martes, 21 octubre 2014

Está pasando

Operación policial en Madrid y Valencia

Gerardo Díaz-Ferrán, detenido

  • El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán ha sido detenido hoy en Madrid por un delito de alzamiento de bienes. En el marco de la misma operación también han sido detenidos los principales ejecutivos del despacho valenciano Aszendia, con Ángel de Cabo -que adquirió Marsans- a la cabeza.
Temas relacionados:

Inmediaciones de la vivienda de Gerardo Díaz-Ferrán en Madrid

EFE

El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán ha sido detenido hoy en Madrid por un delito de alzamiento de bienes. Según fuentes judiciales también ha sido detenido Ángel de Cabo, el empresario que adquirió la compañía de viajes a Díaz-Ferrán y un año después se hizo con Nueva Rumasa. Junto a él, según las mismas fuentes, han sido detenidos los principales ejecutivos de la firma valenciana, entre ellos Iván Losada, director general de la compañía. "Las detenciones de los valencianos debió producirse anoche, hoy las oficinas del grupo están cerradas a cal y canto", explican las mismas fuentes.

Fuentes consultadas por Efe informan que las detenciones se han producido por ocultar bienes por unos 45 millones de euros a Meliá, Viajes Iberojet, Pullmantur y AC Hoteles, deuda que investiga el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. Fuentes consultadas por este diario en la Audiencia Nacional confirman que las detenciones están relacionadas con investigaciones seguidas por el juez Eloy Velasco y que se han producido nueve registros en domicilios y sedes empresariales y que entre los delitos imputados están los de insolvencia punible y blanqueo de capitales. En estos registros la policía encontrado en la casa del expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán 150.000 euros en metálico y un kilo de oro, mientras que en la del empresario valenciano Ángel de Cabo, actual dueño de Nueva Rumasa y del grupo Viajes Marsans, se ha hallado un millón de euros.

En el domicilio de otro de los arrestados, Susana Mora, que realizaba funciones de secretaria, se han hallado 400.000 euros también en metálico.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco investiga si Gerardo Díaz Ferrán trató de ocultar a través de una sociedad interpuesta la propiedad de dos pisos de lujo en Nueva York, un chalet en Calviá (Mallorca) y un yate.

Las operaciones de compra-venta de los pisos de Nueva York se habrían llevado a cabo a través de la sociedad Holdisan Inversiones y sus dos filiales Holdisan Inversiones Nueva York y Holdisan Central Park LLC, que en junio de 2007 adquirieron dos apartamentos en el hotel Plaza de la ciudad estadounidense por los que pagaron, respectivamente, 7,8 y 2,7 millones de dólares.

La representante de las filiales norteamericanas en estas operaciones de compraventa habría sido Marta Díaz, hija de Díaz Ferrán. En marzo de 2010, según las citadas fuentes, ambas sociedades constituyeron una hipoteca conjunta sobre las dos propiedades con el Banco Sabadell por valor de 5,7 millones de euros.

Las hoteleras y operadores, Meliá, Viajes Iberojet, Pullmantur y AC Hoteles, presentaron una querella contra De Cabo, Díaz Ferrán y su antiguo socio Gonzalo Pascual (que falleció el pasado mes de junio) al entender que ocultaron parte de su patrimonio con el fin de evitar posibles embargos, según fuentes jurídicas. Fuentes judiciales consultadas por este diario apuntan también como motivo de las detenciones el caso de los 4,9 millones de euros bloqueados este verano en Suiza que formaban parte de una empresa irlandesa de Marsans.

Díaz Ferrán acordó, con su socio recientemente fallecido Gonzalo Pascual, la venta de Marsans a De Cabo a mediados de 2010, prácticamente al mismo tiempo que el grupo de viajes, hoy en liquidación, se declaraba en concurso. El expropietario de Marsans no ha evitado los juzgados por temas relacionados con su anterior compañía a pesar del traspaso de la misma a De Cabo.

El expresidente de CEOE tuvo que declarar el pasado mes de febrero en la Audiencia Nacional en calidad de imputado, acusado por el ministerio fiscal de apropiarse del dinero pagado por los clientes de Marsans en lugar de entregarlos a los proveedores.

También el fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Ángel Carballo ha solicitado penas de prisión de dos años y cuatro meses para Díaz Ferrán por presunto delito contra la Hacienda pública en la operación de compra de Aerolíneas Argentinas.

El concurso de una de sus empresas, Seguros Mercurio, ha sido declarado culpable y él inhabilitado para administrar empresas durante 15 años. La juez del concurso de Marsans se pronunciará próximamente sobre la culpabilidad del concurso de la compañía.

El triángulo Díaz Ferrán, De Cabo y Ruiz-Mateos

El expresidente de CEOE y expropietario del grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, y el fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, tienen en común que ambos traspasaron sus anteriores compañías cuando estaban en concurso de acreedores a Ángel de Cabo, empresario al frente del grupo valenciano Aszendia especializado en reestructuración y liquidación de empresas. Tras entrar en contacto, la presión judicial sobre todos ellos se ha disparado.

Un auto de la Audiencia Nacional conocido en julio, en el que se informaba del bloqueo a Ángel de Cabo de 4,9 millones de euros en Suiza, vincula a los tres, al menos, a través de sus sociedades.

Según un informe de la unidad policial de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), los 4,9 millones procederían de una empresa irlandesa de Marsans. Sin embargo, los bienes trabados por la fiscalía suiza lo fueron en el transcurso de una investigación abierta en la Audiencia Nacional por los pagarés ofrecidos por Nueva Rumasa.

El juez Pablo Ruz, titular del Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional, el mismo que informó el viernes sobre el bloqueo en Suiza de 4,9 millones a Ángel de Cabo, admitió a trámite en junio de 2011 una querella contra José María Ruiz-Mateos, su esposa, María Teresa Rivero, y sus seis hijos varones y un sobrino presentada por 63 querellantes representados por el despacho Martínez Echeverría.

El 28 de febrero de este año De Cabo tuvo que declarar ante el juez Ruz imputado por presuntos delitos de blanqueo de capitales e insolvencia relacionados con Nueva Rumasa. Ese día su abogado, Tomás Meliá, comentó que el empresario valenciano estudiaba demandar a los Ruiz-Mateos.

LOS ESPECIALISTAS

ORE

El GEFE

María Graciani

Imagen de Obama hoy, versus legado a largo plazo

EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

A VUELTAS CON LA INFLACION

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00