viernes, 24 octubre 2014

Está pasando

favorece a la industria pero no a la cogeneración y los ciclos combinados

El PP propone subir del 6% al 7% el impuesto eléctrico para bajar el del gas

  • El Grupo Popular en el Senado ha propuesto una reducción del futuro impuesto al consumo de gas, cuya caída de la recaudación se compensaría aumentando el impuesto a la generación eléctrica del 6% al 7%.
Temas relacionados:

Tendidos de alta tensión

REUTERS

Las presiones de la industria contra los tributos del proyecto de ley de medidas fiscales al sector energético que se tramita en el Parlamento, han dado sus frutos, aunque de una manera desequilibrada. Así, el Grupo Popular en el Senado introdujo el jueves por la noche varias enmiendas por las que se propone bajar de 0,65 a 0,15 euros por gigajulios de gas, el llamado céntimo verde (que es, en realidad, un tipo del impuesto de hidrocarburos) al gas para usos industriales.

Sin embargo, esta ventaja no la disfrutará ni el gas para generación eléctrica (ciclos combinados)_ni las cogeneradoras, lo que ha provocado un profundo malestar en algunos sectores, como el papelero. Además, para compensar la rebaja de la recaudación que supone esa medida, los populares proponen aumentar del 6% al 7% el impuesto que gravará a partir del 1 de enero todo tipo de generación eléctrica. Las eléctricas se han opuesto al considerar que se les aplicará una doble imposición al tributar por producir electricidad y por el gas que consumen sus ciclos combinados. El PP también ha propuesto un aumento de las cargas fiscales al carbón y el fuelóleo.

Otra de las enmiendas hace referencia a los costes del sistema eléctrico que deberán asumir las Cuentas Públicas cada año. En la misma, que supone una modificación de las disposiciones del texto legal, se especifica que los Presupuestos deben destinar "un importe equivalente a la estimación de la recaudación anual correspondiente al Estado derivada de los tributos y cánones incluidos en la ley". También un máximo de 500 millones de euros de los que se recaude en las subastas de derechos de emisión de CO2 a partir de 2013 y cuya recaudación correrá a cargo del Estado.

Respecto al futuro tipo reducido al gas para usos industriales, el objetivo es "no desincentivar el uso del gas natural y evitar que estos usuarios opten por otro combustible de menor coste y mayor impacto ambiental". También, según la enmienda para cumplir con la normativa comunitaria que permite diferenciar para un mismo producto una imposición distinta por países, pero respetando los mínimos que establece la UE. "Se trata de una exención necesaria para mantener la competitividad del sector industrial", subraya la enmienda.

Enmiendas socialistas

Respecto al impuesto sobre los residuos radiactivos en instalaciones centralizadas (el futuro ATC), una de las enmiendas aclara que se entiende por centralizada "toda aquella actividad consistente en la inmovilización temporal o definitiva, con independencia del lugar". De esta manera, el gravamen se aplicará a cualquier tipo de residuo radiactivo, sea cual sea el lugar de almacenamiento. Se exceptúan los residuos procedentes de actividades médicas o científicas.

Por su parte, el grupo socialista ha propuesto en varias enmiendas que no se grave con el impuesto eléctrico a las actividades cuyos ingresos se consideran regulados (las renovables); exceptuar del mismo a los sistemas extrapeninsulares y las instalaciones de bombeo; que se elimine cuando se haya resuelto el problema del déficit de tarifa y que a la cogeneración se le grave solo con el 2%.

Acogen: "Esto es el deshaucio de la cogeneración"

Las enmiendas del PP en el Senado han provocado un profundo malestar entre los cogeneradores industriales, que se van a quedar fuera de la rebaja propuesta del impuesto al gas. La asociación del sector, Acogen, criticó duramente el viernes que "el gas industrial, cuando sea utilizado para la cogeneración, tendrá un gravamen cuatro veces superior". Así, añade, el Gobierno quiere "recaudar unos 650 millones". Además, según indicó Acogen en una nota de prensa, "la electricidad para la industria subiría un 17% con la nueva imposición propuesta por el PP".

Los cogeneradores recuerdan que todos los partidos políticos, salvo el PP "han propuesto enmiendas a favor de la cogeneración y su industria asociada, radicalmente contrarias al suicidio industrial al que el Gobierno aboca al país".

Por su parte, el presidente de Endesa, Borja Prado, consideró "francamente preocupante" las enmiendas eel PP, porque supondrán una "nueva penalización" al sector eléctrico. Los últimos retoques van por "un camino no bueno y no oportuno", indicó Prado. "Si es real, es una nueva penalización al sector, que ya ha resultado penalizado en dos ocasiones con diferentes decretos ley a lo largo de este año siendo nosotros, que somos un motor de crecimiento".

Soria prometió su apoyos a Fabra

Que el tributo al gas se rebajaría para los industriales era un secreto a voces. Fuentes del sector aseguran que el titular de Industria, José Manuel Soria, se había comprometido con el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, a proteger al sector de la cerámica y el azulejo. Otros sectores como el papelero, que aprovecha sus procesos para cogeneración,se han sentido discriminados al respecto.

LOS ESPECIALISTAS

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00