domingo, 21 de diciembre de 2014

Está pasando

Para invertir

Invertir en clubes de fútbol, ¿negocio o fiasco?

  • Los éxitos logrados en el campo no siempre son garantía de rentabilidad.
Temas relacionados:

La plantilla de la Juventus de Turín, tras un gol en un partido de Liga de Campeones, este año.

REUTERS

Cosechar éxitos deportivos en el césped y llenar las vitrinas de títulos no es garantía de una buena evolución en Bolsa. Y si no que se lo pregunten a la Juventus italiana, actual campeón de la liga de este país. A punto de acabar el año, las acciones del club italiano caen un 30% y estas pérdidas se elevan a al 72% para los que adquirieron acciones del club en su debut en Bolsa en 2003, cuando se estrenó a 0,74 euros. Hoy cotiza en 0,20 euros.

No es el único caso, otro club histórico como el Ajax holandés no escapa de las caídas. Los que acudieron a su salida a Bolsa en el año 1998 a 14,75 euros han visto caer sus acciones a niveles de 6,17 euros. En el corto plazo, las cosas no han mejorado demasiado. Desde enero, los títulos del Ajax sufren un recorte del 13%.

Estos clubes y 22 más forman parte del índice de Bloomberg especializado en fútbol europeo. Aunque desde su creación en 2001 acumula unas pérdidas que superan el 30%, en los últimos 11 meses la cosa no ha ido tan mal y avanza posiciones. Aunque la Juventus y el Ajax son la cruz de este índice, hay otros equipos que muestran una excelente evolución en el índice. El alemán Borussia de Dortmund, que hace varias semanas se enfrentó al Real Madrid en la Liga de Campeones, es el mejor valor del índice europeo con una revalorización del 41% desde enero. A pesar de estas importantes ganancias, lejos quedan los 9,21 euros que llegó a tocar en octubre de 2010.

Ningún club español cotiza en Bolsa hasta ahora, aunque David Galán, director de Bolsa General, explica que el Atlético de Madrid llegó a planteárselo en algún momento. Las razones de por qué los equipos no han recurrido a esta vía de financiación son variadas. "Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna no son sociedades anónimas y por tanto no cabe esa posibilidad" explica el analista.

Por otro lado, existen otras vías de financiación para estas peculiares empresas que, a juicio de Galán, "están más preocupados de los éxitos deportivos que de la rentabilidad, por ello el brutal endeudamiento de los equipos".

Los clubes españoles debían a Hacienda 752 millones de euros en abril de este año. En un momento de recortes brutal donde se está poniendo en jaque el sistema de bienestar que disfrutábamos los españoles, parece que el Gobierno ha tomado la decisión de no prolongar la permisividad de deudas de los clubes con el fisco y se propone recaudar lo máximo posible y saldar sus deudas", explica Galán en un informe.

El experto asegura que la situación del fútbol en general ha provocado un cambio en el mercado de fichajes donde prevaleció la austeridad en el gasto, lejos de aquellos alardes que se realizaban en 2006 o 2007, en plena burbuja de la economía española o el hecho de que, cada vez, se apueste más por la cantera, a falta de dinero para fichar.

La necesidad de financiación de los clubes de fútbol ha provocado la entrada de multimillonarios en equipos, como Abramovich en el Chelsea o jeques en otros equipos como Paris Saint Germain o en el caso español, en el Málaga.

Además, los expertos recuerdan que otra de las fórmulas utilizadas ha sido la compra de fichajes a través de fondos de inversión, por la cual cada vez es más común que estos fondos compren los derechos de traspaso sobre determinados futbolistas y sean ellos los auténticos dueños de numerosos futbolistas y no los de equipos como tradicionalmente ocurría.

La búsqueda de financiación en las salidas a Bolsa es una buena fórmula para obtener liquidez para cualquier empresa. En agosto pasado, el Manchester United comenzó a cotizar en el NYSE tras recaudar 232 millones de dólares con la oferta pública de venta de acciones (OPV). Galán recuerda que este equipo lidera actualmente la lista Forbes de los diez clubes más valiosos del mundo por delante de Real Madrid y Barcelona, cifrando su valor en 2.230 millones de dólares.

"Si los clubes españoles salieran a Bolsa sería una buena operación para la compañía pero mala para los inversores ya que para sacar el mayor provecho posible, el club saldría a cotizar con una valoración muy alta pero daría poco recorrido al precio de la acción. Además, buscan la rentabilidad deportiva, más que la rentabilidad económica", explica Galán.

Valores volátiles y con poco volumen

La enorme volatilidad que sufren estos valores unido al escaso volumen de negocio que registran convierten a estas compañías en poco líquidas. Elegir clubes deportivos para invertir implica diversos riesgos.

A los vaivenes que registran sus cotizaciones se añade que su evolución en los mercados puede estar demasiado vinculada a los posibles éxitos deportivos que va cosechando e incluso los gastos en los que puedan incurrir a la hora de hacer fichajes de jugadores, tal y como explican los expertos.

David Galán, de Bolsa General, señala que en caso de que algun equipo español comenzara a cotizar en Bolsa lo haría en el segmento del Mercado Alternativo Bursátil (MAB)_para empresas en expansión. A los Bodaclick, Imaginarium, Zinkia o Gowex, se podrían unir en breve Zaragoza, Atletico de Madrid o Deportivo de la Coruña, asegura.

El MAB cuenta con 21 compañías, de las cuales cuatro se estrenaron en los primeros meses de 2012. Sin embargo, la aversión al riesgo que ha dominado en los mercados en los últimos meses no ha favorecido a este mercado, ya que como recordaba Jesus Muela, de Gaesco GVC, en estos momentos, los inversores están condicionados por el actual momento de mercado en el que la preferencia es invertir en compañías líquidas y a la vez con negocios consolidados.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00