miércoles, 22 octubre 2014

Está pasando

Presenta su plan de recompra de bonos

Cómo hará Grecia para ahorrar 20.000 millones y evitar la quiebra

  • Grecia ha anunciado hoy una recompra de deuda con la que quiere aliviar su precaria situación financiera. Atenas ofrecerá a los inversores que tienen deuda griega la adquisición de bonos a precios por debajo del nominal (en torno al 35-35%) para conseguir así reducir en al menos 20.000 millones la carga financiera del país.
Temas relacionados:

El ministro griego de Finanzas, Yannis Stournaras

El Gobierno griego ha desvelado los términos del programa de recompra de bonos mediante el que pretender recortar la deuda pública en circulación. Atenas ofrece comprar bonos a un precio muy inferior a su valor nominal. La operación es, además, imprescindible para desbloquear los nuevos tramos del rescate.

¿En qué consiste la recompra de deuda?

Es una operación mediante la que Grecia ofrece a los inversores adquirir la deuda que tienen en sus carteras a un precio inferior al nominal pero que puede ser superior al de mercado. Para los inversores puede ser una opción atractiva dado que se quitan un activo devaluado y con pocas perspectivas de mejora. Incluso para algunos que hayan comprado a precios aún más bajos (como los hedge funds) puede ser una operación muy rentable. Grecia, por su parte, reduce la deuda, porque no tiene que devolver el 100% del nominal cuando venzan los bonos y se ahorra intereses. Claro que para que los inversores acudan al canje es necesario que piensen que probablemente no cobren.

¿A qué inversores se dirige, y de cuánto dinero hablamos?

La recompra se dirige exclusivamente a inversores privados. Las instituciones que, como el fondo de rescate o el BCE, tienen deuda en cartera no están en el paquete. El total de bonos a los que se dirige la recompra son 63.000 millones. De ellos, 17.000 millones están en manos de bancos griegos, a los que el Gobierno ha invitado a participar en el canje como un "deber patriótico". Atenas no prevé gastar más de 10.000 millones en la operación.

¿A qué precios se recomprarán los títulos?

No se aplica el mismo descuento a todos los bonos en circulación. Eso sí, tras la reunión del Eurogrupo se acordó que el precio de recompra no podrá exceder de la cotización del día 23 de noviembre. Aquella jornada la deuda griega cotizaba a niveles entre el 25,15% y el 34,41% del nominal, según Reuters. En la nota enviada hoy por el Ministerio de Finanzas, los porcentajes son algo superiores, con precios mínimos de entre el 30,2% y el 38,1% del nominal y máximos del 32,2% al 40,1%. La recompra se ejecutará mediante una subasta en la que los inversores que quieran acudir tienen que decir el precio al que lo harán, arriesgándose si éste está en el límite superior a quedar fuera de la recompra.

¿Cuánto puede ahorrar Grecia con esta operación?

En principio, los objetivos son gastar 10.000 millones en comprar bonos por un valor facial de 30.000, reduciendo de este modo la deuda en 20.000 millones de euros. Reuters ha calculado que, con los precios de mercado ya citados y una participación del 50% de los inversores, Grecia podría gastar 8.700 millones para recomprar deuda por 31.500 millones, ahorrando 22.800 millones y cumpliendo los objetivos. Con este escenario, la deuda griega se reduciría en cinco puntos sobre el PIB. A mayor participación en el canje, mayor reducción de deuda.

¿Tiene más objetivos la operación?

Sí. Atenas tiene que completar la recompra de deuda el 13 de diciembre como una de las condiciones para recibir 30.000 millones del fondo de rescate. Además, el resultado de la operación será clave para ver si el FMI, que pedía medidas más agresivas que la UE para recortar la deuda, sigue participando en el rescate, un acuerdo que es casi tan necesario como la propia reducción de deuda.

¿Qué pasa con los inversores que no acuden al canje?

Se quedan con los bonos antiguos y se exponen a un impago o a una quita forzosa. Normalmente fondos de inversión especializados se quedan con esta deuda para intentar cobrar más que otros inversores litigando en los tribunales. Este es el caso del fondo Elliott, que ha demandado a Argentina en Nueva York por no cobrar los intereses de los bonos que no canejó.

LOS ESPECIALISTAS

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

ORE

El GEFE

María Graciani

Imagen de Obama hoy, versus legado a largo plazo

EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00