viernes, 22 agosto 2014

Está pasando

La Seguridad Social pierde más de 200.000 afiliados

El empleo asalariado se desploma casi un 6%

  • La Seguridad Social perdió 205.678 cotizantes en noviembre, lo que intensificó la destrucción de empleo asalariado hasta casi el 6%, superando los niveles de lo peor de la crisis en 2009, pese a la campaña navideña. El paro subió en 74.296 personas, rozando los cinco millones. Estos datos están condicionados por la salida del registro de 85.233 cuidadores de dependientes que dejan de cotizar.
Temas relacionados:

Cola del paro en una oficina del Servicio Público de Empleo de Madrid.

CINCO DÍAS

Habitualmente muchas contrataciones de la campaña navideña se adelantan a los últimos días de noviembre. Pero a tenor de los malos datos sobre afiliación a la Seguridad Social y paro registrado conocidos ayer, esta campaña se está retrasando este año. A esto hay que sumar que los datos del mercado laboral facilitados ayer por el Ministerio de Empleo incluyen uno de los recortes presupuestarios acordados en julio pasado por el Gobierno. Se trata de la decisión consistente en que desde el 1 de noviembre el Estado ha dejado de cotizar a la Seguridad Social por los cuidadores familiares de personas dependientes.

Tras anunciar esta decisión en julio, se dio la posibilidad a estos cuidadores -que entonces eran 180.021- de que aportaran ellos mismos de su bolsillo la cotización a la Seguridad Social -con una cuota media de 164 euros al mes-. Pero solo unos 35.000 han optado seguir cotizando ellos mismos y por lo tanto, seguir dados de alta en la Seguridad Social.

Esto ha provocado que entre noviembre y diciembre, salgan del registro de afiliados unos 145.000 cuidadores informales, lo que condiciona los datos de afiliación al sistema en estos dos meses. En concreto, solo en noviembre, los responsables de la Seguridad Social han depurado de sus registro a 85.233 de estos cuidadores de media que, al dejar de cotizar, pasan a engrosar las listas de destrucción de empleo de este organismo y parte de ellos también se han apuntado como desempleados lo que aumentando también las listas del paro.

De esta forma, en noviembre la Seguridad Social perdió un total de 205.678 cotizantes (incluyendo los 85.233 cuidadores citados), lo que situó el ritmo de caída del empleo en el 4,16% interanual, tras destruir 717.482 empleos en los últimos doce meses, lo que retorna al mercado laboral a los niveles de ajuste de la ocupación de 2009, en los peores momentos de la crisis.

Y esto ocurre igualmente si no se tiene en cuenta la salida del registro de los cuidadores informales de personas dependientes. En ese caso, la Seguridad Social habría perdido 120.445 cotizantes, lo que supone también la peor cifra mensual desde 2009.

Es especialmente alarmante el ritmo de destrucción de empleo que alcanza el régimen general formado por los asalariados, que ha perdido 755.521 cotizantes, lo que sitúa su ritmo de destrucción de empleo rozando el 6% en términos interanuales (5,4% si se descuenta la salida de los cuidadores). Esto, en cualquier caso, es un volumen de pérdida de afiliados en este mes desconocida, que supera incluso el del peor momento de la crisis hace tres años, cuando este ajuste era del 5,35%.

Bien es cierto que estas cifras incluyen la salida de los cuidadores familiares, pero estos deben contabilizarse a efectos prácticos ya que suponen una merma de ingresos para las arcas del sistema de protección social.

El sector que destruyó más empleo en noviembre, sin contar el de los cuidadores informales, fue el de

la hostelería (81.886 cotizantes menos).

Todo esto se ha trasladado también a los datos de paro registrado, que ha aumentado en 74.296 personas en noviembre, hasta sumar un total de 4.907.817 desempleados. Esta cifra incluye también la parte de cuidadores familiares que, además de salir del registro de la Seguridad Social, se han inscrito en las oficinas del Servicio Público de Empleo. Si no se contabilizaran dichas personas, el aumento del paro habría sido de 36.313 desempleados el mes pasado.

Así, descontando este efecto de los cuidadores, el aumento del paro en términos interanuales se situaría en poco más del 10%. Esto llevó ayer a la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo a ver este dato con cierta esperanza de mejora. Y destacó que "se está ralentizando el ritmo de crecimiento del desempleo".

Dentro de estos visos de mejora, Hidalgo destacó también la caída del desempleo en la construcción (1.147 parados menos en noviembre); y el aumento de casi el 20% de los contratos indefinidos respecto al mismo mes de 2011. Si bien estos últimos fueron impulsados por los contratos fijos a tiempo parcial que crecieron un 57% en los últimos doce meses, mientras que los de jornada completa aumentaron un 4% y los temporales cayeron un 7%.

LOS ESPECIALISTAS

Estrategia en la rente variable

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Bunga, Bunga !!

El puente

Alexis Ortega

EL FUTURO SERA MEJOR (QUIZÁS)

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Recuerda, nos vemos en Cádiz: IV Congreso Internacional de Inteligencia

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00