martes, 29 julio 2014

Está pasando

Afirma que España no tiene otros problemas aparte del bancario

Schäuble dice que la recapitalización directa no llegará a tiempo para España

  • El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha insistido este lunes en que la recapitalización directa de la banca a cargo del fondo de rescate (MEDE) tardará en ponerse en marcha y no llegará a tiempo para el caso de España.
Temas relacionados:

"España, por supuesto, no puede esperar tanto" para la recapitalización directa, ha afirmado Schäuble en una comparecencia conjunta con su homólogo francés, Pierre Moscovici, ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

"Espero que en el Eurogrupo completemos (el rescate bancario) más pronto y que la capitalización bancaria sea posible utilizando los medios del MEDE pero yendo a través del Estado español", ha apuntado el ministro alemán de Finanzas.

"Decir que los bancos tendrán acceso inmediato directo al MEDE es una expectativa exagerada", ha resaltado.

Primero, ha recordado, es necesario aprobar el supervisor bancario único, algo que intentará lograr el Ecofin este martes. Además, se necesitará tiempo para que el nuevo mecanismo se ponga en marcha y para que el MEDE cuente con recursos suficientes. Sólo entonces será posible la recapitalización directa para los países que la pidan y se sometan a un memorándum de entendimiento.

Schäuble ha sostenido que la crisis que sufre España se deben sobre todo al contagio de otros países de la eurozona, ya que la economía del país no tiene otros problemas específicos aparte del bancario, que está en vías de solución.

"Aparte de los problemas en sector bancario, para los que se ha conseguido una solución, España está sufriendo por el contagio de otros países más que por tener problemas reales propios", ha señalado el responsable alemán.

En su opinión, el Gobierno de Mariano Rajoy debe seguir con los ajustes y reformas para lograr un crecimiento sostenible. "Si en España y otros países se aplican estas medidas, podremos cosechar el éxito", ha apuntado Schäuble.

El ministro alemán de Finanzas ha admitido la gravedad de la situación del paro. "Estamos en estrecho contacto con las autoridades españolas para dar una solución europea a ese problema de paro juvenil", ha asegurado.

A su juicio, la salida de la crisis del euro sólo se logrará "paso a paso" manteniendo las políticas de los últimos dos años y medio y sin aflojar la "presión" sobre los países con problemas para que prosigan la consolidación fiscal y las reformas.

"Hay que evitar dar los incentivos equivocados en el momento equivocado y tener siempre en cuenta la cuestión del riesgo moral. Hay medidas estructurales que deben tomarse y necesitamos también reducir el déficit y eso sólo se aceptará si existe la presión necesaria", ha señalado.

Un presupuesto de la zona euro para pagar el paro

Pese al intento de escenificar unidad con una comparecencia conjunta, los ministros de Finanzas de Francia y Alemania han vuelto a poner de relieve sus diferencias. Moscovici ha insistido en la "solidaridad" y ha pedido que el futuro presupuesto de la eurozona financie las prestaciones por paro.

París apoya la creación de un presupuesto propio para la eurozona "con una función contracíclica y que permita financiar actuaciones en los dominios clave de la protección social y la competitividad, como por ejemplo una base de prestaciones por paro en la eurozona".

Francia insiste, pese a la oposición de Berlín, en la "emisión conjunta de deuda en la eurozona" y apuesta por crear un ministro de Economía de la eurozona que sería elegido de forma directa. Para ello, París estaría dispuesto a aceptar una reforma de los Tratados como pide Alemania.

LOS ESPECIALISTAS

ESPERANDO AL FOMC

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Donde no hay análisis hay errores o la importancia de la inteligencia (una vez más)

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00