jueves, 28 agosto 2014

Está pasando

Los administradores deben más de 700.000 euros a la Seguridad Social

Hacienda embarga por segunda vez el asador madrileño "El Frontón"

  • Parte de la plantilla del conocido asador ha acudido hoy mismo a denunciar a la empresa ante la Inspección de Trabajo, ya que además de no recibir sus nóminas no tienen ningún documento que acredite que se han quedado en paro, por lo que ni siquiera saben si podrán optar a una prestación por desempleo.
Temas relacionados:

Agentes de la Agencia Tributaria se han personado hoy por segunda vez en pocas semanas en las dos sedes del restaurante madrileño "El Frontón" para embargar mobiliario y otros enseres, después de que los dueños hayan incumplido el acuerdo al que se había llegado tras la primera visita.

La primera vez los hechos se produjeron mientras el asador estaba abierto al público y con clientela, pero en esta ocasión no ha sido así, debido a que se ha efectuado la operación durante la mañana.

Los administradores deben más 700.000 euros a la Seguridad Social y otros 300.000 a Hacienda, además de entre dos y tres meses de salarios a sus trabajadores, que son alrededor de una treintena entre los dos locales (Pedro Muguruza, 8 y Velázquez, 54), según han asegurado algunos de ellos.

Parte de la plantilla del conocido asador ha acudido hoy mismo a denunciar a la empresa ante la Inspección de Trabajo, ya que además de no recibir sus nóminas no tienen ningún documento que acredite que se han quedado en paro, por lo que ni siquiera saben si podrán optar a una prestación por desempleo.

"No ha sido una sorpresa, nos lo veíamos venir porque deben dinero a todo el mundo", ha explicado Ascensión Portillo, que lleva 32 años trabajando para el restaurante, en los últimos cuatro años como encargada de la sede de Velázquez. Ella es una de las trabajadoras que ha decidido denunciar a la empresa, que a su juicio "es la que ha provocado esto". "Nosotros estábamos trabajando, no como antes, porque nadie trabaja como antes, pero lo suficiente para seguir adelante. Y si no pagaban a nadie ¿dónde está el dinero?" se pregunta.

Esta es también la opinión de los camareros José Luis Cuesta y Beatriz García Gómez, que se declaran "utilizados" y que lamentan que "nunca podemos hablar con nadie" responsable que les explique la situación.

Mientras los operarios de la Agencia Tributaria llenan dos camiones de mudanzas con mesas, sillas, cámaras frigoríficas, y otras cajas llenas de objetos diversos, se acercan a las inmediaciones de la sede de Pedro Muguruza José Manuel Martín y su hijo Jesús Manuel, despedidos hace un año después de trabajar como carniceros para el asador, 23 años en el primer caso y 12 en el segundo. Según han explicado, ambos tienen varios juicios ganados contra la empresa, ya que les deben seis nóminas a cada uno -aseguran- y 150.000 y 20.000 euros de indemnización respectivamente.

"El restaurante va bien, aquí viene mucha gente conocida y de dinero, los menús valen de 70 a 80 euros. Se ha ganado mucho dinero, pero se lo deben llevar para otras empresas", opinan de la actual situación, sobre la que Efe ha intentado recabar, sin éxito, la versión de algún representante de los propietarios en el lugar de los hechos.

LOS ESPECIALISTAS

¿PRIVI o PRIMO?

El GEFE

María Graciani

SIEMPRE POSITIVOS...NUNCA NEGATIVOS

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Desde Rusia sin amor

Liberalismo social

Alexandre Muns

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00