viernes, 18 abril 2014

Está pasando

José Antonio Villasante. Director general de la división global de Santander Universidades

"La mejor estrategia es invertir en educación"

  • Dirige el proyecto global de Santander Universidades, una iniciativa en la que se ha volcado personalmente el presidente de Banco Santander, Emilio Botín, el mayor mecenas en estos momentos de los campus españoles.

José Antonio Villasante

José Antonio Villasante es uno de los artífices del programa de prácticas profesionales para universitarios en pymes, promovido por Banco Santander, junto con la CRUE y Cepyme, para facilitar el acceso de los jóvenes al mundo laboral. La iniciativa recibió el premio de CincoDías en la categoría de acción más innovadora ligada a la universidad.

Pregunta. ¿Es esta institución una de las palancas para el crecimiento económico en España?

Respuesta. Es un actor clave para que logremos un desarrollo social y económico sostenible en la economía global del conocimiento en la que estamos viviendo, y si no es así estaremos introduciendo graves riesgos sobre la fortaleza y autonomía de nuestro futuro como país. Dos tercios de la ciencia e investigación española se llevan a cabo en los centros tecnológicos y laboratorios universitarios. Por otra parte, la posición internacional de nuestro país y la competitividad de nuestras empresas requiere contar con un capital humano cada vez mejor preparado en conocimientos, competencias y actitudes. Necesitamos tensar las capacidades y fortalezas de nuestras universidades, que son muchas, y volcar todo su activo intelectual al servicio del desarrollo económico de España.

P. ¿Qué objetivos a medio y largo plazo se contemplan en el programa de becas de Santander-CRUE-Cepyme?

R. Hay un objetivo inmediato evidente: contribuir a una mejor formación del universitario a través de una experiencia práctica en el mundo de la empresa, lo que complementa y ayuda a aterrizar el bagaje de conocimientos teóricos adquirido en las aulas a la vez que le prepara para su futura inserción profesional. El 43% de los becarios en el año 2012 han recibido propuestas de las empresas en las que han realizado sus prácticas para prolongar su vinculación con la misma. Establecer y estrechar relaciones de colaboración entre la academia y el mundo productivo tiene un impacto a medio y largo plazo de extraordinario valor.

En la primera edición de este programa de becas, el 47% de las pymes participantes han afirmado que era la primera vez que se relacionaban con una universidad. Tenemos que cambiar este alejamiento entre la universidad y la empresa. Solo con una colaboración intensa y eficiente es posible alimentar el ciclo de la innovación y de la competitividad para crear riqueza y generar empleo estable y de alto valor añadido.

P. ¿Con la falta de recursos en la Administración pública deberían tomar el testigo las empresas españolas para financiar este tipo de programas en las universidades?

R. La responsabilidad es y seguirá siendo de todos, de los gestores universitarios, de los responsables públicos y de los empresarios. Creo que, como hemos hecho en este programa de becas de prácticas profesionales en pymes, hay que hacer el esfuerzo de sumar voluntades, flexibilizar las respectivas visiones e innovar en las fórmulas con las que veníamos trabajando. Si pretendemos resultados diferentes y positivos, tendemos que hacer cosas nuevas y de otra manera.

P. En las últimas juntas de Universia están siendo aclamados, cada vez más y debido a los apuros económicos que tienen las universidades española, por los rectores. Banco Santander se ha convertido en el gran mecenas de las universidades. ¿Cree que habría que recuperar esta figura y apostar más por la educación?

R. La mejor estrategia que las empresas pueden llevar a cabo para avanzar hacia sociedades más abiertas, armónicas y prósperas pasa por invertir en educación. La verdadera riqueza de las naciones reside en la calidad educativa de sus ciudadanos, en su capacidad para generar nuevos conocimientos y su potencial para incorporar los avances científicos y tecnológicos a la actividad productiva e institucional. Banco Santander así lo entiende y trabaja de manera sistemática con el mundo universitario en todos los países donde operamos. Aportamos, en el último año, 120 millones de euros en mecenazgos de proyectos universitarios en 1.036 universidades con las que tenemos convenios bilaterales de colaboración.

"Preocupa la fuga de talento"

P. ¿Están preocupados por la fuga de talento?

R. Son muchos los jóvenes que están viendo frustrados sus proyectos personales de futuro para los que muchos se habían preparado en la universidad, además del coste y deterioro social que supone para nuestras capacidades de futuro. La salida al exterior es una vía de enriquecimiento personal y profesional que espero podamos recuperar más adelante. Nuestra preocupación mayor debe ser ayudar a crear las condiciones que faciliten el nacimiento y consolidación de empresas competitivas, innovadoras y exportadoras, capaces de ofrecer un empleo de calidad y estable a los jóvenes.

P. ¿Qué objetivos debe tener la universidad?

R. Comparto las conclusiones y recomendaciones de los mil rectores iberoamericanos reunidos en el II Encuentro Internacional de Universia en 2010. Todos tenemos la responsabilidad de avanzar hacia una universidad comprometida socialmente, sin fronteras, internacionalizada, formadora, creativa e innovadora.

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00