títulos, más incluso que los 137,4 millones que negoció ayer. Uno de los brókeres más activos en Popular ha sido en estas dos sesiones la sociedad de valores controlada por el propio banco: Popular Bolsa. De acuerdo a los datos recopilados por Bloomberg, ha sido, de lejos, el mayor vendedor en términos netos (compras menos ventas), con un saldo negativo de 101 millones de acciones, valoradas en 58,4 millones de euros. Esto se explica por el hecho de que una parte de los nuevos accionistas, captados con la campaña publicitaria en su amplia red comercial, ha optado por realizar beneficios. Asimismo, más del 60% de las acciones del banco están depositadas en cuentas de valores de la propia entidad.

LOS ESPECIALISTAS

¿Cómo afrontar septiembre en renta variable?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Sobre la intuición

De talentos y talantes

Antonio Pamos

UNA SEMANA ENFOCADA EN EL ECB

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00