sábado, 30 agosto 2014

Está pasando

Congelará la parte regulada del recibo en enero

El Gobierno trata de contener la subida de la factura de la luz

  • La congelación afecta solo a los peajes (costes de distribución) para los consumidores acogidos a la Tarifa de æscaron;ltimo Recurso (TUR), es decir, los que no se han acogido a ofertas comerciales. La otraa prte de la tarifa depende de los costes de la energía.
Temas relacionados:

Operario en una subestación eléctrica

El Gobierno congelará la parte regulada del recibo de la luz en la próxima revisión trimestral de la tarifa eléctrica de último recurso (TUR), por lo el precio que pagarán los usuarios durante el primer trimestre de 2013 dependerá del coste de la energía que arroje la subasta que se celebrará a finales de mes.

"El Gobierno ha decidido que el precio -de la luz- sea un reflejo exacto de lo que marca la subasta", afirmó en una entrevista con Efe el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

La TUR, que se revisa trimestralmente, resulta de la suma de dos componentes: los peajes -que retribuyen los costes regulados del sector y que fija el Gobierno-, y el precio de la energía que resulta de las subastas denominadas Cesur.

Hasta ahora, apuntó Soria, si la subasta resultaba al alza los peajes se bajaban para no reflejar esa subida en el precio de la energía, lo que provocaba que se generara más déficit de tarifa eléctrica.

"¿De qué sirve bajar los peajes si al final se genera un problema mayor que el que se quiere resolver?", reflexionó el ministro, quien aseguró que el Ejecutivo no maneja previsiones sobre el resultado de la subasta Cesur para el suministro a tarifa del primer trimestre de 2013, que está previsto que se celebre el 21 de diciembre.

Después de que el Gobierno anunciara su intención de imponer nuevas tasas al sector eléctrico para acabar con el déficit de tarifa, los mercados a futuros registraron fuertes alzas por entender que las compañías trasladarán a sus precios los nuevos gravámenes.

Preguntado por si teme que la subasta salga al alza ante la reacción del mercado, Soria subrayó que "también lo entendían en el mes de septiembre y la subasta bajó un 4,5%, "lo que permitió una rebaja de la tarifa del 2,3%".

En su opinión, si "alguien" dice que los mercados están descontando esa subida "alguien" podría cuestionar cómo se establece el coste de la energía, a lo que añadió que él quiere seguir pensado que se fija mediante una subasta entre generadores de la electricidad y comercializadores.

Hasta la revisión de octubre, la TUR no había bajado nunca desde su entrada en vigor en 2009, ya que, habitualmente, cuando el coste de la energía caía, el Gobierno aumentaba o congelaba los peajes para atajar el déficit de tarifa con subidas del recibo más suaves.

En abril, la TUR, a la que están acogidos unos 20 millones de hogares y pymes, subió el subió el 4% y en julio el 7%. Esta tarifa se factura a los hogares que no se han cambiado al mercado liberalizado, es decir, aquellos que no han optado por contratar las ofertas comerciales que ofrecen las compañías, y que sacan al cliente de la TUR.

LOS ESPECIALISTAS

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El altavoz del Marketing de Escucha Activa: 7 claves de éxito

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Nicolás Infer y Nacho Prada

Amazon y el videojuego en directo. ¿El nuevo El Dorado?

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00