jueves, 24 julio 2014

Está pasando

Tendencias

La geotermia se impone a las estadísticas

Temas relacionados:

España no es Islandia. Su suelo no está plagado de zonas volcánicas humeantes donde el agua surge en forma de vapor a 200 grados de temperatura, que los islandeses han sabido aprovechar para generar electricidad sustituyendo la quema de petróleo. Pero la geotermia tiene muchas caras. La más pequeña de las energías renovables también sirve como sistema de climatización de viviendas y de edificios aprovechando el calor de unos 30 grados centígrados que se encuentra en múltiples zonas en España a menos de 250 metros bajo el suelo. Basta una bomba de calor subterránea para mantener un edificio a una temperatura constante en verano y en invierno con un ahorro directo en el recibo de la luz.

Este sector en España se queja de que pese a las bondades de la geotermia de baja temperatura -no consume suelo, evita importar petróleo, resulta imposible de deslocalizar y ahorra en la factura de la luz-, la Administración está ignorando su enorme potencial. España no cuenta con registro alguno de instalaciones térmicas, solo eléctricas porque reciben primas, de forma que resulta imposible saber cuántas plantas y pequeñas instalaciones que aprovechan el calor del subsuelo para enfriar y calentar edificios están en funcionamiento.

"En los rankings internacionales, España aparece con consumo cero porque no hay estadísticas, aunque sabemos que ya se ha superado con creces el potencial previsto en el Plan de Energías Renovables", explican desde el Instituto Geológico y Minero.

Solo Cataluña y Zaragoza, una de las ciudades más activas en geotermia somera, habrían superado el objetivo de 16 ktep de potencia instalada que el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) predecía en toda España para el año 2012. Unos 60 edificios e instalaciones del casco urbano de Zaragoza se calientan y se enfrían a partir de unos 150 pozos del agua del río Ebro. Como en esta ciudad, hospitales, hoteles, centros comerciales, viviendas, universidades y edificios públicos se suman en toda España a esta forma de climatización cuya instalación se amortiza en unos seis años, con un ahorro en el recibo de la luz desde el primer día de funcionamiento.

A falta de un marco regulatorio definido hasta 2009, cuando una directiva europea reconoció la geotermia somera como fuente de energía renovable, la mayoría de instalaciones de este tipo se han levantado en España sin subvenciones, y el Gobierno suprimirá a partir de enero de 2013 la ayuda del 30% a la inversión para la instalación de estos equipos.

La geotermia como una fuente más de energía renovable para generar electricidad lo tiene más complicado. Las zonas geológicas donde la tierra emana vapor de agua a más de 150 grados centígrados son escasas y se requieren inversiones millonarias en tecnología solo para saber dónde está el recurso. Canarias está entre las favoritas para sustituir la quema de carbón, gas y petróleo en la generación de energía eléctrica. La empresa australiana Petrotherm abrió oficina en España hace seis años por el potencial de estas islas, "pero cuando por fin asomamos la cabeza llegó la crisis y se suprimieron las primas. De no haber incentivos para investigar o una política de tarifas, será realmente difícil", indica Raúl Hidalgo, responsable de la compañía en España.

Esta compañía lleva invertidos tres millones de euros para sacar adelante una planta en Tenerife que sustituya el uso de las plantas de fuel y de gas que ahora abastecen de electricidad a la isla. "Si lo conseguimos, la energía eléctrica costaría entre 100 y 120 euros el megavatio, frente a los 160 euros actuales", matiza Hidalgo

Islandia o cómo abandonar el petróleo

Islandia lleva desde la década de los cuarenta reduciendo su dependencia del carbón y del petróleo. Este país apostó entonces por cambiar su modelo energético hacia fuentes de energía limpias, que se acentuó a raíz de la crisis del petróleo de los setenta. En 2010, la geotermia aportó el 66% de la energía primaria del país. "En ninguna otra nación la energía geotérmica juega un rol tan importante", según la Plataforma Española de Geotermia (Geoplat).

La hidráulica y la geotermia proporcionan en la actualidad el 85% del consumo energético de la isla, gracias a unas condiciones geológicas idóneas por la dispersión de volcanes. Islandia cuenta con seis centrales para generar electricidad a partir de zonas donde el suelo emana vapor de agua a 200 grados de tempera_tura, que se transforma en energía eléctrica.

LOS ESPECIALISTAS

La inversión residencial en Estados Unidos

La ventana a los mercados

Cortal Consors

ESTABILIDAD DE PRECIOS EXTERNOS

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

El turismo, los millennials y la innovación

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00