domingo, 26 octubre 2014

Está pasando

De Cabo asumió las deudas de Díaz Ferrán y Pascual al tomar el grupo

Instrucciones en Marsans ante los acreedores: "No se contesta"

  • "No se contesta". Era la instrucción que se debía seguir ante las reclamaciones de los acreedores del grupo Marsans una vez que Ángel de Cabo tomó el control de la compañía de viajes.
Temas relacionados:

Reclamante: Caixa. Asunto: reclamación de cantidad por cuenta de crédito (...) de 30 de mayo de 2010 por importe de 3 millones de euros. Burofax: fecha 11/10/2010. Cuantía: 1,34 millones. Deudores: Gonzalo Pascual Arias y María Ángeles de Riva Zorrilla [esposa de Pascual]. Instrucciones: no se contesta".

Entre la documentación entregada a los juzgados que investigan el caso Marsans, por el que han ingresado en prisión Gerardo Díaz Ferrán y seis representantes del grupo valenciano Aszendia, encabezados por Ángel de Cabo, así como la presunta estafa de los pagarés de Nueva Rumasa, figura un documento que repasa los procedimientos en los que estaban inmersos los antiguos propietarios de Marsans.

Una larga lista de acreedores que suma cientos de millones de euros y en la que en la mayoría de los casos las instrucciones son las de no contestar. Como en el ejemplo arriba indicado de Caixa o este otro: "Reclamante: Banco Español de Crédito. Asunto: reclamación de cantidad por contrato (...) sobre derechos de crédito de concesiones sobre cuentas corrientes (...). Burofax: acta de notificación y requerimiento notarial de 21/09/2010. Cuantía: 9,2 millones de euros. Deudores: don Gerardo Díaz Ferrán y don Gonzalo Pascual Arias como prestatarios, Autobuses Urbanos del Sur como fiador solidario (...). Instrucciones: no se contesta".

Se trata de un documento, al que ha accedido CincoDías, que obraba en manos de Ángel de Cabo. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco impuso el miércoles la mayor fianza de la historia judicial española al empresario valenciano para eludir la cárcel, 50 millones de euros.

De Cabo acordó con Díaz Ferrán y Pascual hacerse cargo de Marsans cuando la compañía estaba en situación de insolvencia, a mediados de 2010. De acuerdo al auto del juez, De Cabo habría acordado con los dos empresarios organizar la liquidación del grupo de viajes y encargarse del patrimonio de ambos para poner todos los activos posibles a salvo de los acreedores.

Los administradores concursales de Marsans fueron los primeros en constatar que en la compañía de viajes no quedaba nada con lo que responder ante los miles de acreedores. En la vista sobre la culpabilidad del concurso celebrada en junio de este año, Edorta Etxarandioa, el administrador nombrado por la juez, advirtió que la eficacia real de la condena "es limitada" y la reparación de la deuda de los acreedores "no solo se ve lejano, sino inviable".

En el documento sobre los procedimientos en los que se encontraban Díaz Ferrán y Pascual aparece también una reclamación no económica. Se trata de la compañía Viaje Euromar. Dice el informe del que disponía De Cabo: "Asunto: solicitud al presidente de CEOE para cumplimiento de sus obligaciones. Burofax: acta de notificación y requerimiento notarial de fecha 13/10/2010. Cuantía: N/A. Deudores: don Gerardo Díaz Ferrán. Instrucciones: no se contesta".

En el auto del miércoles en el que el juez Velasco fijaba prisión para Díaz Ferrán, Ángel de Cabo y otros cinco colaboradores del empresario valenciano, el magistrado explica que de "la investigación policial se desprenden numerosos y marcados indicios" de que el expresidente de CEOE y su socio pretendían eludir sus obligaciones con los acreedores tras acordarlo con De Cabo. "Las operaciones reconstruidas revelan que muchos de los bienes, derechos y fondos titulados por el grupo Marsans han terminado concentrándose en un elevado número de sociedades directa o indirectamente vinculadas con Ángel de Cabo, recurriendo para ello a varios de los mecanismos utilizados tradicionalmente en procesos de ocultación patrimonial y blanqueo de capitales, como son la adquisición, constitución y uso de sociedades instrumentales (...)". Y Díaz Ferrán y Pascual "habrían diseñado una estrategia para alzarse con sus bienes aparentando su insolvencia patrimonial".

La estrategia de De Cabo ante las reclamaciones de los acreedores era muy simple: "No se contesta".

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00