viernes, 25 abril 2014

Está pasando

La caída de reservas hace que muchos establecimientos opten por no abrir

Hoteles cerrados para el puente por falta de huéspedes

  • La patronal hotelera lleva alertando ya varios meses sobre la atonía del turismo nacional, lastrado por el repunte del paro, la rebaja de salarios, el alza de precios o la subida de impuestos. Esos temores, que no habían tenido reflejo en las estadísticas de la temporada alta, sí se han traducido en caídas de actividad y ocupación a partir del mes de octubre. Por eso, muchos hoteles han optado por no abrir el próximo puente.
Temas relacionados:

Las pernoctaciones han descendido un 3,6% y los movimientos de los residentes han retrocedido un 1%. La ocupación en el Puente del Pilar fue testimonial y las previsiones para el Puente de la Constitución (del 6 al 9 de diciembre) son aún peores. "Ni están ni se les espera a los turistas", enfatiza Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

No es una frase hecha. Muchos hoteleros de Galicia y Asturias, los dos destinos que más están sufriendo por la contracción del turismo nacional, han optado por una medida drástica ante el desplome de la ocupación y el incremento de las pérdidas: cerrar los hoteles en el puente de diciembre.

Se trata de establecimientos que no permanecen abiertos todo el año y solo lo hacen en temporada alta y en fechas señaladas como Semana Santa, Navidad y puentes. Así, optar por echar el cierre ante un puente de cuatro días como el de esta semana es una decisión muy difícil, si se tiene en cuenta que son fechas en las que tradicionalmente se produce un gran movimiento de turistas ávidos por conocer destinos rurales y por la práctica del esquí.

"Eso era antes, ahora la gente mira más el dinero y solo le preocupa cómo llegar a fin de mes", subraya un empresario asturiano que no abrirá su establecimiento durante esos días. Una tesis que viene refrendada por la brusca caída de ocupación registrada este mismo puente los últimos años, según los datos recopilados por el Instituto de E studios Turísticos, dependiente de Industria.

En 2009 se ocuparon el 68% de las camas, con un porcentaje del 71% en casas rurales y del 65% para destinos de interior. Un año después se registraron niveles similares. El desplome del turismo nacional se produjo en 2011. En los seis días que duró el Puente de la Constitución, el nivel de ocupación no llegó ni al 50% y apenas se vendió el 40% de las camas en turismo rural y en interior.

Turismo extranjero

Las previsiones para este año son aún peores. Asturias ha registrado el peor octubre en pernoctaciones desde 2003 y eso ha provocado que los hoteleros hayan tirado los precios hasta llegar a cobrar 44 euros por una habitación doble en un hotel de cuatro estrellas. "Estamos vendiendo un 60% más barato que hace diez años", subrayan esas mismas fuentes.

Ese desplome de la ocupación, lejos de acotarse a una zona determinada del interior, se está extendiendo a los enclaves de sol y playa de la Comunidad Valenciana y de la Costa Brava. El mejor exponente es Benidorm, destino tradicional de los jubilados españoles durante los meses de invierno, que cerrará en temporada baja 38 hoteles, cuatro más que el año pasado.

Los empresarios han optado por echar la persiana ante la falta de demanda, en especial tras el recorte presupuestario sufrido por los viajes del Imserso. Los malos resultados de octubre vaticinan un cierre de año nefasto. Ese mes, la llegada de turistas nacionales retrocedió al nivel de 2009, mientras que las pernoctaciones lo hicieron al de 2005.

Ese deterioro, sin embargo, no se ha producido en el caso del turismo extranjero, que protagonizó descensos testimoniales, conservando prácticamente las mismas cifras de octubre de 2011. "Tenemos datos de reservas de noviembre y diciembre con caídas de ocupación del 15% en los hoteles que contratan con el Imserso", recalca Molas.

La CEOE presiona al Ejecutivo en busca de soluciones

Consciente de que deben aumentar la presión al Ejecutivo para evitar que la sangría del turismo nacional siga extendiéndose a otros destinos, el Consejo de Turismo de CEOE mantendrá una reunión con el ministro del ramo, José Manuel Soria, el próximo 11 de diciembre, apenas dos días después de que haya acabado el puente de diciembre.

Joan Gaspart, presidente del Consejo y vicepresidente de Cehat, ejercerá de portavoz con dos propuestas claras: más dinero para las plazas del Imserso de 2013 y ayudas para aquellos hoteleros que están sufriendo y que van a sufrir la caída del turismo nacional.

Respecto a la primera, CEOE no ha logrado incluir algún fondo adicional para el Imserso dentro de la negociación de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado, por lo que pedirá a Soria que eleve la dotación para ese programa.

También insistirán en reclamar una rebaja de cotizaciones a los hoteleros y si, tal y como ha ocurrido en anteriores ocasiones, no logran una respuesta positiva, exigirán aplazamientos de los pagos a la Seguridad Social sin intereses como medida de emergencia para evitar cierres empresariales.

El Gobierno, por su parte, ya ha recalcado en varias ocasiones que existe escaso margen para poner en marcha más ayudas.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00