martes, 22 julio 2014

Está pasando

Lanzará una opa por el 40% que cotiza

Abertis toma el control de OHL Brasil y ya piensa en EE UU y México

  • Abertis es desde hoy la mayor concesionaria de autopistas del mundo con la consolidación de las nueve carreteras de peaje de OHL en Brasil a cambio de un 10% de capital propio, 504 millones que asume como deuda y otro pago en efectivo de 11 millones. La concesionaria, que también ha alcanzado un acuerdo para comprar tres autopistas chilenas a OHL, lanzará una opa "técnica" sobre el 40% flotante de OHL Brasil en Bolsa.

Playa de peajes de Centrovías, una de las autopistas de OHL Brasil.

Partícipes de Brasil, propietaria del 60% de OHL Brasil, ha pasado esta mañana a manos de Abertis después de cuatro meses de negociaciones y tres últimas jornadas frenéticas en las que se ha cerrado algún que otro fleco importante. La concesionaria catalana se hace con un 51% de la citada Partícipes de Brasil, mientras el fondo canadiense de pensiones Brookfield capta el otro 49%.

En primer lugar, Abertis paga a OHL con un 10% del capital en autocartera por el 100% de la sociedad Partícipes. En un segundo paso, cede el 49% a Brookfield por 362 millones más un 0,8% que esta tenía en la propia Abertis y que ahora queda en autocartera. La transacción se completa con un último pago de 11 millones de euros a OHL. A precios de mercado, la operación supone un múltiplo Valor de empresa/Ebitda de aproximadamente 7 veces.

Con todo, el grupo de Juan Miguel Villar Mir alcanza el 15% de Abertis (ya contaba con un 5% previo) y espera su próxima entrada en el consejo de la operadora de infraestructuras en lugar de ACS.

ABERTIS 16,560 0,670%

Pese a que el esfuerzo inversor para comprar OHL Brasil es compartido, será Abertis la que consolide su deuda de 504 millones al sobrepasar el 50% de Partícipes. La operación valora en 2.000 millones a OHL Brasil, de la que queda un 40% en la Bolsa de Sao Paulo sobre el que Partícipes de Brasil (Abertis y Brookfield) lanzará una opa en los próximos 30 días.

Según explica el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, se trata de una opa "técnica", valorada en más de 900 millones, a la que Partícipes de Brasil se ve obligada por cuanto toma el control de una sociedad cotizada. El precio a pagar es exactamente el mismo que se ha ofrecido a OHL y sólo resta conocer qué parte de la oferta se realizará en acciones y qué porción en efectivo. En todo caso, la opa carece de incentivo al formularse sin prima y contar con un periodo de lock up que obliga a mantener los títulos de Abertis paralizados durante un año. La operación, para la que no habrá road show, debería liquidarse en febrero.

Pese a esperar una mínima respuesta por parte de los minoritarios, Abertis deberá disponer de acciones para responder al canje. En total, un 6% del capital que se pedirá prestado a algún accionista, probablemente a La Caixa, ya que Abertis descarta la emisión de títulos nuevos por su efecto dilutivo. La intención del nuevo tándem de socios en la concesionaria brasileña es mantener la compañía en Bolsa, para lo que la legislación local exige un mínimo del 25% de capital flotante.

Liderazgo mundial en autopistas

OHL Brasil, que cambiará de nombre en el próximo consejo, aporta a Abertis nueve concesiones de autopistas con un total de 3.226 kilómetros. Cuatro de ellas, otorgadas por el Estado de Sao Paulo, son maduras y arrojan un rendimiento bruto de explotación superior al 70%. Las otras cinco son federales y están en sus primeras fases de explotación, por lo que Abertis seguirá invirtiendo hasta 480 millones anuales en ellas hasta 2016, a la espera de elevar el rendimiento bruto hasta cotas del entorno del citado 70%.

Las cuatro estatales tienen plazo de explotación hasta 2028, mientras la vida concesional de las federales alcanza el ejercicio 2033.

Tras la adquisición, Abertis es la primera operadora mundial de autopistas por kilómetros (7.300), facturación (5.100 millones en 2013, ebitda (3.100 millones en 2013) o número de empleados (17.580), por delante de la francesa Vinci. Además, según recalca Reynés, la compañía que dirige es "la primera inversora de su sector en Latinoamérica y es la mayor inversora española en Francia".

En este caso, Brasil significa diversificación geográfica, reduciendo el peso de España y Francia en la cesta de concesiones, así como un rejuvenecimiento de la misma. Las nueve autopistas que entran en Abertis aportan 900 millones de facturación anual y 470 millones de Ebitda. Unos niveles con los que la empresa espera mantener la calificación crediticia de BBB: "Cualquier movimiento que hacemos lo consensuamos con las agencias de calificación por el interés de mantener la calidad de nuestra deuda. Estimamos que la compra en Brasil será neutra", prevé el director general financiero de Abertis, José Aljaro.

La operación tendrá impacto en los resultados de 2012, en los que se apreciará un incremento de deuda y se consolidará el resultado del mes de diciembre de OHL Brasil. Pero el verdadero alcance de esta adhesión de nuevas concesiones se apreciará en 2013.

Adquisición en Chile

Al tiempo que se ha cerrado la transacción en Brasil con OHL, la constructora también ha traspasado a la concesionaria tres autopistas en Chile por 204 millones: Autopista de los Andes (92 kilómetros), Autopistas del Sol (132 kilómetros) y Autopista de los Libertadores (119 kilómetros). Una operación que quedará completada antes de que finalice el año y que aporta otros 343 kilómetros a los más de 480 que Abertis ya opera en el país andino. La nueva propietaria espera levantar en breve deuda bancaria en Chile, sin recurso a la matriz, para financiar la adquisición.

Los activos chilenos deberían aportar 100 millones a las ventas de Abertis en 2013, de los que 65 millones engrosarán el Ebitda del grupo.

Una vez digeridos ambos movimientos en Latinoamérica, Abertis tendrá un 60% de su facturación prevista para 2013 fuera de España. En cuanto al ratio de deuda/Ebitda, habrá pasado de 6 veces en 2009 a 4,7 veces el próximo ejercicio. "Tenemos una relación de deuda/ebitda conservadora para lo que es nuestro sector", argumenta el consejero delegado de Abertis, "con un ratio inferior al de 2009 hemos conseguido duplicar el número de concesiones [de 16 a 32], los kilómetros en operación [hasta 7.327] y elevamos el Ebitda de 2.200 millones a una estimación de 3.100 millones". La deuda neta para el próximo año alcanzará los 14.500 millones.

Nuevos proyectos

Abertis está pendiente en España de adquirir la participación del Gobierno en el operador de satélites Hispasat y espera llegar a un acuerdo con la Generalitat de Cataluña, que podría producirse a mediados de diciembre, para hacerse con la concesión de Tabasa.

Más allá de estas oportunidades de inversión y con 1.300 millones en caja, la firma presidida por Salvador Alemany y dirigida por Reynés, busca nuevos negocios en EE UU y México. En el primero de los países podría invertir junto a su socio en Puerto Rico Goldman Sachs, mientras en México se especula con el análisis del portfolio de concesiones de la propia OHL. Al respecto, Francisco Reynés dice "no estar obligado a nada ni haber tratado nada con su nuevo socio en el capital de Abertis".

LOS ESPECIALISTAS

¡Que ellos vengan a mí!

Gestiona para ganar

Luis Soler

El efecto Lucifer

El GEFE

María Graciani

CUESTION POLITICA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00