jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

Termina el Ecofin en Bruselas

La UE no se pone de acuerdo sobre la unión bancaria y se reunirá la próxima semana

  • "Propongo que volvamos a reunirnos el día doce, del mes doce, del año doce", anunció el ministro de Economía de Chipre y presidente de turno del Consejo, Vassos Sharly, al término del debate público del Ecofin celebrado hoy. Para España, llegar a un pacto era una cuestión "fundamental", según Guindos.
Temas relacionados:

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, dialoga con el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, eñ 4 de diciembre de 2012 en la reunión del Ecofin, en Bruselas.

EFE

Sin acuerdo. Los 27 no han logrado fijar una posición común respecto a la creación de una unión bancaria, y el debate ha quedado postpuesto para la próxima semana, ha anunciado el presidente de turno del Consejo, Vassos Sharly. Este proyecto, que unificaría la supervisión del sector financiero y el sistema de garantía de depósitos, es considerado fundamental por el Gobierno español, y Luis de Guindos defendió antes de la reunión que se cumplan los plazos para su establecimiento. "Los bancos españoles ya son bancos grandes, gracias al proceso de consolidación, y en buena medida ya estarían encuadrados dentro del supervisor único", aseguró el ministro español en preguntas posteriores al consejo. Guindos se ha mostrado confíado en que en la reunión del próximo 12 de diciembre se llegue al acuerdo al que no han podido llegar hoy.

De Guindos explicó que el interés de España en lograr avances en este sentido no se debe a que el establecimiento del supervisor bancario único sea un prerrequisito imprescindible para la puesta en marcha de la recapitalización directa de la banca en dificultades a través de los mecanismos de rescate europeo, sino por la importancia que tiene para el conjunto de los diecisiete países del euro.

"Vamos a hablar del futuro de la unión monetaria, que va mucho más allá de lo que es la recapitalización directa", indicó el ministro, quien aseguró que esa inyección directa de capital "no es el punto fundamental" para España, ya que el país tiene "encauzada una solución" para sus bancos, en referencia al programa de asistencia financiera a la banca acordado con sus socios.

Sin embargo, ya antes de la reunión los ministros europeos habían mostrado su división a su llegada a la reunión. El titular Francés, Pierre Moscovici, instó a sus colegas a cerrar hoy un acuerdo, a la vez que advirtió de que el supervisor bancario debe controlar a todos los bancos de la zona euro incluidos los locales, en referencia a las reticencias de Alemania, que presiona para dejar al margen a sus cajas regionales.

"El Banco Central Europeo -que asumirá el rol de supervisor único- es el que tiene la responsabilidad del conjunto, el control final, si no, no hay una verdadera supervisión bancaria. Podemos encontrar flexibilidad y soluciones pragmáticas para los bancos locales, pero este principio tiene que ser respetado", indicó Moscovici.

Por su parte, la ministra austríaca de Finanzas, Maria Fekter, opinó que hay que encontrar "una combinación" entre la supervisión de grandes bancos y más pequeños, para aprovechar por un lado las capacidades de los reguladores nacionales y por otro disponer de una institución nueva que establezca las directrices.

"Probablemente acordaremos un sistema escalonado: que el BCE de las directrices y que se recurra a las autoridades nacionales para la supervisión in situ", indicó, a la vez que defendió que "todos los bancos sean controlados con el mismo método y las mismas reglas".

El comisario europeo de Mercado Interior, Michael Barnier, también instó a los Veintisiete a lograr avances para cumplir con el calendario y destacó el trabajo realizado para que los países que no pertenecen al euro, pero que quieren unirse voluntariamente a la supervisión, "puedan trabajar desde una posición igualitaria".

En este sentido, la ministra danesa, Margrethe Vestager, destacó la importancia de que los países externos a la zona euro "podamos participar en igualdad de condiciones" y que se asegure que la creación del supervisor bancario no perjudique el mercado interior, al crear diferencia entre los países sujetos al mismo y los que no.

Vestager señaló que, aunque hoy se trabaja "duro" para cumplir con el calendario, su mantenimiento "no es seguro, ya que aún quedan muchas cosas sobre la mesa".

Por su parte, el titular sueco, Anders Borg, consideró que es necesario un "cambio técnico" de los tratados europeos y defendió que los Veintisiete pongan esta opción "sobre la mesa", pese a las reticencias de otros países a iniciar un proceso de este tipo.

LOS ESPECIALISTAS

UNION BANCARIA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00