miércoles, 16 abril 2014

Está pasando

Guillermo Ulacia, presidente de la Agencia Vasca de Innovación, Innobasque

"El sur es más que ladrillo, tenemos tejido industrial"

  • Guillermo Ulacia (Barakaldo, 1954) revalidó en mayo su segundo mandato al frente de la Agencia Vasca de Innovación, Innobasque. El ex presidente de Gamesa quiere desde esa atalaya convertir al País Vasco en una plaza mundial ineludible para las tecnologías limpias. Va por buen camino. Bilbao acogerá en abril de 2013 el encuentro empresarial Cleantch Forum Europe, al que cada año acuden cerca de 400 directivos, inversores, start-up en busca de financiación y grandes corporaciones con nuevas ideas. Innobasque ha logrado atraer a esta metrópoli la novena edición del encuentro que hasta ahora no se movía de las capitales del norte de Europa.
Temas relacionados:

Pregunta. ¿Van a levantar un Silicon Valley de tecnologías limpias en España?

Respuesta. No nos gusta decir que somos Silicon Valley porque parece que somos imitadores. Somos innovadores y tenemos que darle importancia a una iniciativa estratégica para crear un polo de desarrollo de tecnologías limpias en el sur de Europa que sea un referente a nivel mundial basado en una clara orientación de ventas en mercados globales en todo el mundo.

P. ¿Una forma de que las empresas se queden aquí?

"Queremos buscar sinergias con las empresas latinoamericanas para competir a nivel mundial. Hasta ahora, nadie las había buscado"

"Pocos conocen la palabra innovación y muy pocos la desplegamos con todo el potencial que tiene. España necesita seguir invirtiendo en I+D"

R. El crecimiento demográfico a nivel mundial se está produciendo en países que no pertenecen a la OCDE, es imparable y exige mejorar la productividad de todos los recursos naturales necesarios para la supervivencia de la humanidad. ¿Cómo? Incorporando nuevos avances tecnológicos que faciliten esta mejora de productividad y nuevos modelos de empresa.

Las ciudades serán centros tractores del crecimiento mundial, tenemos que plantearnos modelos de negocio diferentes de los que hemos venido desarrollando hasta ahora para conseguir proyectos en esas ciudades. En el País Vasco, tenemos una masa crítica de empresas, conocimiento y posicionamiento en el mercado.

P. ¿Y las tecnologías limpias ofrecen ese cambio de modelo de empresa menos rígida, que se comunique mejor con jóvenes empresarios con ideas pero sin medios?

R. Es evidente que la tecnología permitirá facilitar nuevos hábitos de consumo. También nos tiene que permitir introducir esos factores de mejora de productividad para mantener el crecimiento a nivel mundial. Hasta ahora las empresas se aproximaban a este mercado por responsabilidad, hoy ha cambiado esa mentalidad hacia la creencia de que las tecnologías limpias mejoran la competitividad.

Ya no es sólo un mercado sino un factor de mejora de costes y aumento de beneficios, un cambio de paradigma importante. Todos aquellos que no escuchen este cambio tomarán decisiones equivocadas que pondrán en riesgo a las compañías.

P. Pero la innovación necesita inversión y tiempo para que surta efecto. ¿Puede ofrecer una solución a corto plazo para crear empleo?

R. Las tecnologías de la comunicación o el desarrollo de la propiedad intelectual son medidas innovadoras que producen efectos a corto plazo. No es sólo I+D. Lo que proponemos es acelerar todo lo relacionado con la innovación intangible, que tiene un gran impacto en la mejora de la productividad.

P. Díganselo al Gobierno, que todos aquí lo sepan...

R. Pocos conocen el significado de la palabra innovación, pocos mantenemos una definición común y muy pocos desplegamos la innovación con todo el potencial que tiene. España necesita seguir invirtiendo en I+D+i.

P. ¿Atraerán inversión y empresas españolas?

R. Una de las iniciativas es reunir a expertos, inversores, empresas start-ups, pymes y grandes corporaciones que están poniendo en marcha la innovación abierta. Traeremos a 400 personas de Europa al País Vasco para identificar las tecnologías emergentes y tomar las decisiones adecuadas.

P. Y han aprovechado la marca del País Vasco...

R. Tenemos tejido industrial y vocación de vender nuestra tecnología en el mundo. La percepción de los expertos es que el sur invierte en infraestructuras y tiene buenas empresas con activos en renovables, pero que sin embargo somos muy poco creativos y tenemos déficit de desarrollo de nuevas tecnologías. Nosotros queremos convencerles de que esa afirmación es un mito. El sur también tiene capacidad de desarrollo tecnológico, buenos científicos, excelentes tecnólogos y una base empresarial que compite a nivel mundial. La potencia que tenemos va más allá del ladrillo.

P. En su encuentro habrá gran presencia de empresas de América Latina. ¿Ha pasado esta región de ser receptora de inversiones a inversor?

R. El mercado de las tecnologías limpias se está desplazando hacia el este y hacia el oeste. Queremos buscar sinergías con las empresas latinoamericanas para competir a nivel mundial con Estados Unidos, Asia y compañías del centro de Europa. Hasta ahora, nadie las había buscado.

"No sigamos hablando de generación perdida"

P. ¿Cómo decir a las jóvenes que innoven como salida a la crisis con cerca de un 50% de paro juvenil?

R. Primero, evitando que entren en depresión. No sigamos diciendo que son una generación perdida. Después, creando sistemas de emprendimiento para que los jóvenes puedan, con imaginación, crear sus propias empresas. El reto es cómo conectarlos con las grandes empresas pero manteniendo sus señas de identidad, evitar que características de creatividad y rapidez se vayan diluyendo dentro de la gran organización.

P. ¿Falta en España riesgo entre los jóvenes para emprender?

R. Hay muchos jóvenes con capacidad para asumir el riesgo. Lo que la sociedad tiene que cambiar para que haya mayor dinamismo es la tolerancia al fracaso. Cuando alguien inicia algo, si sale bien todo el mundo se lo reconoce, le da premios, pero si sale mal y cierra, automáticamente le colgamos la etiqueta de fracaso. Y cuando te vuelves a presentar nadie valora la propuesta, sino el fracaso. Eso hay que cambiarlo y asumir que se produzcan resultados negativos en una iniciativa empresarial. Sigamos teniendo confianza en ese tipo de personas.

LOS ESPECIALISTAS

Eurodiputados desaparecidos

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00